Tejo de Salas, Sitio Histórico

 

El año pasado me propuse visitar, al menos, los Sitios Históricos con tejo, y este año intentaré hacer lo mismo. Empiezo por Salas y la visita ha resultado como esperaba, el tejo sigue mal, con una copa aligerada de hojas y ramas y mucho musgo en alguna de ellas; es impactante comprobar el número de agallas que tiene este centenario.

Este ejemplar está siendo cuidado y esperemos que pronto se vea la mejoría. El campo de la iglesia tiene otro pie nada mas cruzar la puerta que da acceso al conjunto y que tiene una raíz enorme como intentando proteger al ejemplar con una gran cantidad del sistema radicular al aire, como se puede ver en la foto de la izquierda.

Este lugar es singular por su ubicación y por alguna de las tumbas que allí hay; en el recorrido por el cementerio me fijé en una pequeña, sin lápida ni nada que nos pueda indicar la persona que allí estaba enterrada pero sí había una vela, alguien lo tiene en la memoria y eso me ha conmovido.

Dejo un resumen de la visita en estas fotos del tronco del pie mas longevo, deseando que vaya mejorando la salud de estos dos ejemplares, aunque ya son muchos años y no parece que mi deseo se vaya a realizar; el otro elemento del conjunto, la iglesia, parece estar bien.

Anuncios

Sitio Histórico resumen 2018

Este año que acaba de terminar, el 2018, deja un recuerdo amargo de los tejos que han sido acogidos bajo el manto protector de la figura de Sitio Histórico. Si hiciésemos un resumen de estos 12 vetustos ejemplares, solo salvaríamos a dos, el de Perueño en la zona central y el Martul en la occidental. El resto sobrevive a duras penas, mas por sus ganas de vivir que por los cuidados que reciben; bien es cierto que los tejos tienen una capacidad de resistencia enorme y quizás, los cuatro que este año estaban mal (Abamia, Montoubo, Salas, y Santibanes), en el 2019 presenten mejor aspecto.

La ubicación de los mismos en la geografía astur está bastante compensada como se puede ver en el mapa.Si hiciésemos una valoración de los mismos con un criterio subjetivo y los clasificásemos en bueno, regular y malo tendríamos la siguiente gráfica:

Santa Coloma, Sitio Histórico

Tejo Santa Coloma pintado con WaterlogueSanta Coloma posee uno de los tejos de iglesia de mas edad que hay en el Principado de Asturias. Hace años se le concedió la figura de protección de Monumento Natural  (Decreto 75/1995) y hace bastantes menos la de Sitio Histórico al campo de la iglesia que comprende el edificio y dos tejos; todo esto no parece servir de mucho porque el estado de este Monumento Natural es lamentable, aunque hay que reconocer que en la visita de diciembre el suelo estaba bastante mejor que en otras anteriores ya que no había rodadas ni pisadas de animales pero si había una novedad y es que la cruz de madera ha sido sustituida por otra de hierro regalo de unos visitantes.

El día de la visita estaba soleado pero frío y eso hacía que el paisaje casi desnudo de la zona resultase mas desolador, mucho eólico, apenas árboles y los tejos de Santa Coloma siendo testigos mudos de lo que acontece.

delimitación SH Santa ColomaEste campo de la iglesia que ha recibido la figura de protección está ubicado en el concejo de Allande y está integrado por la iglesia, bajo la advocación de la Virgen del Carmen y un par de tejos, uno multicentenario con un altar de piedra a su pie y otro algo mas joven; toda la información se puede encontrar en  el BOPA.

El entorno está poco cuidado, con el cercado de madera roto y el abandono parece evidente. La copa muy rala, tanto es así que no se podría uno cobijar bajo la misma de la lluvia sin mojarse; espero que esta situación mejore. Como recuerdo de la visita realizada en diciembre de 2018 dejo un pequeño vídeo siendo la música de Ken Verheecke en JAMENDO.

Tejos de Rozadas, Sitio Histórico

Rozadas, lugar de los tejos, con gran cantidad de ejemplares al lado de las casas usados como cortavientos y cuatro en el campo de la iglesia. Este sitio me provoca sentimientos negarivos: por un lado me duele el abandono del patrimonio natural por parte de los que lo tienen que mantener y por otro lado siento impotencia al no poder conservar lo que hemos heredado; pero siempre hay algún vecino que lucha por que se conserve y esto siempre es positivo.

El episodio ocurrido hace unos años (2008) con el trazado de una carretera que se llevó por delante un número importante de tejos se quedó en mi memoria, pero no termina ahí la cosa ya que años mas tarde (2014) ocurrió un hecho que me produce tristeza cada vez que lo recuerdo y es la tala del arce de Rozadas, de la que se cumple hoy, día 12 de diciembre, 4 años. Quiero compartir un vídeo elaborado por la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza que recoge imágenes que muestran lo arboricidas que pueden llegar a ser algunas personas del concejo de Boal.

Después de este inciso que no puedo evitar, hay que reseñar que de los doce campos a los que se concedió la figura de Sitio Histórico este es el único que tiene cuatro ejemplares de tejo de gran tamaño porque están en un lugar que favorece el crecimiento pues no tienen nada que se lo impida y los días de niebla son abundantes. El campo de la iglesia está compuesto por la iglesia bajo la advocación de San Blas (fábrica de finales del s. XIX) y cuatro tejos centenarios, toda la información detallada se encuentra recogida en el BOPA (pág. 35 y ss.).

El estado de estos pies no es bueno, alguno de ellos tiene podas considerables y otros poseen una copa ligera, de tal forma que si nos situamos bajo ella podremos contemplar el cielo. Hace un tiempo había bastantes pisadas en el suelo y huellas de rodadas que esta vez no se veían y es de esperar que esta figura de protección sirva para que se conserven bien (aunque el día de la visita no había ningún cartel que indicase la protección que se le había concedido) y puedan seguir ahí unos cuantos siglos.

Rozadas es un lugar con muchos ejemplares, algunos de singularidad apreciable y que cuentan con un defensor, Félix González Sampedro, al que agradezco la labor de cuidado y vigilancia que lleva a cabo de este patrimonio tan valioso como olvidado.

Dejo aquí un resumen fotográfico de la visita

Montovo, Sitio Histórico

Montovo (Montoubu) es una localidad del concejo de Belmonte de Miranda, que tenía un tejo precioso, al que le concedieron el nivel de protección de Sitio Histórico. Cada vez que lo visito está peor, hace unos años decidieron podarlo y le quitaron una rama de gran tamaño en dirección al tejado de la iglesia, y desde entonces no parece que las cosas vayan bien para el ejemplar.

No me gusta que poden los árboles si no es estrictamente necesario, hacer daño a un ser vivo de forma gratuita no me parece correcto.

El lugar es bonito, es una entidad sigular con la categoría de aldea al que se accede por una carretera estrecha (BE-2) -con bastantes curvas- que nos permite contemplar el paisaje del concejo de Belmonte y, si la niebla no lo impide, ver el valle creado por el río Montovo. Una vez que llegamos, nos encontramos con un cartel indicador del teixu; a unos 13 kilómetros de la capital del concejo y con 22 habitantes en 2017 como indica el nomenclátor de sadei.

Su copa, de forma singular, que impresiona vista desde la carretera, está bastante alterada por sucesivas podas que han alterado su perfil, aunque sigue siendo hermoso. No obstante, cuando nos acercamos comprobamos la fragilidad de este pie centenario, con muchos claros en la copa y hojas que indican sufrimiento; el número de arilas es escaso y su tamaño tampoco impresiona. En la foto de la derecha se puede ver lo que estoy intentando explicar; es cierto que las imágenes no recogen la tristeza del ejemplar.

El campo de la iglesia, no estaba muy cuidado, el cercado del tejo estaba roto por algunos lados, lo que acentuaba mas la idea de deterioro. Toda la información referente al conjunto se encuentra en el BOPA a partir de la página 27.

Este pie parece que fue plantado en 1721, (BOPA, pág. 30)

“yo, domingo de alba de la Vega, natural de Quintana, cura de leiguarda, he plantado un texo delante de la puerta de la iglesia y lo hize la noche de santa oblalia del año de mil y setecientos y diez, y conociendo el gran adorno que era, envié al lugar de Fresnedo otro a mi costa, el 23 de septiembre de mil y setecientos diez y nueve y también envié otro, a mi costa, al lugar de Montovo, concejo de Grado, el veinte de febrero de mil y setecientos y veinte y uno, que está junto a la posada de la losa”

pero nada sabemos los años que tenía cuando se hizo; con esta fecha nos salen unos 300 años.

Nos gustaría ver como este tejo hembra sigue mucho tiempo más ahí, siendo testigo mudo de lo que suceda y con una imagen que nos transporta a la reflexión tranquila.

 

Tejo de Arangas, Sitio Histórico

Lugar bonito en el oriente astur, alejado del bullicio, apetece el paseo disfrutando de ese ruido diferente: pájaros, carros, algún mugido … es agradable estar allí, en Arangas. El estrés, esa señal que nos invita a aflojar, no tiene cabida en este lugar.

El significado de Arangas, según Xulio Concepción, es “valles pequeños” Bastantes arroyos hay en la zona que terminan llevando sus aguas al Casaño y se conserva algún molino; además hay tres cuevas que estivieron habitadas desde el paleolítico, aunque su acceso no es fácil. Esta aldea de la parroquia de Las Arenas, en el concejo de Cabrales, está a unos 7 kilómetros de la capital del concejo y tiene 55 habitantes en 2017, según el nomenclátor de sadei.

La iglesia de San Pablo, fábrica de 1610, con una torre campanario y próxima al Palacio de Navariego, incluido en el inventario del Patrimonio Cultural de Asturias según se recoge en la Resolución de 31 de agosto de 2018 es visible desde la carretera que comunica con Niserias; esta iglesia, tiene al lado un tejo hembra precioso. El conjunto, este campo, ha sido declarado Sitio Histórico; toda la información se encuentra en el BOPA a partir de la página 9.

Ver los tejos multicentenarios en Asturias deja un sentimiento de tristeza pues casi todos ellos están mal, el escaso cuidado, algunas veces parece abandono, no deja mucho lugar a la esperanza de que puedan estar ahí otros cuantos cientos de años. Este pie, a pesar de su ubicación privilegiada, no está pasando un buen momento, con muy pocas arilas, copa bastante rala y hoja triste no da buena sensación. Espero que la próxima vez que le visite haya recuperado su lozanía y -al menos- el color de sus hojas indique cierto vigor. En el tronco había un corte bastante grande que puede ser la puerta de entrada a infecciones.

Este tejo tiene la gran suerte de que los habitantes del lugar le quieren y han acudido al Ayuntamiento para que haga algo pues su copa se está secando; espero que soporte bien el invierno, sus 515 cm de perímetro indican la gran presencia del mismo.

San Martín del Mar, Sitio Histórico

San Martín del Mar, es una aldea y parroquia del concejo de Villaviciosa, muy cerca de la ría de Villaviciosa, frente a la isla del Monasterio.

El campo de la iglesia objeto de protección se puede ver en el BOPA y es bastante reducido; en el caso del tejo, se puede considerar que es mínimo porque gran parte del sistema radicular está en la finca colindante como se puede ver en la foto y en el texto que acompaña cuando dice:

Éstas parecen concentrarse en el entorno del murete que separa esta finca del recinto de la iglesia y en caso de que exista un cambio de destino del suelo y se opte por edificar una vivienda, es mas que probable que no se llegue a afectar este sector. De cualquier forma, si esto llega a suceder, sería conveniente supervisar las obras para impedir que se perjudique al tejo.”

Este ejemplar está delicado, hace un tiempo se cortó parte de la copa y tiene bastantes ramas secas y poca hoja, salvo en la parte inferior. Las arilas también son escasas.

Alguna de las actuaciones, a parte del trabajo en la copa, consistieron en eliminar parte del suelo que llegaba hasta el cuello del tejo; en la actualidad se eliminaron los rellenos del tronco y se puso un cierre de traviesas de madera a modo de corra protectora como se puede observar en la foto de la izquierda. Hay mucha información gráfica de este pie en la red.

Espero que aguante y podamos seguir disfrutando con su presencia muchos años, ese tronco de 420 cm es hermoso. La sociedad de Villaviciosa es cuidadosa con su patrimonio y seguro que hará todo lo posible para que tenga una larga vida.