Tejo de Bustantigo después de las obras

El tiempo se escurre a gran velocidad y hace casi un año que se llevaron a cabo las obras de mejora  en el entorno del tejo de Bustantigo en el concejo de Allande; por fin he podido ir a ver como había quedado y -en un día soleado y ventoso de este mes de diciembre- estuve haciendo unas fotos.

El concejo de Allande es enorme, con pocos habitantes, casi todos concentrados en la capital y el lugar de Busqueimado, a unos 23 kilómetros de la misma, Pola de Allande (La Puela), y 707 metros sobre el nivel del mar es un ejemplo de lo que digo, sus 14 habitantes en 2017 (nomenclátor sadei) de un total de 1742 en el concejo y las casas casi todas cerradas así lo indica.

Hace un tiempo la corporación decidió asignar una cantidad de dinero al arreglo de la zona donde vive el tejo de Bustantigo y las obras, que se iniciaron a principios de este año, consistieron en eliminar parte del encementado del suelo y sustiuirlo por zahorra y cerrar con una cadena la pequeña plaza en la que está con el fin de evitar que algún ganado despistado pudiese pisotear las raíces. Todo ello es de agradecer y espero que pronto este pie pueda presentar una lozanía de la que en este momento carece; el aspecto no era bueno pero supongo que estará acusando las obras. Como podemos ver en la foto de la derecha, tomada en 2008, comparada con la de diciembre de 2018 la copa ha perdido frondosidad; en la actualidad hay una parte que parece estar secando y la mas cercana al camino es la que está mejor.

Había bastantes ramas podadas, ramas pequeñas, y la hoja tenía un aspecto mortecino que daba al conjunto la sensación de fragilidad. Confío en que este pie con mas de 400 cm de perímetro se vaya recuperando y resista el invierno que por esas zonas es muy duro. Dejo unas fotos tomadas para que se vea un poco lo que comento. No es objeto de esta bitácora, pero el impacto visual de una estructura de ladrillo al lado del conjunto es demoledora y confiere una nota negativa en el entorno; en la foto de la izquierda se puede ver.

Agradecer a los promotores y ejecutores de estas obras y esperar a que el tejo recupere un poco copa.

 

Anuncios

Montovo, Sitio Histórico

Montovo (Montoubu) es una localidad del concejo de Belmonte de Miranda, que tenía un tejo precioso, al que le concedieron el nivel de protección de Sitio Histórico. Cada vez que lo visito está peor, hace unos años decidieron podarlo y le quitaron una rama de gran tamaño en dirección al tejado de la iglesia, y desde entonces no parece que las cosas vayan bien para el ejemplar.

No me gusta que poden los árboles si no es estrictamente necesario, hacer daño a un ser vivo de forma gratuita no me parece correcto.

El lugar es bonito, es una entidad sigular con la categoría de aldea al que se accede por una carretera estrecha (BE-2) -con bastantes curvas- que nos permite contemplar el paisaje del concejo de Belmonte y, si la niebla no lo impide, ver el valle creado por el río Montovo. Una vez que llegamos, nos encontramos con un cartel indicador del teixu; a unos 13 kilómetros de la capital del concejo y con 22 habitantes en 2017 como indica el nomenclátor de sadei.

Su copa, de forma singular, que impresiona vista desde la carretera, está bastante alterada por sucesivas podas que han alterado su perfil, aunque sigue siendo hermoso. No obstante, cuando nos acercamos comprobamos la fragilidad de este pie centenario, con muchos claros en la copa y hojas que indican sufrimiento; el número de arilas es escaso y su tamaño tampoco impresiona. En la foto de la derecha se puede ver lo que estoy intentando explicar; es cierto que las imágenes no recogen la tristeza del ejemplar.

El campo de la iglesia, no estaba muy cuidado, el cercado del tejo estaba roto por algunos lados, lo que acentuaba mas la idea de deterioro. Toda la información referente al conjunto se encuentra en el BOPA a partir de la página 27.

Este pie parece que fue plantado en 1721, (BOPA, pág. 30)

“yo, domingo de alba de la Vega, natural de Quintana, cura de leiguarda, he plantado un texo delante de la puerta de la iglesia y lo hize la noche de santa oblalia del año de mil y setecientos y diez, y conociendo el gran adorno que era, envié al lugar de Fresnedo otro a mi costa, el 23 de septiembre de mil y setecientos diez y nueve y también envié otro, a mi costa, al lugar de Montovo, concejo de Grado, el veinte de febrero de mil y setecientos y veinte y uno, que está junto a la posada de la losa”

pero nada sabemos los años que tenía cuando se hizo; con esta fecha nos salen unos 300 años.

Nos gustaría ver como este tejo hembra sigue mucho tiempo más ahí, siendo testigo mudo de lo que suceda y con una imagen que nos transporta a la reflexión tranquila.

 

Sarzol y el abandono

Hace unos años, cuando inicié este camino tejero, al crear la página puse una frase que pretendía ser un resumen de lo que aquí iba a recogerse “…rescatar del olvido al texu …” el texu continua olvidado, sobre todo, por la administración que parece no verlo. El caso de Sarzol es uno más de tantos como hay en esta región, este pequeño (32 habitantes según el nomenclator de sadei en 2017) lugar del concejo de Illano (Eilao) , en el occidente astur, tiene un espacio reducido ocupado por una teja multicentenaria y la ermita de Santa Eulalia, sobria, se puede decir que coqueta, allí erguida en aquel terreno pendiente y con un campanario austero y un techado de losas cubiertas de líquenes. El conjunto, supongo que valorado por los vecinos, se vio alterado con las obras de rehabilitación de una edificación pegada al tejo, las fotos han perdido parte de su encanto pero todo sea por mor del bienestar de los que allí residen.

Hacía un par de años que no lo visitaba y al llegar y ver el tejado hundido la sensación fue de tristeza al comprobar, una vez mas, como se abandona la gestión del patrimonio y no solo del natural. Una vecina de cierta edad con la que hablamos nos pidió ayuda porque a ellos nadie les hacía caso, no sé si es así o no, tampoco lo comprobamos; Lo único que hicimos fué enviar una carta a una dirección de correo de la Consejería de Cultura, y estamos a la espera de respuesta. El pueblo parece ser que quiere arreglar el tejado pero no hay forma porque nadie sabe a ciencia cierta a quien acudir.

Esta es una pieza mas del gran mosaico del abandono rural en Asturias y en gran parte de la península ibérica, el despoblamiento y la dejadez de algunos administradores nos lleva a situaciones así; son los estertores de una forma de vida que desaparece lentamente, se puede decir que a ritmo de tejo, pero que no parece seamos capaces de reconducir.

La teja estaba mal, su apariencia no era buena, pero con los tejos nunca se sabe y quizás el año que viene nos encontremos con hojas muy verdes y consistentes, colores intensos y arilas en número elevado adornando esa copa que nos hace imaginar tiempos mejores. Espero que aguante bien el invierno y que esa fragilidad que se observa en las hojas se supere.

arila Sarzol

Tejo de Arangas, Sitio Histórico

Lugar bonito en el oriente astur, alejado del bullicio, apetece el paseo disfrutando de ese ruido diferente: pájaros, carros, algún mugido … es agradable estar allí, en Arangas. El estrés, esa señal que nos invita a aflojar, no tiene cabida en este lugar.

El significado de Arangas, según Xulio Concepción, es “valles pequeños” Bastantes arroyos hay en la zona que terminan llevando sus aguas al Casaño y se conserva algún molino; además hay tres cuevas que estivieron habitadas desde el paleolítico, aunque su acceso no es fácil. Esta aldea de la parroquia de Las Arenas, en el concejo de Cabrales, está a unos 7 kilómetros de la capital del concejo y tiene 55 habitantes en 2017, según el nomenclátor de sadei.

La iglesia de San Pablo, fábrica de 1610, con una torre campanario y próxima al Palacio de Navariego, incluido en el inventario del Patrimonio Cultural de Asturias según se recoge en la Resolución de 31 de agosto de 2018 es visible desde la carretera que comunica con Niserias; esta iglesia, tiene al lado un tejo hembra precioso. El conjunto, este campo, ha sido declarado Sitio Histórico; toda la información se encuentra en el BOPA a partir de la página 9.

Ver los tejos multicentenarios en Asturias deja un sentimiento de tristeza pues casi todos ellos están mal, el escaso cuidado, algunas veces parece abandono, no deja mucho lugar a la esperanza de que puedan estar ahí otros cuantos cientos de años. Este pie, a pesar de su ubicación privilegiada, no está pasando un buen momento, con muy pocas arilas, copa bastante rala y hoja triste no da buena sensación. Espero que la próxima vez que le visite haya recuperado su lozanía y -al menos- el color de sus hojas indique cierto vigor. En el tronco había un corte bastante grande que puede ser la puerta de entrada a infecciones.

Este tejo tiene la gran suerte de que los habitantes del lugar le quieren y han acudido al Ayuntamiento para que haga algo pues su copa se está secando; espero que soporte bien el invierno, sus 515 cm de perímetro indican la gran presencia del mismo.

Tejo de Priorio. Día Mundial del Medio Ambiente

Vivir de espaldas a la realidad que nos rodea parece ser lo habitual en este planeta. Hace unos cuantos años, allá por 1972 se celebró en Estocolmo la primera gran conferencia en la que el eje eran los temas medioambientales; en la Conferencia de Estocolmo, se intentaban establecer criterios básicos para la protección y mejora del medio humano y se decidió fijar como día mundial del medio ambiente el 5 de junio, fecha coincidente con la de inauguración de esta conferencia; se creó ese mismo año el PNUMA, un organismo especializado en temas ambientales. Todo bonito y, para nuestra desgracia, poco práctico. Comparto un texto de Eduardo Galeano dedicado al 5 de junio en su libro “Los hijos de los días”

El domingo 3, aprovechando la celebración en Priorio (concejo de Oviedo) del día Mundial del Medio Ambiente visité el tejo de Priorio, ubicado en un entorno cuidado, al lado de una iglesia con gran peso dentro de la arquitectura religiosa asturiana, construida en los siglos XII-XIII. Este ejemplar hembra, es uno de los integrantes del grupo de los 58 y con el de Mexide el más longevo dentro del censo de tejos de iglesia y conceyu.

El día gris, con el orbayu presidiéndolo todo y no permitía contemplar el cielo azul, pero le daba un aire sugerente al paisaje. La teja está regular, poca hoja, bastante de ella amarillenta; este pie ya lleva unos años así quizás intentando adaptarse a tanta loseta como tiene en el entorno y al banco cerca del tronco, como detalle final. Esperemos que mejore.

 

 

Tejo de La Collá, Sitio Histórico

El Tejo de La Collá (tejo de Ceñal) es un ejemplar ubicado en el concejo de Siero, querido por mucha gente y lugar de encuentro y celebración de concejos. Está bien ubicado, visible y con espacio suficiente para acoger a gente y celebrar bajo su influjo conceyus, la paz que se respira allí ayuda a ver las cosas con calma. Hace años que se realizaron obras y el asfaltado de la carretera le afectó.
Sobrevive a pesar de todo y aunque algunos años sus hojas dan a entender que lo está pasando mal, vuelve a resurgir. Cuando fuimos a verle a principios de año daba pena; su copa tiene muy poca hoja, tal es así que se puede ver el cielo bajo la misma y hay poca regeneración.

En cuanto a su declaración como Sitio Histórico, toda la información se encuentra en la página 19 y ss del BOPA. Sus 438 centímetros de cuerda le confieren una categoría especial y es que es uno de los pocos tejos que pasan de 400 centímetros (en el censo tenemos 21); esto debiera de ser suficiente para tener una protección máxima, pero hasta el momento solo tiene la de Sitio Histórico y confiemos que sirva para que pueda seguir viviendo muchos años mas dando nota de color a un paisaje bastante alterado por la mano del hombre.

El entorno necesitaba un poco de cuidado, la combinación de ruinas de la iglesia de San Pedro y texu es bonita, pero toda la maleza que hay sobra. La valla protectora está bastante inclinada y parece que a punto de caer. En la visita nos encontramos con la hoja escasa, aunque de color intenso en las nuevas y parduzco en las superiores. En la base del tronco había alguna zona erosionada (da la impresión de ser un corte con hacha), al estar muy cerca de la carretera (unos 20 cm del asfaltado) es fácil que ocurra porque en esa zona no tiene vallado protector, aunque a las personas que son capaces de hacer eso a un árbol ese cercado no les iba a frenar.

Este conjunto necesita ser conservado y es de esperar que esta labor de todos llegue a término de tal forma que podamos seguir contemplando las ruinas de la iglesia de San Pedro de La Collá y al tejo, vigilante y testigo mudo de lo que hacemos.

 

 

Texu de Ceñal y el Plan de Careses

El diario La Nueva España en su sección de Siero recoge una noticia, firmada por Mariola Menéndez, en la que aparece el texu de Ceñal que se vería beneficiado por la puesta en marcha del Plan Especial de Protección del paisaje y entorno de Peña Careses donde está ubicada la iglesia de San Pedro de la Collada y el texu centenario, conjunto que acaba de ser declarado Bien de Interés Cultural por el Principado de Asturias, con la categoría de Sitio Histórico.