Tejo de Meluerda

Este ejemplar de tejo femenino sigue viviendo en un lugar hermoso como es Meluerda, en el concejo de Ribadesella (parroquia de Collera) y separado por un camino de la capilla de San Julián (tipo popular con pórtico, nave y espadaña).

A tres kilómetros de la capital del concejo y 55 metros de altitud, tiene 147 habitantes en el año 2018 (nomenclátor sadei); está cerca del área recreativa del Infiernu.

Hacía mucho tiempo que no lo visitábamos y lo encontramos con la copa algo rala, como se puede ver en la foto. Tenía bastantes arilas de buen color y el número de ramas secas es abundante. Con sus 310 cm de cuerda está entre los centenarios astures que denominamos los 58.

Anuncios

Tejo de Villandás

Algunas veces el nombre del lugar en el que se encuentra el tejo es el que le da el nombre y nos tropezamos con errores que hay que subsanar mientras se pueda. Este es el caso del tejo de Villandás que se encuentra en la localidad de Santa María de Villandás (4 habitantes en 2018 según el nomenclátor de sadei) y no en la de Villandás, por lo que al ir a visitarlo, después de tantos años de no hacerlo no recordábamos este aspecto y acabamos en Villandás, donde unos vecinos amablemente nos sacaron del error. El tejo lo seguiremos denominando de Villandás que es como nos lo dijo César Pañeda (gracias César por tu aportación) y esperamos que no se nos olvide este aspecto la próxima vez que lo visitemos, aunque el lugar de Villandás siempre merece una parada.

Hacía mucho tiempo que no lo visitábamos y el otro día volviendo de Montoubo hicimos una parada. La carretera muy estrecha y sinuosa nos llevó a la iglesia de Santa María. Este ejemplar macho, de 190 cm de cuerda, tiene muchas agallas, cantidad de hoja seca en el suelo y la mayoría de las ramas con hojas de color parduzco que no hacen presagiar nada bueno. Aunque le asfaltaron hasta el cuello parte del sistema radicular está sin él pero eso no parece ser suficiente. Tanto el tejo como el pino que tiene al lado están bastante deteriorados. Esperemos que recuperen algo de vitalidad, aunque lo vemos complicado.

 

Tejo de Montovo, Sitio Histórico

El tejo de Montovo es uno de los doce Sitios Históricos con tejo en Asturias. Esta localidad del concejo de Belmonte de Miranda tiene restos de una torre medieval, una iglesia centenaria y un texu -varias veces centenario- en un prado con un cercado de madera que está cayéndose por falta de mantenimiento. Siempre que acudo a visitarlo tengo dudas sobre quien es el organismo encargado de su conservación, los temas administrativos son bastante farragosos y en el caso de los campos de tejos pues algunas veces el tejo es propiedad de la iglesia, otras del pueblo … en fin: unos por otros, la casa por barrer.

Visitar todos los años los doce Sitios Históricos es uno de los objetivos que me he fijado para hacer un seguimiento de los mismos y, en el caso del de Montovo, pues el día que lo visité no estaba muy lucido, así que el pesimismo aparece de nuevo.

Desde la carretera se ve bien, la cosa cambia cuando llegamos al cercado y nos encontramos con pocas arilas, hojas y ramas secas, color apagado; todo ello da una sensación de agotamiento del ejemplar. Unos vecinos con los que hablamos nos comentaban que había crecido mucho y que las ramas que dan al camino próximo a la iglesia están para cortar. Hace unos años ya las cortaron, parece que la teja sigue a su aire reivindicando su espacio.

En la foto primera se puede ver un poco la zona que podaron hace unos años para que las ramas no afectasen al tejado de la iglesia; es una pena que no se puede apreciar bien la cantidad y el tamaño de las mismas.  En  la  segunda  vemos  la  teja  con un perfil hermoso, esperando que recupere lozanía y en la próxima visita tenga una copa frondosa.

No estaría mal que se arreglase el cercado y se limpiase un poco el lugar de tanta ortiga, y -puestos a pedir- pues también podían elaborar una ordenanza municipal de protección de arbolado para este hermoso concejo.

Tejo de Ladines

Llaínes (Ladines) es una entidad singular, con la categoría de lugar, de la parroquia que lleva el mismo nombre en el concejo de Sobrescobio; llegar allí a través de una carretera sinuosa que nos permite ir contemplando el paisaje y encontrarnos con un lugar ordenado, limpio, con edificaciones cuidadas y un ambiente sereno … dan ganas de quedarse a vivir allí. Está a cuatro kilómetros de la capital del concejo y cuenta con 60 habitantes (nomenclátor sadei 2018).

Tiene una panadería que elabora pan ecológico, lo cual es un lujo, y una empresa de mieles y licores; todo esto en un lugar con una población de 60 habitantes y un entorno paisajístico privilegiado. El pueblo tiene una iglesia con referencias desde el s. XV, bajo la advocación de San Pedro, y que fué reconstruida en 1640.

Llaínes está en un fondo de valle abrigado, y dada su altura se puede ver Soto de Agues. En el diccionario Madoz se dice:

PROD. escanda, maiz, alubias, patatas , castañas, avellanas , nueces, cerezas, peras, manzanas, hortaliza y legumbres hay ganado vacuno, de cerda, caballar, lanar y cabrío ; y caza de perdices y animales dañinos , especialmente lobos, hallándose para cojer estos una especie de trampa , que es un pozo muy hondo con estacas puntiagudas y varas entretejidas el a y u n t . abona á los veciudad de esta feligresia, 2 cántaras de vino por cada lobo que matan,

Al lado de la iglesia, en el dintel de la puerta está la cruz de los Caballeros de Santiago (orden a la que perteneció el concejo hasta que pudo comprar su libertad en el siglo XVI), hay un texu que no parece estar muy bien, con alguna rama seca, pero que aguanta el paso del tiempo. Desde que lo visitamos en 2008 le han quitado el banco que tenía y parece que está algo mejor.

Tejo de Anes

A principios de este mes apareció una noticia, firmada por A. Illescas,  en la edición para suscriptores de lne digital donde los vecinos de San Martín de Anes piden protección para su tejo.

Se agradecen este tipo de peticiones porque indican un sentimiento de afecto y respeto por un ejemplar centenario como es el caso del tejo de Anes. Hace mucho que no lo visitamos y cuando lo hicimos la copa estaba bastante clareada, con mucha poda y alguna raíz al aire; sus casi 300 centímetros de cuerda indican que estamos ante un ejemplar centenario y esperamos que el Ayuntamiento de Siero ponga en marcha algún sistema de protección porque su ubicación es delicada; la solución de Villavaler que proponen no parece la mejor pues colocar bancos bajo la copa terminaría dañando sus raíces más de lo que ya puedan estar, así que el tratamiento que hizo en San Martín de Ondes  Agustín Domínguez le vendría bien.

Dejamos una foto sacada en 2010, esperando que el Ayuntamiento de Siero ponga en marcha la ordenanza municipal de protección de arbolado monumental del concejo.

 

Tejo de Gobezanes

Gobezanes, lugar hermoso en el concejo de Caso, ubicado en las cercanías del río Orlé y dentro del Parque Natural de Redes; está en la parroquia de Bueres a una distancia de nueve kilómetros de la capital del concejo El Campu. Toda la zona merece una visita pausada, y esta aldea empinada con calles perfectamente asfaltada y unas vistas hermosas no es la excepción, así que animo a darse un recorrido por allí y -de paso- visitar la teja de Gobezanes que está al lado de la iglesia en el barrio de la Ermita (uno de los cinco con los que cuenta); en la parte superior está el barrio de La Casa de Aladru desde el que parte el camín real que iba hacia Infiesto, como se recoge en el Inventario Arqueológico del Concejo de Caso.

Gobezanes, según el nomenclátor de sadei, tiene 50 habitantes en 2018 (tiene una población estabilizada alrededor de los 50 habitantes según los datos que figuran en sadei) y casi todas sus casas están arregladas respetando bastante el estilo, introduciendo algún que otro color en las paredes exteriores que le confiere cierta vistosidad.

La iglesia, bajo la advocación de San Antonio es coqueta, con alguna que otra singularidad y al lado tiene un ejemplar de tejo hembra al que hace unos años visitó un rayo que dejó algo alterada su copa. Cuando la visitamos (2008) en su tronco había un cartel de telefónica que en la actualidad no está. Esta teja, de 221 cm de cuerda (unos diez metros de alto) y bastante arila nos muestra una copa con abundante hoja verde y alguna que otra amarilla. Está mucho mejor que hace 11 años, esperamos que siga así.

Tejo de Villanueva

Villanueva es una entidad singular con la categoría de  lugar del  hermoso concejo de Cangas de Onís, muy cerca de la capital del concejo y que tiene el parador de Cangas de Onís, ubicado en un lugar privilegiado, en al antiguo monasterio de San Pedro de Villanueva. Este monasterio tiene un tejo centenario al lado de la iglesia y hace unos años, cuando se llevaron a cabo las obras de remodelación, no tuvo su mejor momento, pero pasado un tiempo ha recuperado hoja, color y energía y -aunque tiene ramas secas y la copa no es muy frondosa- está dando una sensación de mejoría evidente.

La sensibilidad de la dirección de este parador es de agradecer pues cerca de donde está el tejo, en unos terrenos vallados está el Prau Baxu y allí un bosquete mixto, siendo uno de los ejemplares un tejo joven. El tejo que habían plantado enfrente del tejo centenario ha pasado a mejor vida y supongo que en cualquier momento plantarán otro; de momento el pie del Prau Baxu está creciendo bien.

El tejo centenario ahí sigue y esperemos que lo haga muchos años, dejamos una foto en la que se puede ver su estado. Estar allí un día soleado es un regalo para los sentidos, el rumor del río Sella unido al canto de pájaros, algún que otro mugido … merece la pena una visita.