Tejo de Lago, el abandono

En esta Comunidad Autónoma, donde tanto se publicita lo de Paraíso Natural, tenemos una serie de ejemplares que se han considerado merecedores de protección por parte de nuestra administración regional y se les ha concedido la figura de Monumento Natural

La categoría de Monumento Natural es una de las cuatro figuras de protección que establece la Ley 5/1991, de 5 de abril, sobre protección de espacios naturales (BOPA nº 87 de 17 de abril de 1991), para los espacios naturales del Principado de Asturias. Dicha categoría se aplica a aquellos espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial. Se consideran también Monumentos Naturales las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea que reúnan un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

La declaración de estos espacios se efectúa por decreto y las directrices de actuación para asegurar que las actividades a realizar en la zona no alteren los valores a proteger se recogen en el propio decreto de declaración. En dicho documento se especifican cuales son las actividades compatibles, autorizables y no autorizables.

En el año 1995 el tejo de Lago fue considerado merecedor de esta protección siendo consejera la señora María Luisa Carcedo; tengo dudas que este tipo de medidas sirva para algo, si es cierto que cuando vas por el lugar los vecinos suelen comentarte que “el tejo no se puede tocar porque multan” y poco más; el hecho es que el entorno de este ejemplar que visité hace unos días está abandonado, rodeado de maleza, las escaleras que dan acceso al mismo casi impracticables y los carteles que recogían la información rotos … una sensación de abandono total. No es una crítica, las entidades encargadas de su cuidado seguro que tienen muchas cosas que gestionar y pocos recursos pero da bastante pena verlo, aunque quizás sea mejor esto que lo que le ocurre al de Bermiego que terminará muriendo de éxito con tanta visita y tanta foto bajo su copa, con un suelo apelmazado que da miedo verlo; este tejo de Lago (concejo de Allande), rodeado de maleza y con bastantes días de niebla a lo largo del año está siendo testigo mudo de lo que por allí sucede (supongo que poco, porque en el pueblo apenas quedan habitantes durante todo el año).

Leyendo el Decreto 76/95 se puede colegir que es la Administración del Principado la encargada de su conservación:

Artículo 5.-La Administración del Principado velará por la conservación de este ejemplar y su entorno inmediato. La autorización de cualquier actividad o proyecto que afecte a1 Monumento Natural o su ámbito de protección deberá  ser sometida preceptivamente a valoración por la Dirección Regional de Recursos Naturales, o de aquella en la que recaigan las competencias sobre espacios naturales protegidos.

Quizás este abandono es lo que la Administración del Principado considera conservación; aunque, al final, lo importante es que el tejo siga vivo, aunque sea rodeado de maleza.

Dejo unas fotos donde se puede ver un poco lo que comento.

Anuncios

Tejo de Arangas, Sitio Histórico

Arangas, es una entidad singular con la categoría de aldea de la parroquia de Las Arenas en el concejo de Cabrales que está a una distancia de 7 kilómetros de la capital del concejo y a una altura de 362 metros (nomenclátor de sadei). En esta hermosa aldea está uno de los Sitios Históricos con tejo del Principado de Asturias, el teju de Arangas, uno de los mas viejos del censo de tejos de iglesia y conceyu asturianos.

En la visita de este año, con un día soleado y un incendio en el vecino concejo de Peñamellera Alta, la impresión es que estaba regular, con bastante rama seca; el color de la hoja nueva era intenso y parecía haber soportado bien el invierno.

Dejo un resumen fotográfico usando la plantilla de smilebox

Tejo de Abamia, Sitio Histórico

Abamia es como una herida que no termina de curar, ni la cirigüeña con su poder de cicatrización termina por cerrarla. Este Sitio Histórico está en nuestra memoria siempre y tres de los nueve conceyus celebrados han sido bajo su copa y con su presencia agónica. El tiempo da para poco, cada vez se va mas deprisa, y uno de mis objetivos es visitar una vez al año esos ejemplares con la etiqueta de Sitio Histórico para ver como están y en marzo estuvimos por el oriente.

En  primavera tocó Abamia y cada vez que subimos la cuesta que nos lleva desde Corao hasta allí la sensación de temor ante lo que nos podemos encontrar es evidente. La teja mayor nos recibe cada vez con menos hoja y allí nos acordamos de los amigos que se han ido como Amable Vallina y Manolo Corces que tanto han hecho por el patrimonio natural y -en especial- por los tejos y que nos dejaron el encargo de atalantar lo poco que nos queda. Esta teja ha padecido la ignorancia, porque no podemos considerar que había voluntad, de los encargados de realizar las obras de mejora de este elemento patrimonial que comparte espacio con el tejo y que ambos forman el Sitio Histórico de Abamia. Todo esto ha tenido sus consecuencias y la teja, desde entonces, y van mas de once años, ha ido perdiendo tersura y energía. Duele verla tan frágil, aunque consuela ver los tejos que están creciendo en el murete colindante, que son herederos directos suyos.


El Sitio Histórico da pena verlo, poco cuidado, el edificio está lleno de humedades y el mobiliario urbano alterado por algún visitante que no tiene presente que lo que allí hay es de todos y debemos respetarlo. De los tejos poco que decir, la teja mayor está mal y los otros dos, más jóvenes, presentan mejor aspecto. Desconcemos quienes son los encargados de su custodia, pero es evidente que están olvidados. Confiamos en que se ponga remedio y en la próxima visita el conjunto presente un aspecto mejor.

 

 

Tejo de Salas, Sitio Histórico

 

El año pasado me propuse visitar, al menos, los Sitios Históricos con tejo, y este año intentaré hacer lo mismo. Empiezo por Salas y la visita ha resultado como esperaba, el tejo sigue mal, con una copa aligerada de hojas y ramas y mucho musgo en alguna de ellas; es impactante comprobar el número de agallas que tiene este centenario.

Este ejemplar está siendo cuidado y esperemos que pronto se vea la mejoría. El campo de la iglesia tiene otro pie nada mas cruzar la puerta que da acceso al conjunto y que tiene una raíz enorme como intentando proteger al ejemplar con una gran cantidad del sistema radicular al aire, como se puede ver en la foto de la izquierda.

Este lugar es singular por su ubicación y por alguna de las tumbas que allí hay; en el recorrido por el cementerio me fijé en una pequeña, sin lápida ni nada que nos pueda indicar la persona que allí estaba enterrada pero sí había una vela, alguien lo tiene en la memoria y eso me ha conmovido.

Dejo un resumen de la visita en estas fotos del tronco del pie mas longevo, deseando que vaya mejorando la salud de estos dos ejemplares, aunque ya son muchos años y no parece que mi deseo se vaya a realizar; el otro elemento del conjunto, la iglesia, parece estar bien.

Santa Coloma, Sitio Histórico

Tejo Santa Coloma pintado con WaterlogueSanta Coloma posee uno de los tejos de iglesia de mas edad que hay en el Principado de Asturias. Hace años se le concedió la figura de protección de Monumento Natural  (Decreto 75/1995) y hace bastantes menos la de Sitio Histórico al campo de la iglesia que comprende el edificio y dos tejos; todo esto no parece servir de mucho porque el estado de este Monumento Natural es lamentable, aunque hay que reconocer que en la visita de diciembre el suelo estaba bastante mejor que en otras anteriores ya que no había rodadas ni pisadas de animales pero si había una novedad y es que la cruz de madera ha sido sustituida por otra de hierro regalo de unos visitantes.

El día de la visita estaba soleado pero frío y eso hacía que el paisaje casi desnudo de la zona resultase mas desolador, mucho eólico, apenas árboles y los tejos de Santa Coloma siendo testigos mudos de lo que acontece.

delimitación SH Santa ColomaEste campo de la iglesia que ha recibido la figura de protección está ubicado en el concejo de Allande y está integrado por la iglesia, bajo la advocación de la Virgen del Carmen y un par de tejos, uno multicentenario con un altar de piedra a su pie y otro algo mas joven; toda la información se puede encontrar en  el BOPA.

El entorno está poco cuidado, con el cercado de madera roto y el abandono parece evidente. La copa muy rala, tanto es así que no se podría uno cobijar bajo la misma de la lluvia sin mojarse; espero que esta situación mejore. Como recuerdo de la visita realizada en diciembre de 2018 dejo un pequeño vídeo siendo la música de Ken Verheecke en JAMENDO.

Tejo de Bustantigo después de las obras

El tiempo se escurre a gran velocidad y hace casi un año que se llevaron a cabo las obras de mejora  en el entorno del tejo de Bustantigo en el concejo de Allande; por fin he podido ir a ver como había quedado y -en un día soleado y ventoso de este mes de diciembre- estuve haciendo unas fotos.

El concejo de Allande es enorme, con pocos habitantes, casi todos concentrados en la capital y el lugar de Busqueimado, a unos 23 kilómetros de la misma, Pola de Allande (La Puela), y 707 metros sobre el nivel del mar es un ejemplo de lo que digo, sus 14 habitantes en 2017 (nomenclátor sadei) de un total de 1742 en el concejo y las casas casi todas cerradas así lo indica.

Hace un tiempo la corporación decidió asignar una cantidad de dinero al arreglo de la zona donde vive el tejo de Bustantigo y las obras, que se iniciaron a principios de este año, consistieron en eliminar parte del encementado del suelo y sustiuirlo por zahorra y cerrar con una cadena la pequeña plaza en la que está con el fin de evitar que algún ganado despistado pudiese pisotear las raíces. Todo ello es de agradecer y espero que pronto este pie pueda presentar una lozanía de la que en este momento carece; el aspecto no era bueno pero supongo que estará acusando las obras. Como podemos ver en la foto de la derecha, tomada en 2008, comparada con la de diciembre de 2018 la copa ha perdido frondosidad; en la actualidad hay una parte que parece estar secando y la mas cercana al camino es la que está mejor.

Había bastantes ramas podadas, ramas pequeñas, y la hoja tenía un aspecto mortecino que daba al conjunto la sensación de fragilidad. Confío en que este pie con mas de 400 cm de perímetro se vaya recuperando y resista el invierno que por esas zonas es muy duro. Dejo unas fotos tomadas para que se vea un poco lo que comento. No es objeto de esta bitácora, pero el impacto visual de una estructura de ladrillo al lado del conjunto es demoledora y confiere una nota negativa en el entorno; en la foto de la izquierda se puede ver.

Agradecer a los promotores y ejecutores de estas obras y esperar a que el tejo recupere un poco copa.

 

Sarzol y el abandono

Hace unos años, cuando inicié este camino tejero, al crear la página puse una frase que pretendía ser un resumen de lo que aquí iba a recogerse “…rescatar del olvido al texu …” el texu continua olvidado, sobre todo, por la administración que parece no verlo. El caso de Sarzol es uno más de tantos como hay en esta región, este pequeño (32 habitantes según el nomenclator de sadei en 2017) lugar del concejo de Illano (Eilao) , en el occidente astur, tiene un espacio reducido ocupado por una teja multicentenaria y la ermita de Santa Eulalia, sobria, se puede decir que coqueta, allí erguida en aquel terreno pendiente y con un campanario austero y un techado de losas cubiertas de líquenes. El conjunto, supongo que valorado por los vecinos, se vio alterado con las obras de rehabilitación de una edificación pegada al tejo, las fotos han perdido parte de su encanto pero todo sea por mor del bienestar de los que allí residen.

Hacía un par de años que no lo visitaba y al llegar y ver el tejado hundido la sensación fue de tristeza al comprobar, una vez mas, como se abandona la gestión del patrimonio y no solo del natural. Una vecina de cierta edad con la que hablamos nos pidió ayuda porque a ellos nadie les hacía caso, no sé si es así o no, tampoco lo comprobamos; Lo único que hicimos fué enviar una carta a una dirección de correo de la Consejería de Cultura, y estamos a la espera de respuesta. El pueblo parece ser que quiere arreglar el tejado pero no hay forma porque nadie sabe a ciencia cierta a quien acudir.

Esta es una pieza mas del gran mosaico del abandono rural en Asturias y en gran parte de la península ibérica, el despoblamiento y la dejadez de algunos administradores nos lleva a situaciones así; son los estertores de una forma de vida que desaparece lentamente, se puede decir que a ritmo de tejo, pero que no parece seamos capaces de reconducir.

La teja estaba mal, su apariencia no era buena, pero con los tejos nunca se sabe y quizás el año que viene nos encontremos con hojas muy verdes y consistentes, colores intensos y arilas en número elevado adornando esa copa que nos hace imaginar tiempos mejores. Espero que aguante bien el invierno y que esa fragilidad que se observa en las hojas se supere.

arila Sarzol