Teja de Linares

El concejo de Proaza tiene pocos tejos de iglesia en el censo primitivo, una vez visitados los que allí figuraban pudimos comprobar que el de Caranga de Abajo no existe, según Araceli, una mujer muy amable que nos comentó que en sus años de vida no recordaba la existencia de un tejo en esa iglesia. Del de Linares hay bastantes referencias así que cuando llegamos al lugar nos encontramos con un ejemplar de teja pegado a la pared de una fuente que ha sido arreglada por el Taller de Empleo de la Piedra y el Agua finalizando las obras en julio de 2010, como así consta en una placa.

Linares se encuentra en un lugar elevado (750 m.) al que se accede por la carretera AS-228 y una vez pasado Proaza se toma una desviación a la derecha. Su topónimo indica que en el lugar se dedicaban tierras de labor al cultivo de lino; según los datos de población para 2009 publicados en sadei esta entidad singular con la categoría de aldea cuenta con 26 habitantes y 7 viviendas principales.

En Linares hubo una malatería, documentada en 1275 y que desapareció en el siglo XVIII, y en el diccionario de Madoz aparece el nombre de LINARES o MALATERÍA y del lugar dice:

“el terreno en lo general es montuoso y de inferior calidad; le cruza un riachuelo que va hacia el concejo de Grado ….De esta feligresía salen dos caminos, el uno que dirige a Oviedo y el otro a Grado: su estado mediano …”

También es del siglo XVIII  la iglesia, dedicada a la advocación de Santa María Magdalena, y cerca de la misma se encuentra una teja de considerables dimensiones pero en una ubicación no adecuada pues está en una finca donde pastan animales y el terreno está pisoteado.

Este pie tiene una cuerda de 480 centímetros y unos 10 metros de altura, no tiene corra pero si la pared de un lavadero a unos 50 centímetros del tronco como se puede ver en la foto.

Anuncios

Tejo de Fabar

En el Principado de Asturias existen dos localidades con el nombre de Fabar, una en Corvera y otra en Proaza; mirando el buscador de topónimos tenemos que es un lugar relacionado con el cultivo de la faba:

Las tierras dedicadas a tal cultivo llevaron, y llevan, los nombres de fabal o fabar, faberu; también fabariega, que ya se documenta en el temprano 1187 según documento del monasterio de San Vicente: “una fauarega” (SV p. 539).

Fabar es una entidad singular, con la categoría de aldea,  de la parroquia de Traspeña en el concejo de Proaza; cuenta con 9 habitantes y 19 viviendas de las que 8 son principales, según los datos recogidos en el nomenclátor de sadei para el año 2009.

Una vez que llegamos a Proaza continuamos por la carretera AS-228 en dirección a Teverga y a la altura de Las ventas se toma una desviación a la derecha que por una carretera estrecha y empinada nos lleva al lugar. Antes de llegar a la aldea nos encontramos con una iglesia, dedicada a la advocación de San Pedro, en no muy buen estado y a su izquierda un tejo.

Este pie, como bien dice, César Pañeda en su magnífico blog, “primero Fabar, pasando al borde l’iglesia de San Pedro, cuyo aspecto actual es de 1831. Delante de ella y pegau a la carretera hay un texu algo raquiticu”. Está agonizando por varias razones entre las que destaco: ubicación y poda; a lado de una carretera estrecha que ha sido asfaltada está el tejo de 141 centímetros de cuerda y con una altura de unos 8 metros; su hoja escasa puede ser un indicador de su estado, pero cuando nos acercamos a él vemos ramas podadas que aún sangran, no solo a medio tronco sinó a ras de suelo. No tiene corra.

La alegría que supuso añadir un nuevo tejo al censo se vio minorada al comprobar su estado.