Tejo de Raicedo

mapacolunga.jpg

Raicedo (Raicéu) es una entidad singular de la parroquia de Lliberdón en el concejo de Colunga, ubicada en la zona sur del concejo en las estribaciones de la Sierra del Sueve; su población es de 17 habitantes (nomenclátor sadei 2017) y está a unos 10 kilómetros de la capital del concejo siguiendo la carretera, sinuosa y estrecha, CL 2.

No recuerdo quien me dijo que había un tejo aquí y por ello pido disculpas, pero no estaba en el censo inicial y por ello tenemos una nueva alta en el Censo de Tejos de Iglesia y Conceyu. La ermita (bajo la advocación de Santa Águeda) es de fábrica reciente, como se puede observar en la foto de la izquierda, y en la parte posterior -en una zona de difícil acceso- hay un tejo relativamente joven, que no sé quien ha plantado y no encontré a nadie a quien preguntar.

Imposible medirlo, solo se puede observar que su aspecto es bueno y dada la ubicación podrá crecer a sus anchas porque va a ser complicado podarlo y mas hacerle una corra.

Dejo una foto del tejo, donde se puede ver la pared de la capilla a su izquierda y lo hermoso de su color.

 

Anuncios

Tejo de Pola de Somiedo

Somiedo es un concejo asturiano con una orografía abrupta (sadei) y paisaje hermoso. Su capital, Pola de Somiedo (La Pola), tiene una iglesia (fábrica de 1751) bajo la advocación de San Pedro y en la parte posterior de la misma hay plantado un ejemplar de tejo hembra, joven, con casi 5 metros de altura y espacio y condiciones para crecer bien. Algún que otro rebrote en su tronco y el color de la hoja hermoso.

En el censo incial que manejamos figuraba un ejemplar muerto en el campo de la iglesia -que conserva el escudo de la familia del economista Álvaro Flórez Estrada– y es agradable comprobar que alguien decidió plantar uno no hace muchos años.

Para que se vea un poco su evolución dejo una foto en la estupenda página de JM Valles, realizada en el año 2011

y luego la que hice a principios de septiembre cuando lo visité.

Tejos de Abamia, Sitio Histórico

Abamia duele, no solo a mí, muchos de los amigos del texu escriben comentando el mal estado de estos tejos resultado de una pésima gestión; una combinación de indiferencia y abandono desemboca en la actual situación.

Abamia es un lugar muy significativo para los que amamos a los tejos porque allí se celebraron los primeros conceyus, con mucha participación y en los que se pedía atención a los responsables de velar por este patrimonio. Como casi siempre sucede en esta Comunidad Autónoma el abandono es la tónica, y este lugar, con la categoría de Sitio Histórico pues es un ejemplo más.

Fuí a verlos y al enfocar el camino y ver la teja me sentí mal, ramas sin apenas hojas, el color de las mismas apagado, pocas arilas, muchas agallas, bajo su copa se podía ver el cielo … Del entorno poco bueno puedo decir; parte del mobiliario urbano roto, un coche aparcado en la zona ajardinada, el edificio lleno de humedades … todo esto en un Sitio Histórico. Algunos titulares de prensa del momento eran ilusionantes

El Principado protegerá doce lugares históricos vinculados con tejos

como el de Europa Press en febrero de 2012. Esos buenos deseos han sido imposibles de realizar porque la protección de este lugar no es tal y basta dar un paseo para comprobarlo.

Contemplar este conjunto hace daño a la vista y no deja sitio a la esperanza, solo son 12 para custodiar y de los 10 que he visitado solo uno parece que lo está, el de Perueño. Los otros, olvidados. Ya sé que hay muchas cosas sobre las que actuar, pero si no se va a hacer nada mejor no conceder esta figura y así la sensación de engaño no la tendríamos.

Después de esta entradilla poco puedo decir de Abamia, la agonía de la teja es mas que evidente y quizás no tenga remedio, la realización de las obras de “mejora” de la iglesia han tenido un coste elevado para ella, para su entorno y para todos los que lo visitamos.

pájaro teja Abamia, agosto 2018Este Sitio Histórico tiene tres ejemplares de tejo, pero el mas dañado por las obras ha sido la teja que está mas cerca de la iglesia. Hay muchos informes realizados al respecto y lo único que me queda es confiar en que este pie pueda salir adelante y que este aspecto sea algo temporal y efímero. Los otros dos pies están mejor, sobre todo uno de ellos, porque el que está mas próximo al cementerio tiene muchas agallas y una copa alicaida. En este vídeo se puede ver un poco todo, aunque no se percibe la tristeza del lugar.

En el Preámbulo del Decreto 61/2017, de 20 de septiembre se recoge

El tejo es un árbol de gran relevancia cultural en Asturias, donde ha representado un papel simbólico a lo largo de la historia, aunque su contenido y significado ha ido transformándose con el tiempo, desde las antiguas creencias precristianas, pasando por su conversión en icono identitario de la comunidad parroquial, hasta reformularse en la actualidad como representante de un pasado mítico, una identidad asturiana basada en la “tradición” y un cuerpo de valores ecologistas y medioambientales. Cada colectivo social ha dotado al tejo de un significado diferente e igualmente válido, que expresa su importancia cultural y el lugar destacado que ocupa dentro del sistema de valores y creencias de nuestra sociedad.

En este Decreto, el primer campo de iglesia que se describe es el de Santa Eulalia de Abamia (pág. 4-9) donde se puede ver la importancia del edificio, y en menor medida la del tejo; en la red hay información, aunque ya no está la página de la Asociación Cultural Abamia.

Un resumen de fotos realizado con Picasa

Tejo de Martul, Sitio Histórico

martul-con-waterlogue-2018.jpg

Martul ( casería de la parroquia del mismo nombre en el concejo de Villanueva de Oscos) es un lugar con atractivo paisaje, el camino hacia la iglesia de San Juan “El Degollado” es sugerente, el silencio y el sonido, las piedras, las llousas, los líquenes todo hace un conjunto poderoso y cuando llegas allí sientes una paz especial. No es mi tejo preferido pero si un lugar al que volver todos los años y disfrutar un rato en él, pensar, divagar, oir, ver, sentir … todo eso y más está en Martul.

Visita obligada y más desde que se le ha concedido la categoría de Sitio Histórico. Estuve allí cuando algunos vecinos se acercaban a prepararlo todo para el día de la fiesta, que es el miércoles 29 de agosto, festividad de San Juan Degollado. A mí me gustaría que los responsables de este lugar tuviesen presente la importancia de este pie centenario y la fiesta no se hiciera bajo el tejo sinó en una parte que no afectase a sus raíces; ver colgada la lona de una de las ramas da un poco de pena; además hay alguna poda de ramas reciente. El entorno también se ha visto aligerado de algún que otro árbol, pero esto en Asturias parece inevitable.

Hay una primera anotación relacionada con la iglesia en 1283 y hace referencia a un “Fernán Pérez, clérigo de Martul” pero eso no tiene porqué significar que allí hubiese una iglesia, lo mas lógico sería una capilla, dada las costumbres de la época. A su lado tiene un tejo de gran porte al que le cortaron una rama enorme al llevar a cabo la ampliación del edificio religioso allá por el siglo XIX; a pesar de todos estos atropellos este ejemplar sigue ahí, dando cobijo al que se acerque. Ese tronco pegado a la pared, en parte hueco y al que algunos vecinos rellenaron y taparon con unas losas formando un asiento tiene una brecha de unos dos metros de alto por donde se ve salir una ¿rama-raíz?

El aspecto del tejo era bueno, con hoja abundante y de color intenso, aunque alguna hoja parda salpicaba la copa y algún que otro liquen. Espero que el tejo de este Sitio Histórico se cuide como se merece y que en otros años la fiesta se realice en el prado ubicado detrás de la iglesia. Está bajo la protección de Plan de Manejo del Tejo y como se recoge en un tríptico del Gobierno del Principado de Asturias (Conservación y Manejo del TEJO) las medidas de conservación particulares para formaciones o ejemplares catalogados no permiten:

  • talas y podas
  • descortezado y otros daños debidos a inscripciones
  • utilización den tronoco o las ramas como soporte de cables, letreros y otros objetos
  • excavación, pavimentación o asfaltadao y muy especialmente el empleo de cemento en el terreno circundante a las raíces
  • la instalación de señales que requieran la apertura de hoyos en el terreno  circundante a las raíces
  • la apertura de zanjas u hoyos que puedan dañar o cortar las raíces
  • el vertido de cualquier material sólido o líquido, tanto los inertes como los residuos sólidos urbanos, en especial los clasificados como tóxicos o peligrosos, en el terreno circundante al árbol o a sus formaciones
  • la ubicación de contenedoreso depósitos temporales de deshechos de cualquier tipo en un radio equivalente al doble del que corresponda a la proyección de sus copas
  • el estacionamiento de vehículos a motor en sus proximidades, al menos en un radio equivalente al doble del que corresponda a la proyección de sus copas

Tejo de Vidural

Vidural (El Bedural) pertenece al concejo de Villayón, en el occidente astur, y está en la parroquia de Ponticella, con la categoría de casería; tiene 5 habitantes (sadei 2017) y se encuentra a unos 10 kilómetros de la capital del concejo, desde la que se accede por una carretera estrecha (AS-35) y con bastante pendiente que nos permite contemplar un paisaje hermoso en un día soleado.

A la entrada del caserío nos encontramos con un tejo al lado de una capilla, bajo la advocación de la Virgen del Rosario. Este ejemplar es un alta en el censo gracias a la colaboración de Gustavo, siempre atento cuando hace sus salidas por si hay algún tejo de iglesia y conceyu que no esté en el listado.

La verdad es que impresiona, está muerto en una mitad, con el tronco limpio y gris y por el otro lado con bastante hoja y aspecto lozano. Es un gusto verlo como lucha por la vida, como decía Mable del de Paragües.

Este pie, de 280 cm de cuerda y unos nueve metros de altura no tiene corra, pero le pasa la carretera al nivel de la proyección de su copa. Hay podas abundantes de ramas enormes, una de ella de unos 30 cm de diámetro, otra de 22 y algunas que no he podido medir pero que también eran grandes. El color de las hojas era bueno y solo tenía alguna de color pardo. Dejo aquí un resumen fotográfico de la visita hecho con Picassa.

Tejo de Cabañaquinta

No es frecuente que el censo de tejos de iglesia y conceyu incorpore nuevos ejemplares, pero alguno si va apareciendo. Este es el caso del tejo de Cabañaquinta, que encontramos -de casualidad- a la vuelta de visitar el tejo de Vega.

Cabañaquinta (Cabanaquinta) es una parroquia y capital del concejo -con la categoría de villa-  de Aller (sustituyó a Collanzo en marzo de 1869), ubicada en la margen derecha del río Aller, vertebrador del territorio; según el nomenclátor de sadei en 2017 tenía 1416 habitantes. Madoz(1845-1850), dice de ella (pág. 95)

… con libre ventilación y clima propenso a fiebres, viruelas y reúmas

La iglesia de San Salvador, construida sobre una anterior, fué edificada a finales del siglo XIX, inaugurándose en 1904 (diseñada por el arquitecto diocesano Luis Bellido); tiene una zona ajardinada y en ella estaba un tejo joven, con buen aspecto, creciendo a su ritmo.

 

Tejo de Vega

Vega es un lugar y parroquia del concejo de Aller, que tiene cuatro entidades singulares; está a un kilómetro de la capital de concejo minero y a 459 metros sobre el nivel del mar y tiene según el nomenclátor de sadei 11 habitantes. Pasa la carretera AS 253 que nos llevaría al puerto de San Isidro; según el Diccionario Geográfico de Asturias (pag. 991) su iglesia se fundó en el año 900, aunque la actual tiene en el dintel la de 1684. La iglesia fue objeto de restauración y se inauguró el 11 de enero de 2018.

Este tejo, de gran porte, con una corra de piedra similar a la de Santibanes está compartiendo espacio con el edificio y desde la carretera llama la atención, otra historia es cuando nos acercamos a verlo. La copa tiene bastante hoja pero con muchas amarillas y pardas. Para rematar el conjunto, había una rama rota en el suelo que tenía una cuerda anudada, a la que -es posible- ataran algún animal.

Sería interesante que la persona que hace esto buscase otro lugar para ello pues lo que menos necesita este ejemplar centenario, sus 243 cm de perímetro nos lo indican, es que se le rompan ramas, ya bastante tiene con la corra y lo apelmazado de parte del suelo, como se puede observar en la foto de la izquierda. Estos tejos, como cualquier otro árbol, sufren con la realización de obras en su entorno y no necesitan mas añadidos. Esperamos que no se vuelva a atar ninguna cuerda.

El año pasado, estaban los vecinos colaborando con la limpieza del entorno cuando nos acercamos a ver el tejo. Entre ellos se hallaba Pepe, el de Levinco, que nos comentó cosas muy interesantes relacionadas con el tejo y quedó en enviarnos una carta que había escrito un minero que tenía especial aprecio por este tejo. Dejo algunas fotos y la carta. ¡Gracias, Pepe!