Tejo de Vega

Vega es un lugar y parroquia del concejo de Aller, que tiene cuatro entidades singulares; está a un kilómetro de la capital de concejo minero y a 459 metros sobre el nivel del mar y tiene según el nomenclátor de sadei 11 habitantes. Pasa la carretera AS 253 que nos llevaría al puerto de San Isidro; según el Diccionario Geográfico de Asturias (pag. 991) su iglesia se fundó en el año 900, aunque la actual tiene en el dintel la de 1684. La iglesia fue objeto de restauración y se inauguró el 11 de enero de 2018.

Este tejo, de gran porte, con una corra de piedra similar a la de Santibanes está compartiendo espacio con el edificio y desde la carretera llama la atención, otra historia es cuando nos acercamos a verlo. La copa tiene bastante hoja pero con muchas amarillas y pardas. Para rematar el conjunto, había una rama rota en el suelo que tenía una cuerda anudada, a la que -es posible- ataran algún animal.

Sería interesante que la persona que hace esto buscase otro lugar para ello pues lo que menos necesita este ejemplar centenario, sus 243 cm de perímetro nos lo indican, es que se le rompan ramas, ya bastante tiene con la corra y lo apelmazado de parte del suelo, como se puede observar en la foto de la izquierda. Estos tejos, como cualquier otro árbol, sufren con la realización de obras en su entorno y no necesitan mas añadidos. Esperamos que no se vuelva a atar ninguna cuerda.

El año pasado, estaban los vecinos colaborando con la limpieza del entorno cuando nos acercamos a ver el tejo. Entre ellos se hallaba Pepe, el de Levinco, que nos comentó cosas muy interesantes relacionadas con el tejo y quedó en enviarnos una carta que había escrito un minero que tenía especial aprecio por este tejo. Dejo algunas fotos y la carta. ¡Gracias, Pepe!

 

 

 

 

Anuncios

Tejo de Santibañez de la Fuente, Sitio Histórico

Este mes le toca al texu de Santibanes (Santibañez de la Fuente, concejo de Aller), a uno de los jóvenes de los reconocidos como Sitio Histórico, y cuando llegamos al lugar nos encontramos con un tejo multicolor pues casi toda la copa estaba llena de hojas verdes, amarillas, tostadas … y el suelo lleno de hojas que el pie había ido soltando.

El Tixu de Santibanes es un tejo reconocido como Monumento Natural en el año 1995, decreto 78/95, que indica en su artículo 2

Se protege estrictamente el ejemplar y se delimita un ámbito de protección definido por la carretera local a Sanitbáñez de la Fuente y los siguientes elementos: la fachada principal de la iglesia parroquial, la fachada oriental del hórreo y la vivienda a la que está asociado.

y en el artículo 3 prohíbe una serie de actividades como la poda y la realización de “cualquier otra actuación que pueda comprometer en cualquier grado la vida del árbol, o que afecte a su porte o apariencia natural” Todo ello muy interesante pero que no parece cumplirse a la vista del ejemplar.

Las obras realizadas hace unos años (2012) parece que le están pasando factura, aunque siempre puede revertir la situación y que el tejo empiece a mejorar. En esta actuación de restauración del templo románico de San Juan de Riomiera la idea de colocar losetas en el suelo no es la mas adecuada.

Este pie, segun el Plan de Manejo del Tejo, no debiera tener nada bajo su copa en una proyección de dos veces la misma y aquí tenemos un camino de losetas, incumpliendo el art. 5.3.3 por no hablar de las podas enormes que ha sufrido, que serían de conservación. De momento solo nos queda esperar a ver como evoluciona.

Su aspecto es malo, la copa con muy poca hoja y casi toda de una gama cromática enorme, del amarillo al verde. Muchas agallas. Da pena verlo.

Espero que este Monumento Natural y Sitio Histórico resista las actuaciones realizadas en su entorno y podamos disfrutar de su presencia muchos años. En el Conceyu del Texu celebrado en 2010 estaba mucho mejor que ahora; de poco sirvieron las peticiones allí realizadas a la vista del estado actual, entre las que destaco:

1º Que el proyecto contemple desde el principio todas las medidas preventivas para preservar el árbol, tal como corresponde y se contempla tanto en el Plan de manejo del Tejo como en el propio decreto por el que se declaró Monumento Natural.

2º Esperamos que tanto durante el proyecto como durante la ejecución del mismo, se cuente con el asesoramiento y seguimiento oportuno por parte de profesionales especializados en las gestión de arbolado monumental.

 

Tejo de Priorio. Día Mundial del Medio Ambiente

Vivir de espaldas a la realidad que nos rodea parece ser lo habitual en este planeta. Hace unos cuantos años, allá por 1972 se celebró en Estocolmo la primera gran conferencia en la que el eje eran los temas medioambientales; en la Conferencia de Estocolmo, se intentaban establecer criterios básicos para la protección y mejora del medio humano y se decidió fijar como día mundial del medio ambiente el 5 de junio, fecha coincidente con la de inauguración de esta conferencia; se creó ese mismo año el PNUMA, un organismo especializado en temas ambientales. Todo bonito y, para nuestra desgracia, poco práctico. Comparto un texto de Eduardo Galeano dedicado al 5 de junio en su libro “Los hijos de los días”

El domingo 3, aprovechando la celebración en Priorio (concejo de Oviedo) del día Mundial del Medio Ambiente visité el tejo de Priorio, ubicado en un entorno cuidado, al lado de una iglesia con gran peso dentro de la arquitectura religiosa asturiana, construida en los siglos XII-XIII. Este ejemplar hembra, es uno de los integrantes del grupo de los 58 y con el de Mexide el más longevo dentro del censo de tejos de iglesia y conceyu.

El día gris, con el orbayu presidiéndolo todo y no permitía contemplar el cielo azul, pero le daba un aire sugerente al paisaje. La teja está regular, poca hoja, bastante de ella amarillenta; este pie ya lleva unos años así quizás intentando adaptarse a tanta loseta como tiene en el entorno y al banco cerca del tronco, como detalle final. Esperemos que mejore.

 

 

Tejo de Bustantigo, ¿monumento natural?

El tejo de Bustantigo, en el concejo de Allande, ha sido el beneficiario de unas obras de mejora del entorno.

El Ayuntamiento ha decidido seguir protegiendo al árbol y parece que va a solicitar la declaración de Monumento Natural, según se recoge hoy en el diario El Comercio, en una crónica firmada por Belén G. Prieto, en la que se dice:

Además, para favorecer la filtración del agua hacia las raíces, se aplicó una malla anti-hierbas al suelo de la plaza, sobre la que se extendió una capa de grava que hace de pavimento drenante. La actuación incluyó un tratamiento fitosanitario del tejo.

Es evidente que a la vista de los tejos que tienen esa calificación, ser monumento natural no supone gran cosa para el ejemplar. Mientras llega la protección pueden implementar la figura de amparo de interés local con la puesta en marcha de una ordenanza que los proteja; es una buena manera de defenderlos hasta que lleguen figuras “más potentes”. La ordenanza, creada por Bernabé y José Moya es fácilmente aplicable y está a disposición de los Ayuntamientos que quieran usarla.

Esperemos que todos estos trabajos sirvan para que el tejo pueda seguir viviendo en un entorno privilegiado como es el de la localidad de Bustantigo, en la ladera del Picoutel, en el valle del río del Ouro.

Tejo de Cuadroveña

Es muy agradable añadir un nuevo tejo al censo de tejos de iglesia y conceyu; lo habitual es que sean ejemplares jóvenes, pero no importa. Este es el caso del tejo de Cuadroveña, en el precioso concejo de Parres.

Cuadroveña es una entidad singular del concejo de Parres con la categoría de lugar, situado a casi dos kilómetros de la capital del concejo, Les Arriondes y a una altitud de 161 metros sobre el nivel del mar; según consta en el nomenclátor de sadei los habitantes en 2017 eran 113 que viven en 37 de las 41 viviendas. La orientación no puede ser mejor en un lugar como Asturias en el que el sol no suele abundar, protegido por la ladera de la Peña Villar; aquí estuvo la capital del municipio y la capilla de Nuestra señora de las Nieves (festividad el día 5 de agosto); esta capilla de estilo popular fue reconstruida en 1922 por el indiano José Blanco.

Madoz, en su diccionario nos cuenta algunas singularidades de la localidad y hace referencia al nombre que lo relaciona con un peñasco de cuatro puntas, aunque no está nada claro el origen, como se puede ver la publicación de La Nueva España sobre toponimia asturiana.

La capilla está al lado de la carretera que lleva a Les Arriondes, y en frente crece un tejo femenino. La verdad es que el lugar en el que está no es el mejor porque está pegado a la carretera y bastantes de sus ramas están podadas por algún que otro vehículo que pasa por allí (se puede observar en la foto). Su perímetro es de 81 centímetros y el color de la hoja era de un verde intenso; tenía bastantes arilas y alguna que otra agalla. No llega a 5 metros de altura. Su tronco recto estaba siendo visitado por una familia de caracoles como se puede ver en la foto de la izquierda. A ver si tiene suerte y puede disfrutar de una larga vida.

Tejo de Brañes

El concejo de Oviedo, tiene varios tejos de iglesia y hace un tiempo uno de ellos, el de Brañes, pasó a mejor vida.

El otro día, con motivo de la celebración del día del libro en Oviedo, cien escolares de cuatro centros del concejo participaron en un encuentro en el Campo de San Francisco organizado por el Centro del Profesorado y Recursos de Oviedo (CPR) y entre las actividades estaba la plantación de un árbol. Sobre árboles y libros, así se llamaba el evento.

No había tejo como eje vertebrador pero si terminé hablando de tejos con un funcionario de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Oviedo , Miguel Ángel Gilsanz (gracias Miguel) que me comentó que habían plantado uno en sustitución del que se había muerto en Brañes.

Tocaba visita para ver como estaba y la verdad es que da gusto llegar a un entorno tan cuidado como es el de la iglesia de Brañes. Esta entidad singular, con la categoría de lugar, tiene 78 habitantes en 2017 según el nomenclátor de sadei y se encuentra a unos 8 kilómetros de la capital del concejo; muy cerca está San Cucao con su enorme calera que emite ruidos y humos contaminando un paisaje hermoso.

El lugar, a pesar de la calera, es muy cómodo para dar un paseo y acercarnos hasta el río Nora, con su aspecto sucio de siempre pero que podemos obviar y quedarnos solo con el ruido del agua y disfrutar del camino.

Oviedo vuelve a tener seis tejos en el censo de tejos de iglesia y conceyu.

Tejo de Salas, Sitio Histórico

teja Salas acuarela'18
El tejo de Salas, en realidad es una teja, está ubicado desde hace unos cientos de años en el Cementerio de Salas, capital del concejo del mismo nombre y que tiene una figura de protección, la de Monumento Natural, desde 1995. A la llegada a Salas hay una indicación para verlo y eso da idea de que este ejemplar es valorado. En el mismo cementerio hay otro pie, bastante mas joven, que tampoco pasa por su mejor momento. La colmatación del cementerio es evidente y lo termina pagando la parte viva del mismo, que en este caso son ese par de centenarios.

Su estado de conservación es malo, pero poco se puede hacer con la cantidad de intervenciones que ha tenido en su entorno, rodeado de cemento y mármol hasta niveles inaceptables para la vida de cualquier ejemplar. Este pie sigue dando frutos rojos, todos los años, aunque cada vez son mas escasos. Está siendo sometido a un tratamiento de recuperación y esperemos que de resultado.

agallastejasalas18.jpgEl color de la hoja no es bueno, y no sé como habrá soportado este invierno ventoso y frío, pero cuando estuvimos de visita a principios de año solo tenían buen aspecto los rebrotes que salen del tronco, porque las hojas de la copa estaban llenas de agallas como podemos ver en la foto.

Toda la información para sustentar la declaración de este pie como Monumento Natural, se encuentra publicada en el BOPA, en las páginas 44 y siguientes donde encontramos una análisis detallado de la iglesia con algunos apuntes sobre el tejo.

Los vecinos, son conscientes de su importancia y por ello se han puesto en marcha distintos proyectos. Es de agradecer la labor de Amigos del Paisaje de Salas.

 Salascollage'18.jpg