Tejo de Veyo

Veyo es un lugar de la parroquia de Villardeveyo en el concejo de Llanera, que cuenta con 44 habitantes en 2021 (nomenclátor sadei) y posee un ejemplar de tejo centenario al lado de la iglesia de San Miguel, que guarda una joya en la parte posterior de la misma y es una celosía datada en el siglo X y que pertenecía a la que existió en la zona; el edificio está deteriorado, al menos en la fachada, y llama la atención por su diseño.

Este pie aguanta como puede la realización de unas obras que supusieron una amenaza para su existencia. De lejos parece que está bien, una copa redondeada y de considerable tamaño es agradable a la vista; cuando se está al lado pues la realidad se impone: brotes abundantes, copa rala por algunas zonas, alguna rama seca, podas recientes.

En resumen

  • Ubicado en Veyo, Llanera
  • Estado Regular/mal
  • Sin corra
  • Asfalto hasta casi el cuello, terreno duro, estacas a menos de un metro del tronco, suelo enlosetado bajo la copa
  • 249 cm de perímetro
  • ¿9? metros de altura

Dejo unas fotos de la visita

Tejo de Anes

Estos pobres tejos centenarios malviven al lado de iglesias y cementerios. Es el caso del de Anes (ubicado en el barrio de Orviz), en el concejo de Siero, que cuando fuimos a verlo después de muchos años, allí estaba tristón, con poca hoja y copa rala. Víctima de abandono por los que tiene que cuidarlo, alguna que otra poda no justificada, obras de mejora de caminos y un sinfín de cosas que afectan a su sistema radicular y favorece la presencia de hongos que acortan su vida de manera innecesaria.

Más de diez años sin verlo y el estado es peor de lo esperado. Dejo unas fotos que hablan por sí solas, en las que se puede apreciar las podas, un orificio realizado con alguna broca con fines que desconozco, una placa clavada en el tronco … no se puede pedir más.

Baxu’l texu de la Collá: ¿Xusticia ambiental y climática?

Este es el título de una carta publicada en el diario La Nueva España y firmada por Javier Arjona en la que se habla del texu de La Collá y, entre otras cosas, del abandono de estos centenarios

Su tamaño y longevidad amerita un cuidado máximo del que carece todavía, lo mismo que las ruinas románicas de la iglesia vieja de San Pedro (que al parecer ya aparecía en el testamento de Ordoño II en 921) de las que salía, en sus ropajes de bardo, Ánxel Nava para convocar el Conceyu, con los presentes, y con la memoria de los ausentes.

Javier Arjona

todo lo que dice en la carta en referencia a este patrimonio natural y arquitectónico es cierto. El abandono puede ser la expresión que resume lo que está ocurriendo en esta región en relación a estos centenarios. La declaración de Sitio Histórico es una más que se queda en el papel pero que no tiene soporte real porque los cuidados, en el supuesto de que se den, son imperceptibles.

La foto habla por si sola:

¡larga vida al texu!

Tejo de Ferroñes

Ferroñes es una parroquia del concejo de Llanera, que cuenta con 178 habitantes en 2021 (nomenclátor sadei) y cuatro entidades de población: Ferroñes, Les Areñes, Monteagudo y Noval.

Este ejemplar de tejo, bastante deteriorado, está al lado de la iglesia (bajo la advocación de Santa Eulalia, que resultó dañada durante la Guerra Civil), sin corra pero con asfalto hasta casi tocar el tronco por un lado. Abundante poda, mucho rebrote y bastantes ramas secas dan al conjunto del ejemplar un aspecto ajado.

Sin visitarlo desde 2011 podemos ver la disminución del tamaño de la copa.

En resumen

  • Ubicado en Ferroñes, Llanera
  • Estado Regular/Mal
  • Sin corra
  • 282 cm cuerda
  • 9 metros altura

Dejo unas fotos de la visita

Tejo de Torazu

Torazu (Torazo) es una localidad del concejo de Cabranes, ubicado en la zona central asturiana, y que cuenta con 255 habitantes en 2021 (nomenclátor sadei) distribuidos en sus ocho núcleos, siendo Torazu el que más habitantes tiene. Es un lugar hermoso, muy cuidado y con preciosas vistas; próximo al monte Incós al que se puede llegar haciendo una ruta no muy complicada.

Tejo de Torazu

La iglesia parroquial de San Martín el Real es un edificio de estilo barroco, con una sola nave, y de considerables dimensiones que fué fundado en 1685; su estado de conservación es bueno, como el de todo el pueblo. En la parte posterior hay un tejo con no muy buen aspecto.

Hacía bastante que no íbamos por la zona y el aspecto de este tejo no es muy bueno: poca hoja, copa rala, mucha poda y algún que otro rebrote. Esperamos que se recupere y, sobre todo, que dejen de podarlo; no estaría mal que se prohibiera aparcar bajo el tejo.

Las fotos nos dan una idea del estado: