Tejo de Sograndio

tejo de Sograndio, OviedoSograndio es una parroquia del concejo de Oviedo ubicada a la derecha del río Nalón; con una población de 376 habitantes en 2018 (nomenclátor de sadei) y que tiene un entidad singular con la categoría de lugar Sograndio de Arriba (Sograndio d’Arriba), a una distancia de la capital del concejo que no llega a los 10 kilómetros.

Aquí se encuentra la iglesia románica de San Esteban, construida en el siglo XII y reconstruida por L. Menéndez Pidal en el siglo XX; entre la iglesia y el cementerio se halla un campo con bastantes árboles entre los que destaca un tejo de considerables dimensiones (230 cm de perímetro y 15 m de altura) aunque su aspecto no es muy bueno, la copa no tiene mucha hoja.

La visita dejó un buen recuerdo, el lugar tiene encanto, y aquí queda un vídeo con algunas de las fotos que se hicieron.

 

tejo de Sograndio

Tejo de Samartin d’Ondes

Samartín d’Ondes (San Martín de Ondes) es un lugar del concejo de Belmonte de Miranda que tiene un tejo por el que los vecinos han peleado mucho ante la administración para aliviarle un poco el sufrimiento por tanto hormigón como había en su entorno. El Conceyu’l Texu se celebró allí este año para agradecer a la sociedad civil este esfuerzo para con su tejo.

Este verano pasé a ver como iba y la verdad es que daba gusto verlo, lleno de arilas, algunas de gran tamaño y recuperando la hoja. Aproveché para saludar a Pepe Cuendias que estaba ocupado con los preparativos de la fiesta del pueblo.

Dejo aquí unas fotos de la visita,

Declaración de los Derechos del Árbol

Nuesto amigo Ángel Pascual Prieto nos envió un enlace hermoso, como casi todo lo que él comparte, que nos lleva a la página de Dokushô Villalba Rosh, donde se halla la declaración de los Derechos del Árbol que fué promulgada en la Asamblea Nacional Francesa el 5 de abril de 2019; en el proceso se contó con la participación de Georges Feterman, presidente de la asociación A.R.B.R.E.S., consagrada a la preservación de árboles patrimoniales.

Sería estupendo que algo similar se hiciese en Iberia, mientras tanto nos queda esperar y disfrutar de nuestros venerables.

Sigue leyendo “Declaración de los Derechos del Árbol”

Tejo de Soto de Agues

Soto de Agues es una entidad singular con la categoría de lugar del concejo de Sobrescobio; a unos 3 kilómetros de la capital del concejo y con 243 habitantes en 2018 (nomenclátor de sadei) tiene una vitalidad enorme si la comparamos con la tónica de la zona rural astur, (no se si es debido a que allí comienza la ruta del Alba ). Este lugar tiene un patrimonio bien conservado, el paseo por sus calles es muy grato, y al lado de la iglesia nos encontramos con una teja a la que no visitábamos desde hace mucho tiempo y que presenta un aspecto lamentable: una copa muy ligera de hojas, arilas escasas, mucha hoja en el suelo y un color de las hojas mortecino. La verdad es que daba mucha pena verla en ese estado. La foto refleja un poco la situación, espero que resista el invierno y que en primavera tenga mejor aspecto.

 

Tejo de Meluerda

Este ejemplar de tejo femenino sigue viviendo en un lugar hermoso como es Meluerda, en el concejo de Ribadesella (parroquia de Collera) y separado por un camino de la capilla de San Julián (tipo popular con pórtico, nave y espadaña).

A tres kilómetros de la capital del concejo y 55 metros de altitud, tiene 147 habitantes en el año 2018 (nomenclátor sadei); está cerca del área recreativa del Infiernu.

Hacía mucho tiempo que no lo visitábamos y lo encontramos con la copa algo rala, como se puede ver en la foto. Tenía bastantes arilas de buen color y el número de ramas secas es abundante. Con sus 310 cm de cuerda está entre los centenarios astures que denominamos los 58.

Tejo de Villandás

Algunas veces el nombre del lugar en el que se encuentra el tejo es el que le da el nombre y nos tropezamos con errores que hay que subsanar mientras se pueda. Este es el caso del tejo de Villandás que se encuentra en la localidad de Santa María de Villandás (4 habitantes en 2018 según el nomenclátor de sadei) y no en la de Villandás, por lo que al ir a visitarlo, después de tantos años de no hacerlo no recordábamos este aspecto y acabamos en Villandás, donde unos vecinos amablemente nos sacaron del error. El tejo lo seguiremos denominando de Villandás que es como nos lo dijo César Pañeda (gracias César por tu aportación) y esperamos que no se nos olvide este aspecto la próxima vez que lo visitemos, aunque el lugar de Villandás siempre merece una parada.

Hacía mucho tiempo que no lo visitábamos y el otro día volviendo de Montoubo hicimos una parada. La carretera muy estrecha y sinuosa nos llevó a la iglesia de Santa María. Este ejemplar macho, de 190 cm de cuerda, tiene muchas agallas, cantidad de hoja seca en el suelo y la mayoría de las ramas con hojas de color parduzco que no hacen presagiar nada bueno. Aunque le asfaltaron hasta el cuello parte del sistema radicular está sin él pero eso no parece ser suficiente. Tanto el tejo como el pino que tiene al lado están bastante deteriorados. Esperemos que recuperen algo de vitalidad, aunque lo vemos complicado.