Tejo de Berducedo

Berducedo (concejo de Allande) es un lugar importante para los que hacen el camino Primitivo, hay un albergue, hasta 1980 hubo una casa hospital, una iglesia (Santa María, siglo XIV) con un tejo bonito que está cerca de un regato y al que siempre que pasamos por la zona paramos a ver como va.

Esta entidad singular con la categoría de lugar, a unos 25 kilómetros de la capital del concejo sigue perdiendo población a pesar de ser lugar de paso de muchos peregrinos pero eso no es suficiente para dinamizar la economía local y cuenta con 95 habitantes en 2018 (nomenclátor sadei).

El tejo de Berducedo crece bien por su ubicación y es de esperar que siga así durante mucho tiempo. El otro día, de vuelta de la celebración del día de San Juan en el Museo Etnográfico de Grandas de Salime (creado por Pepe el ferreiro), paramos a verlo y con alguna que otra hoja amarillenta el aspecto era bueno. El paseo por el pueblo siempre agradable con una parada en el cementerio viejo que tiene mucho encanto.

Tiene un tronco bonito, recto y con muchos surcos, el sonido del regato y el canto de algunos pájaros completan el cuadro; es un lugar con encanto. Es una pena que sigan cortándole ramas cuando no estorban a nadie; esperemos que dejen de hacerlo.

 

 

 

Anuncios

Tejo de Lago, el abandono

En esta Comunidad Autónoma, donde tanto se publicita lo de Paraíso Natural, tenemos una serie de ejemplares que se han considerado merecedores de protección por parte de nuestra administración regional y se les ha concedido la figura de Monumento Natural

La categoría de Monumento Natural es una de las cuatro figuras de protección que establece la Ley 5/1991, de 5 de abril, sobre protección de espacios naturales (BOPA nº 87 de 17 de abril de 1991), para los espacios naturales del Principado de Asturias. Dicha categoría se aplica a aquellos espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial. Se consideran también Monumentos Naturales las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea que reúnan un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

La declaración de estos espacios se efectúa por decreto y las directrices de actuación para asegurar que las actividades a realizar en la zona no alteren los valores a proteger se recogen en el propio decreto de declaración. En dicho documento se especifican cuales son las actividades compatibles, autorizables y no autorizables.

En el año 1995 el tejo de Lago fue considerado merecedor de esta protección siendo consejera la señora María Luisa Carcedo; tengo dudas que este tipo de medidas sirva para algo, si es cierto que cuando vas por el lugar los vecinos suelen comentarte que “el tejo no se puede tocar porque multan” y poco más; el hecho es que el entorno de este ejemplar que visité hace unos días está abandonado, rodeado de maleza, las escaleras que dan acceso al mismo casi impracticables y los carteles que recogían la información rotos … una sensación de abandono total. No es una crítica, las entidades encargadas de su cuidado seguro que tienen muchas cosas que gestionar y pocos recursos pero da bastante pena verlo, aunque quizás sea mejor esto que lo que le ocurre al de Bermiego que terminará muriendo de éxito con tanta visita y tanta foto bajo su copa, con un suelo apelmazado que da miedo verlo; este tejo de Lago (concejo de Allande), rodeado de maleza y con bastantes días de niebla a lo largo del año está siendo testigo mudo de lo que por allí sucede (supongo que poco, porque en el pueblo apenas quedan habitantes durante todo el año).

Leyendo el Decreto 76/95 se puede colegir que es la Administración del Principado la encargada de su conservación:

Artículo 5.-La Administración del Principado velará por la conservación de este ejemplar y su entorno inmediato. La autorización de cualquier actividad o proyecto que afecte a1 Monumento Natural o su ámbito de protección deberá  ser sometida preceptivamente a valoración por la Dirección Regional de Recursos Naturales, o de aquella en la que recaigan las competencias sobre espacios naturales protegidos.

Quizás este abandono es lo que la Administración del Principado considera conservación; aunque, al final, lo importante es que el tejo siga vivo, aunque sea rodeado de maleza.

Dejo unas fotos donde se puede ver un poco lo que comento.

Tejo de San Martín del Mar, Sitio Histórico

Del tejo de San Martín del Mar poco que decir, estuve a principios de mayo visitándolo y sigue con poca hoja en algunas partes y con una zona bastante afectada.

Hay un vídeo de 2013 que nos cuenta un poco cuando comenzó el deterioro y otro posterior de 2014 donde se ven las obras de saneamiento del ejemplar realizadas a instancias del Ayuntamiento de Villaviciosa.

Es de agradecer el interés mostrado por las personas en cuidar este pie y como solicitan ayuda y también comprobar como el Ayuntamiento se ha puesto a la tarea podando la copa y bastantes ramas secas que tenía; esto se hizo en 2014 y no parece que el pie esté del todo bien, aunque si hay una zona de la copa en la que las ramas están pobladas con abundantes hojas de un color verde intenso.

Tejo de Arangas, Sitio Histórico

Arangas, es una entidad singular con la categoría de aldea de la parroquia de Las Arenas en el concejo de Cabrales que está a una distancia de 7 kilómetros de la capital del concejo y a una altura de 362 metros (nomenclátor de sadei). En esta hermosa aldea está uno de los Sitios Históricos con tejo del Principado de Asturias, el teju de Arangas, uno de los mas viejos del censo de tejos de iglesia y conceyu asturianos.

En la visita de este año, con un día soleado y un incendio en el vecino concejo de Peñamellera Alta, la impresión es que estaba regular, con bastante rama seca; el color de la hoja nueva era intenso y parecía haber soportado bien el invierno.

Dejo un resumen fotográfico usando la plantilla de smilebox

Tejo de Abamia, Sitio Histórico

Abamia es como una herida que no termina de curar, ni la cirigüeña con su poder de cicatrización termina por cerrarla. Este Sitio Histórico está en nuestra memoria siempre y tres de los nueve conceyus celebrados han sido bajo su copa y con su presencia agónica. El tiempo da para poco, cada vez se va mas deprisa, y uno de mis objetivos es visitar una vez al año esos ejemplares con la etiqueta de Sitio Histórico para ver como están y en marzo estuvimos por el oriente.

En  primavera tocó Abamia y cada vez que subimos la cuesta que nos lleva desde Corao hasta allí la sensación de temor ante lo que nos podemos encontrar es evidente. La teja mayor nos recibe cada vez con menos hoja y allí nos acordamos de los amigos que se han ido como Amable Vallina y Manolo Corces que tanto han hecho por el patrimonio natural y -en especial- por los tejos y que nos dejaron el encargo de atalantar lo poco que nos queda. Esta teja ha padecido la ignorancia, porque no podemos considerar que había voluntad, de los encargados de realizar las obras de mejora de este elemento patrimonial que comparte espacio con el tejo y que ambos forman el Sitio Histórico de Abamia. Todo esto ha tenido sus consecuencias y la teja, desde entonces, y van mas de once años, ha ido perdiendo tersura y energía. Duele verla tan frágil, aunque consuela ver los tejos que están creciendo en el murete colindante, que son herederos directos suyos.


El Sitio Histórico da pena verlo, poco cuidado, el edificio está lleno de humedades y el mobiliario urbano alterado por algún visitante que no tiene presente que lo que allí hay es de todos y debemos respetarlo. De los tejos poco que decir, la teja mayor está mal y los otros dos, más jóvenes, presentan mejor aspecto. Desconcemos quienes son los encargados de su custodia, pero es evidente que están olvidados. Confiamos en que se ponga remedio y en la próxima visita el conjunto presente un aspecto mejor.

 

 

Tejo de la Bienvenida

molino de Vega, Pola de Siero.Normalmente los tejos del censo de tejos de iglesia y conceyu suelen llevar el nombre del lugar en el que se encuentran, algunas veces el de la iglesia y este, al ser un alta, pues le voy a dar el nombre que a mí me parece mejor de cara a su identificación; el tejo de la Bienvenida se encuentra en la localidad de Vega en la parroquia de Samartino en el concejo de Pola de Siero y en Asturias hay otro tejo de iglesia ubicado en la localidad de Vega en el concejo de Aller, así que para evitar confusiones estamos ante el tejo de la Bienvenida porque la capilla de Vega recibe ese nombre y -además- hay una historia bonita vinculada al lugar en el que se enclava. Vega es una entidad singular de la parroquia antes citada, con la categoría de casería y que -según el nomenclátor de sadei– tiene 86 habitantes en el 2018 y está a unos tres kilómetros de la capital del concejo. En el pueblo había un molino que aprovechaba las aguas del río Seco y hay un palacio y una capilla bajo la advocación de Santa Lucía.

Hecha esta introducción, he de decir, que la persona que nos indicó su existencia es José González, que en sus correrías por la región siempre que hay un tejo nos manda una o varias fotos, cosa que desde aquí agradezco; la mayoría de ellos son tejos no de iglesia, que yo denomino laicos y que guardo en una carpeta por si en algún momento tengo tiempo a darles visibilidad. Gracias José por acordarte de nosotros y enviar fotos de tejos.

Capilla de La Bienvenida, Vega, Pola de SieroEste ejemplar es joven, no sé cuando habrá sido plantado pero no hace mucho, crece bien porque el lugar es propicio y está en la parte trasera de la capilla de Nuestra Señora de la Bienvenida, que está en uno de los caminos de Santiago que hay en la región. El lugar es hermoso, para llegar a él desde el pueblo hay que pasar el palacio y dejar el coche en una pequeña plaza que hay, donde nos encontramos con un cartel indicador medio caído y seguir caminando por un sendero acogedor, al llegar a un indicador de sendero hay que desviarse hacia la derecha (debiera estar indicado) y al cabo de unos diez minutos ya vemos la capilla; con sol una maravilla y con lluvia evocador.

En el cartel que está a la derecha de la foto se cuenta el origen del nombre de la capilla:

Cuenta la tradición que en el entorno de Vega existió un monasterio, cuyo prior tenía por costumbre salir a recibir a los Peregrinos que se dirigían a Santiago por esta ruta, a través de la campiña sierense.
Junto a una libra de pan y un jergón de hojas de maíz para el descanso, dicho prior les daba la “bienvenida”, lo que se considera el origen del nombre de la capilla.

El tejo está protegido por unos palos, aunque quizás fuera necesaria una malla. De momento crece bien, hay bastante hoja nueva.

 

Tejo de La Bienvenida, Vega, Pola de Siero

 

Tejo de Santiso

Hoy leyendo el periódico digital La Nueva España, en su sección del occidente, me encuentro con la noticia de la celebración en Cangas del Narcea del milenario de la Capilla de Santiso y uno de los actos era la plantación de un tejo en el espacio reservado al lado izquierdo de la capilla como se puede ver en el cartel. También se hace eco del acto el periódico El Comercio.

Es un alta en el censo de tejos de iglesia y conceyu y eso siempre está bien. Felicitar a los promotores de la idea.