Asturnatura 27

Ya está publicado el último número de la revista Asturnatura que edita la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza, dirigida por Carlos Lastra y en la que se habla, entre otras muchas cosas, del Texu de Santibanes de la Fonte

El último Conceyu del Texu se realizó en ese lugar y allí Xuacu Amieva tocó la pieza que compuso para el texu. Nos falta por visitar el lugar para ver como ha quedado todo. 

Como la calidad de la imagen no es muy buena, reproduzco el último párrafo del artículo:

La existencia de un Monumento Natural, como es el tejo de Santibanes, exige que todos vigilemos el cumplimiento de la normativa. Esperamos que, dada la sensibilidad ante el Medio Ambiente que no dudamos tiene esa empresa, se procure el cuidado máximo al realizar estas obras.

Anuncios

Reyes 2012

Este año que hemos terminado, el 2011, no tuvo ni resumen anual ni carta a los Reyes Magos. El motivo para no escribir la carta es obvio: cansancio de pedir siempre lo mismo y no conseguir nada; así que, como sus majestades tienen mucha tarea, hemos decidido dejar de repetir estas peticiones y hasta que no se cumplan no habrá mas cartas. La idea es no agobiar.

Un ejemplo del cansancio antes mencionado puede ser el relacionado con el tejo de Páramo, ejemplar de 360 cm de cuerda, con una bella copa, visible desde la carretera que va a La Focella, desde la que sube a Villa del Sub, desde la que sube al Puerto de Ventana … todo ello incluido en el Parque Las Ubiñas-La Mesa.

Hace unos años, cuando visitamos este pie observamos el hormigonado y la corra, alguna que otra poda y cortes a navaja en el tronco. En el año 2010 le habían hecho una gran poda y en la parte superior del tronco se encontraba un hongo de tamaño considerable. Pero aquí no termina el relato; en 2011 nos llega un correo electrónico (gracias por avisarnos) en el que nos comentan que se están realizando “obras de mejora” en esta localidad que pueden afectar al tejo, las fotos que enviaban eran lo suficientemente alarmantes para que nos desplazáramos a visitarlo (octubre 2011) y allí estaban trabajando unas máquinas de pequeñas dimensiones a unos 30 metros del tronco del tejo y que -en principio- no parecía iban a afectar de forma evidente al ejemplar.

Esta semana nos llegaron unas fotos que nos dejan un poco asustados, pues vemos que han asfaltando la carretera que ya tenía un firme de hormigón y levantaron todo el pavimento que tapaba las raíces del tejo y -en su lugar- han colocado unas piedras que dan al conjunto un aspecto mas rústico pero que tenemos serias dudas sobre la conveniencia para el ejemplar. No sabemos quien ha realizado el trabajo ni como lo han llevado a cabo pero esperamos que hayan recurrido a los entendidos en estas materias ya que los árboles longevos tienen que recibir un tratamiento por expertos (lo que se hace a un manzano no vale para un tejo de mas de 300 años); esta no deja de ser una pelea agotadora porque casi nunca se cuenta con la presencia de verdaderos conocedores de árboles centenarios; no sabemos si es por desinterés o por ignorancia pero el tratamiento que reciben no es el que se merecen.

Solo con cumplir el Plan de Manejo del Tejo la mayoría de los problemas estarían evitados pero no se hace. Habrá que observar como evoluciona este pie y esperar que todo esto no le afecte demasiado. Todos somos responsables de lo que le suceda a este patrimonio natural que sigue olvidado, pero nuestros medios son escasos si los comparamos con los que disponen las administraciones. No estaría mal que se empezasen a ver las actuaciones por su parte en defensa de este patrimonio natural.

Tejos de cementerio

El otro día estuvimos visitando la zona de Salas y como estaba cerca fuimos a enseñar a nuestro acompañante la preciosa teja de Salas (casi 16 metros de altura y 6 de cuerda). Lo primero que observamos, antes de llegar al aparcamiento, fue una gran rama seca; a medida que nos aproximábamos el número de ramas secas iba aumentando y cuando estábamos en el cementerio la imagen era desoladora: poca hoja, mucha rama seca y un deterioro evidente en este ejemplar declarado Monumento Natural (Decreto 77/95 de 27 de abril) que daba pena.
Nuestro acompañante sacó algunas fotos para tener recuerdo de la visita que -amablemente- compartió con nosotros.
Viendo el lugar con calma y recordando la sensación de agobio que se siente allí pensé en la diferencia de trato que tienen los tejos según el país. Pongo como ejemplo uno de los cementerios de Canterbury con un montón de tumbas y bastantes tejos en perfecta armonía con el lugar, con espacio suficiente para que se perciba una paz especial.

La comparación con el de Salas no necesita ningún comentario:

 

¿a qué estamos esperando? no estaría nada mal que nuestras instituciones responsables de la conservación de estos elementos patrimoniales tomasen nota.