Tejo de Grandas de Salime

Hace un rato leyendo una entrada de una bitácora que me gusta, La nuestra tierra, me acordé de este lugar y de su tejo. Grandas de Salime no es un pueblo al que le queda solo un habitante como en el texto de Julio Llamazares, pero cada vez que voy parece mas vacío y el único que sigue creciendo con ganas es el tejo de la iglesia.

texu GrandasdeSalime

 

El abandono de la zona rural no es un caso aislado en Asturias, vivir de espaldas a la naturaleza parece ser la propensión y duele comprobar como esos sitios van quedando vacíos o siendo habitados solo en verano, la pérdida de vida es evidente y produce cierta tristeza. Desconozco lo que hay que hacer para revertir la tendencia, pero el proceso ya parece irreversible. Nos quedarán los tejos como testigos mudos de lo que allí sucedió y los recuerdos de los buenos momentos. En Grandas tendremos, entre otras cosas, el tejo y el museo etnográfico creado por José Naveiras Escanlar, que tuvo la gran visión en los años 70 del siglo XX de ir recuperando objetos que la gente no utilizaba y que eran reflejo de una forma de vivir que estaba desapareciendo. Ya en aquellos años Pepe se dió cuenta que lo rural tenía poco futuro, es una lástima que los gestores no fueran conscientes de ello; siempre nos quedará el museo por mucho que algunos pretendan lo contrario.

Dejo esta foto con la esperanza que siga creciendo bien y que las generaciones futuras respeten su ubicación.

Anuncios

Documentos RNE: Árboles de Junta

Voy lenta, con ritmo pausado para disfrutar de los buenos momentos que nos tiene reservada la vida, uno de los cuales fué la charla mantenida con Álvaro Soto.

Tejo El PedruecuTengo pendiente comentar el programa que se emitió en este mes de diciembre en RNE dirigido por Álvaro Soto que llevaba el nombre de Árboles de Junta y en el que tuve el honor de participar; no tengo palabras para agradecer a Álvaro el tiempo dedicado a conversar conmigo y la sensibilidad mostrada ante un tema como el de los árboles tan alejado de lo que hoy se puede considerar tendencia pero que tiene una importancia enorme en lo que hemos sido y seremos; Esta radio pública -donde tienen cabida los árboles- es donde él trabaja; En una entrevista realizada por Gorka Zumeta , define un poco lo que para él es la radio pública, la de todos, y que yo comparto:

La radio pública no puede estar obsesionada con la audiencia, tiene que buscarla por honestidad y rentabilidad, pero no a cualquier precio.

Continue reading “Documentos RNE: Árboles de Junta”

Sueve y carreras de montaña, vamos por la tercera

Hace un tiempo que detectamos cierta indignación en las redes sociales, es como si hubiésemos bajado el listón de la tolerancia y todos estuviésemos sensibles a los comentarios y acciones de los demás.

Hoy el diario La Nueva España, en su edición digital del oriente, trae una noticia relacionada con el Sueve y un grupo de ganaderos de la zona que se quejan de los destrozos causados por una carrera de bicicletas de montaña que discurrió por allí; al final de la noticia, se habla de la tejeda y esta vez de una carrera en la que pueden participar hasta 330 corredores con la consiguiente presión sobre una zona tan delicada: Continue reading “Sueve y carreras de montaña, vamos por la tercera”

Amable Vallina en El Bosque Habitado

Poco que decir de la figura de Mable El de Melendreros, Amable Vallina, que a sus taitantos sigue plantando tejos, con un amor enorme hacia esta especie.

El programa de El Bosque Habitado le hace hoy un hueco para que no podamos olvidar su trabajo discreto en favor de los árboles, el tejo en particular, y la naturaleza en general. Compartir un rato con Amable es uno de esos lujos que la vida tiene guardado para algunos, y poder oírlo hoy ha sido estupendo. Agradecemos a María José Parejo y su gente por darnos esta oportunidad.

Dejo una frase de Amable relacionada con el “texu de Paragües” porque es allí donde el quiere estar cuando se muera: “a esi llanín, si atienden algo, van a echar seguramente les cenices míes” ya sabemos, tenemos que atender algo y llevar allí sus raíces, nada de olvidos ni disculpas, Mable se merece eso y mas.

amable14

… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.

… no es esto” forma parte del título de la última colaboración de Ignacio Abella Mina en la tribuna de opinión de LNE (edición para suscriptores, 6-10-2016), el resto es un complemento de esta bitácora.

hongo-sacoloma16Empieza como un cuento y a medida que avanza va dejando mojones de lo que no se debe hacer en temas relacionados con árboles, en concreto, en los monumentales. Especial mención a lo sucedido a Bernabé Moya Sánchez, generosidad arbórea en persona, que ha resultado afectado al desaparecer el Departamento de Árboles Monumentales que dependía de IMELSA (Valencia). Abamia, siempre presente, tiene un hueco y no estaría nada mal que alguien en esta Comunidad Autónoma tomase cartas en el asunto de los árboles monumentales que aquí viven, aunque si es para decir buenas palabras pues no sirve, los vetustos -protegidos o no- quieren hechos y eso significa cuidados, porque conceder categorías no parece que sirva para mucho, vista la situación de algunos. Continue reading “… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.”

Ables, urbanizando al lado de un tejo centenario

Porteger para mantener y poder transmitir a los que nos sucedan es una premisa que nos parece adecuada para andar por la vida. En el supuesto de los tejos centenarios asturianos es una necesidad dado el delicado estado en el que se encuentran la mayoría de ellos.

El Plan de Manejo del Tejo, ese instrumento que podría ser útil para que los centenarios tejos astures pudiesen vivir protegidos, no se aplica, es el gran ausente, aunque el Gobierno del Principado de Asturias -a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras- editó un folleto, en formato de tríptico, hace unos años en papel reciclado, siendo uno de los encabezamientos “Conservemos esta especie milenaria” y donde se decía:

  • no tales ni podes sus ramas
  • no dañes su madera clavando carteles, utilizando su tronco como soporte de cables o realizando inscripciones en su corteza
  • para no dañar sus raíces no abras zanjas ni hoyos. No excaves, asfaltes ni pavimentes el terreno de su alrededor
  • no aparques vehículos en sus inmediaciones
  • no utilices su entorno para situar contenedores de residuos y mucho menos como vertedero

La verdad es que el papel lo soporta todo y la realidad suele ser otra. Todos los textos contenidos en ese tríptico son suscribibles si queremos conservar la especie. Cuidado, mimo, atención, vigilancia y mucho más está allí.

ables'16Hace unos días visitamos los tejos de San Cucao en el concejo de Llanera para ver como iban, qué tal habían pasado el verano y hacer unas fotos; forma parte de una rutina que tenemos desde hace unos años y que consiste en visitar a los centenarios mas singulares una vez al año. Al marchar se nos ocurrió hacer una visita al tejo de Ables, situado no muy lejos, en el mismo concejo de Llanera y nos llevamos un disgusto. La urbanización que se pretendía hacer (año 2013) en la finca colindante ya está iniciada, el lineal de la calle y los muros de las viviendas están bien visibles y el destrozo al paisaje es evidente. Sabemos que este pie no está bajo la protección del Plan de Manejo del Tejo, solo tiene 346 cm de cuerda y una vida longeva, pero ni el Ayuntamiento de Llanera ni la Consejería de turno tuvieron a bien protegerlo, como les ocurre al resto de los este concejo que están integrando el censo de tejos de iglesia y conceyu.

Confiamos en que soporte las obras y pueda seguir viviendo allí otros cientos de años mas. Dejamos unas fotos que resumen un poco lo que hemos visto, aunque no hemos sido capaces de captar la profundidad del daño al paisaje que supone esta actuación.

ables'16

AblesHay que sensibilizar a la sociedad para que tome conciencia de lo valioso que es el patrimonio natural, plantar un árbol es importante pero conservar el que lleva viviendo hace unos cientos de años es básico, supone respeto hacia quien lo hizo y hacia el que lo tiene que seguir disfrutando; somos usufructuarios, no se nos debe olvidar. En fin, seguiremos por este camino intentado que la gente abra la mirada al árbol en particular y a la naturaleza en general. El camino es largo pero no estamos solos, Amable Vallina y otros muchos que no tenemos el gusto de conocer llevan años haciéndolo.

Para aquél que sabe que los árboles sienten dolor, que tienen memoria y que los árboles progenitores viven con sus retoños, ya no es tan fácil talarlos, ni deambular con grandes máquinas a su alrededor.

Peter WOHLLEBEN “La vida secreta de los árboles”

Ayuntamiento de Colunga y los tejos

Acabamos de leer una noticia en la sección de oriente de LNE que hace referencia al bosque del MUJA. Este bosque educativo ubicado en la rasa de San Telmo, compartiendo espacio con el Museo Jurásico, ya está terminado.

Los visitantes que se acerquen a conocerlo podrán ver, no obstante, un enorme eucalipto que se ha conservado -al igual que otros ejemplares sanos- y que, pese a no ser una especie propia de la región, ya parece haberse asimilado en muchas zonas como parte del paisaje. Castaños, tejos, robles, abedules, laureles, hayas y acebos son los árboles de nueva plantación que desde ahora crecerán en esta finca propiedad del Ayuntamiento de Colunga.

Felicitamos a los promotores de este proyecto del Ayuntamiento de Colunga al incluir los tejos como parte del bosque y estaríamos encantados de poder hacer lo mismo el año que viene cuando concedan los permisos oportunos para las carreras que discurren por la tejeda del Sueve, lugar de tejos en situación límite, que esperamos respeten. Porque no nos parece coherente cuidar con tanto mimo este bosque del MUJA y mirar para otro lado cuando se trata del gran bosque de tejos que es la tejeda del Sueve.

tejo en el Sueve. 2009