Dulce María Prida Vega

Hace mucho que no sabía de ella, echaba en falta sus correos semanales donde indicaba las actividades a realizar en el Parador de Cangas de Onís; pensé que este año tendrían un programa concentrado en la primavera y por eso no recibía ninguna convocatoria.

Su correo dice un poco de como era ella: atrapandocaminos@ … y hoy me entero que ha fallecido. Lamento profundamente que se haya ido tan pronto una persona tan generosa con su tiempo y su conocimiento. Siempre dispuesta a facilitar la vida cuando se pedía alguna información; a mí me ayudó a encontrar el tejo de Fios, que yo buscaba al lado de la iglesia y allí estaba, pero de la iglesia vieja, ubicada en un lugar escondido que sin su ayuda no habría podido localizar.

Le gustaba la naturaleza y organizó un encuentro en el Parador donde Ignacio Abella disertó sobre los tejos y Xuacu Amieva nos amenizó con el Canciu’l texu; el director del Parador -Ignacio Bosch- lo denominó El conceyín del Texu. Coincidí con ella alguna vez que visitamos al texu de Villanueva y siempre estaba ofreciendo su ayuda, sin invadir, haciendo saber que allí estaba por si necesitábamos algo. Es un hermoso detalle que se le ponga su nombre a la Biblioteca del Parador.

Para sus familiares y amigos vaya nuestro más sentido pésame.

 

Otro año mas, “la pisada del diantre”

“Los bosques preceden a las civilizaciones, los desiertos las siguen.”
CHATEAUBRIAND

 

Cada vez me cuesta mas hablar de ciertos temas, y uno de ellos es esta carrera, con parte de su trazado discurriendo por la Tejeda del Sueve, y cuyo nombre aparece en el título de esta entrada. Sigue leyendo “Otro año mas, “la pisada del diantre””

Tejo de Grandas de Salime

Hace un rato leyendo una entrada de una bitácora que me gusta, La nuestra tierra, me acordé de este lugar y de su tejo. Grandas de Salime no es un pueblo al que le queda solo un habitante como en el texto de Julio Llamazares, pero cada vez que voy parece mas vacío y el único que sigue creciendo con ganas es el tejo de la iglesia.

texu GrandasdeSalime

 

El abandono de la zona rural no es un caso aislado en Asturias, vivir de espaldas a la naturaleza parece ser la propensión y duele comprobar como esos sitios van quedando vacíos o siendo habitados solo en verano, la pérdida de vida es evidente y produce cierta tristeza. Desconozco lo que hay que hacer para revertir la tendencia, pero el proceso ya parece irreversible. Nos quedarán los tejos como testigos mudos de lo que allí sucedió y los recuerdos de los buenos momentos. En Grandas tendremos, entre otras cosas, el tejo y el museo etnográfico creado por José Naveiras Escanlar, que tuvo la gran visión en los años 70 del siglo XX de ir recuperando objetos que la gente no utilizaba y que eran reflejo de una forma de vivir que estaba desapareciendo. Ya en aquellos años Pepe se dió cuenta que lo rural tenía poco futuro, es una lástima que los gestores no fueran conscientes de ello; siempre nos quedará el museo por mucho que algunos pretendan lo contrario.

Dejo esta foto con la esperanza que siga creciendo bien y que las generaciones futuras respeten su ubicación.

Documentos RNE: Árboles de Junta

Voy lenta, con ritmo pausado para disfrutar de los buenos momentos que nos tiene reservada la vida, uno de los cuales fué la charla mantenida con Álvaro Soto.

Tejo El PedruecuTengo pendiente comentar el programa que se emitió en este mes de diciembre en RNE dirigido por Álvaro Soto que llevaba el nombre de Árboles de Junta y en el que tuve el honor de participar; no tengo palabras para agradecer a Álvaro el tiempo dedicado a conversar conmigo y la sensibilidad mostrada ante un tema como el de los árboles tan alejado de lo que hoy se puede considerar tendencia pero que tiene una importancia enorme en lo que hemos sido y seremos; Esta radio pública -donde tienen cabida los árboles- es donde él trabaja; En una entrevista realizada por Gorka Zumeta , define un poco lo que para él es la radio pública, la de todos, y que yo comparto:

La radio pública no puede estar obsesionada con la audiencia, tiene que buscarla por honestidad y rentabilidad, pero no a cualquier precio.

Sigue leyendo “Documentos RNE: Árboles de Junta”

Sueve y carreras de montaña, vamos por la tercera

Hace un tiempo que detectamos cierta indignación en las redes sociales, es como si hubiésemos bajado el listón de la tolerancia y todos estuviésemos sensibles a los comentarios y acciones de los demás.

Hoy el diario La Nueva España, en su edición digital del oriente, trae una noticia relacionada con el Sueve y un grupo de ganaderos de la zona que se quejan de los destrozos causados por una carrera de bicicletas de montaña que discurrió por allí; al final de la noticia, se habla de la tejeda y esta vez de una carrera en la que pueden participar hasta 330 corredores con la consiguiente presión sobre una zona tan delicada: Sigue leyendo “Sueve y carreras de montaña, vamos por la tercera”

Amable Vallina en El Bosque Habitado

Poco que decir de la figura de Mable El de Melendreros, Amable Vallina, que a sus taitantos sigue plantando tejos, con un amor enorme hacia esta especie.

El programa de El Bosque Habitado le hace hoy un hueco para que no podamos olvidar su trabajo discreto en favor de los árboles, el tejo en particular, y la naturaleza en general. Compartir un rato con Amable es uno de esos lujos que la vida tiene guardado para algunos, y poder oírlo hoy ha sido estupendo. Agradecemos a María José Parejo y su gente por darnos esta oportunidad.

Dejo una frase de Amable relacionada con el “texu de Paragües” porque es allí donde el quiere estar cuando se muera: “a esi llanín, si atienden algo, van a echar seguramente les cenices míes” ya sabemos, tenemos que atender algo y llevar allí sus raíces, nada de olvidos ni disculpas, Mable se merece eso y mas.

amable14

… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.

… no es esto” forma parte del título de la última colaboración de Ignacio Abella Mina en la tribuna de opinión de LNE (edición para suscriptores, 6-10-2016), el resto es un complemento de esta bitácora.

hongo-sacoloma16Empieza como un cuento y a medida que avanza va dejando mojones de lo que no se debe hacer en temas relacionados con árboles, en concreto, en los monumentales. Especial mención a lo sucedido a Bernabé Moya Sánchez, generosidad arbórea en persona, que ha resultado afectado al desaparecer el Departamento de Árboles Monumentales que dependía de IMELSA (Valencia). Abamia, siempre presente, tiene un hueco y no estaría nada mal que alguien en esta Comunidad Autónoma tomase cartas en el asunto de los árboles monumentales que aquí viven, aunque si es para decir buenas palabras pues no sirve, los vetustos -protegidos o no- quieren hechos y eso significa cuidados, porque conceder categorías no parece que sirva para mucho, vista la situación de algunos. Sigue leyendo “… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.”