Rozadas, Julio 2014

RozadasfraseCuriosa la sensación que tuvimos el viernes en Rozadas al acudir a la convocatoria en apoyo al arce centenario, que está amenazado de muerte. Este lugar queda lejos,  hay que ir allí a propósito; al llegar había poca gente y al marchar lo mismo, pero no importó porque la sensación que tuvimos los que allí estábamos era positiva. Es cierto que mucha de la gente que apoyó en las redes sociales no se pudo desplazar pero de los lugareños había pocos, se notó la falta de Benito -que tanto luchó por salvar sus tejos- y la de algún representante de la corporación municipal para dar su apoyo; ya sabemos que las obligaciones son muchas pero aquello estaba un poco solo. Confiamos, como no podía ser de otra forma, en que la corporación sea sensible a las demandas de salvación de este ejemplar y esperamos que la difusión que se hizo en la tpa haya servido para convencer a los que tienen la última palabra; la tarea en los medios sociales con recogida de firmas y difusión de la convocatoria ha sido importante y es de esperar que esto llegue a los responsables finales y que el año que viene podamos estar allí otra vez para celebrar que el arce sigue en su sitio; Miguel, que vino desde el Bierzo, prometió traer vino de su tierra para celebrar como se merece el aniversario.

Ayer nos encontramos, en la edición digital de lne, con una carta de Ignacio Abella, de la que resaltamos:

Ya solo falta que las administraciones municipal y regional, que tienen las competencias y la responsabilidad, actúen para proteger este arce que se ha convertido en patrimonio común de todos. Bastaría la aprobación de una ordenanza municipal de patrimonio arbóreo monumental que incluyera este ejemplar o la simple negativa a conceder los permisos para derribar un árbol que a todas luces es un bien público y debe protegerse como tal. Esperamos que el empecinamiento de una persona no se imponga al interés general y el sentido común y que las administraciones competentes demuestren su buen hacer preservando para la posteridad este magnífico e insustituible Carbayón de Rozadas en el que podríamos ampararnos y encontrarnos aún por siglos, los vecinos de esta aldea cada vez más global.

Compartimos la idea planteada de que el sentido común se imponga, aunque sea el menos común de los sentidos y hacemos un llamamiento desde aquí a la corporación. Puestos a pedir, planteamos la protección de los árboles singulares del concejo y en Rozadas tienen bastantes que hacen compañía al arce.

Siguiendo con los apoyos en red, tenemos una carta abierta que desde A.N.A. (Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza) se comparte para que todo el quiera la envíe al Alcalde de Boal, bien sea por correo ordinario (Plaza del Ayuntamiento s/n, Boal 33.720 – Boal (Asturias)) o a través del correo electrónico (alcaldia@boal.es)

resumenRozadas

Árboles Singulares ¿a quién corresponde su cuidado?

Hay que iluminar la conciencia y no forzarla …”

Diderot

Estamos preocupados por el arce de Rozadas, porque pensamos que no se puede consentir un atropello de estas características ante un ejemplar centenario, aunque nuestra experiencia con los tejos no es positiva pues hemos podido contemplar verdaderas atrocidades cometidas con algún tejo centenario. Buscando posibles salidas a la situación hemos dialogado con amigos y conocidos intentado encontrar una solución.

Hace unos años, en este mismo lugar, hablamos de los árboles singulares, de un modelo base de ordenanza municipal de protección de arbolado de interés local que podría adoptar el ayuntamiento de Boal, si la corporación así lo considera. El documento se puede encontrar en la red y lo único que se necesita es la voluntad de ponerlo en marcha y -por supuesto- aplicarlo, que no se quede en un mero deseo o texto de buenas intenciones como suele ser lo habitual.

Pensar en actuaciones que puedan suponer un coste para los ayuntamientos en estos momentos es perder el tiempo, pues ya sabemos todos como están las arcas municipales. Por ello proponemos, desde esta bitácora, que los alumnos de los colegios del concejo pueden realizar trabajos de campo de los árboles singulares de su pueblo y con ello facilitan la tarea de recopilación al Ayuntamiento.

Deseamos que este árbol de la tolerancia para los celtas, del honor para los chinos y de la longevidad para los sajones pueda seguir ahí muchos años.

Dado que en el Ayuntamiento de Boal no existe un catálogo de protección esperamos que entre todos podamos conseguir que se apruebe la ordenanza municipal para así evitar situaciones como la de este arce o cualquier otro ejemplar que merezca especial consideración y se puedan proteger de ese afán arboricida que algunos parecen llevar incorporados en su código de conducta.

Dejamos parte de un artículo de Mar Verdejo Cotto que recoge, desde otro lugar de la península, el tema de los árboles, la urbanización y la conservación de los mismos:

En el programa de radio “El Bosque Habitado” recuerdan que Plinio decía: “la sombra del árbol fue el primer templo”. Y, entre tanta necedad, aparece un rayo de lucidez política en temas de árboles, una mente clara que brilla por sí misma y, muy a mi pesar, no es de mi ciudad ni tan siquiera es de mi provincia, hablo del alcalde del pueblo de Rozadas en Asturias, Félix González, que está a la cabeza de una campaña para salvar un Arce bicentenario llamado el “Carbayón de Rozadas”, en el cual, los vecinos bajo sus ramas han pasado su vida en conversaciones, juegos, risas, lágrimas y amores. Los árboles son parte de nuestras vidas por más que nos empeñemos en aniquilarlos de ellas: “forman parte de nuestros recuerdos y olvidos”, dice Ignacio Abella, observador de la naturaleza como él se define, y son imprescindibles en las mismas.

Mañana estaremos en Rozadas.


arceRozadas1

 

Rozadas y sus árboles

No sabemos como empezar esta entrada, el caso de Rozadas y sus tejos lo hemos vivido muy intensamente cuando asistimos desde la ventana de la casa de Benito al trasplante de unos tejos centenarios que consintió la administración asturiana pese a las peticiones para evitarlo. El ruido de las raíces de esos venerables permanece en nuestra memoria como algo doloroso, ese crujir …

ROZADAS,ARCEEsta vez no se trata de tejos, no hace mucho, Félix (desde aquí agradecemos la tarea que está llevando a cabo para cuidar ese patrimonio natural de gran riqueza que hay en su pueblo) dió la voz de alarma y algunos medios publicaron la noticia y se creó una plataforma para recoger firma por parte de los Amigos del Tejo y las Tejedas que ha funcionado muy bien; desde el Bosque Habitado se le dió cobertura … mucho trabajo -visible y no visible- para intentar salvar a este centenario. No todo está perdido. Ahora solo nos queda esperar que la Administración realice su trabajo y deseamos a este arce que tenga mas suerte que los tejos de Benito.

Cuando estuvimos esta semana por allí, nos encantó ver a un niño rubio sonriente con una bici y su casco de rigor, observándonos mientras hablábamos con Félix, que dejó sus tareas para contarnos un poco como estaba la situación. Como el tiempo va a mas velocidad de la que nos gustaría nos encontramos con que el propietario de esa sonrisa era Santi, el niño que ayudó a plantar un tejo en el conceyu que se celebró en Rozadas allá por la primavera de 2008. Santi nos acompañó un rato y fué tan amable que posó delante del tejo que ayudó a plantar con Berta, socia de A.N.A.

Dejamos la foto para que se vea lo bonito que está el tejo que crece en una finca propiedad de Félix González donde hay mas ejemplares con tan buen aspecto como este.

Santi

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con algunas fotos, que hicimos el viernes 11 de julio, hemos creado un pequeño vídeo sobre este arce que ha tenido la desgracia de estar en el lugar menos indicado, con casi todo su tronco centenario en un camino vecinal y que sirve de límite a la finca propiedad de la señora que ya ha cortado dos grandes ramas. Esperemos que este árbol se pueda salvar, sobre todo porque demostraría un respeto a los seres vivos y a los recuerdos de las personas que han charlado a la sombra de su copa o jugado … todos esos recuerdos que seguro tienen las personas que han vivido en Rozadas. Dejamos una foto de una alumna de un amigo portugués, Pedro Teixeira, que es significativa

Tejo Santolaya

Santolaya es una casería de la parroquia de Urbiés en el concejo de Mieres, a unos 13 kilómetros de la capital del concejo a la que se accede por una carretera estrecha /AS-337)  y con curvas que nos permite llegar a ese lugar a unos 640 metros de altura y que figura en el nomenclátor de sadei con 3 habitantes con cuatro viviendas de las que solo una es familiar. El paisaje con sol es precioso y en la única casa habitada que vimos, según subimos a la derecha, sale un camino y a pocos metros nos encontramos con una capilla sobria que tiene a su lado un tejo joven.

Agradecer a José González por el dato que añade un nuevo tejo al censo de tejos de iglesia asturianos.

1-IMG_0714Desde esta capilla, bajo la advocación de la Encarnación, se inicia el camino sacramental de La Güeria de Urbiés, y por allí discurre la ruta senderista PR AS 34. Parece que tiene origen medieval y hay noticias de su existencia en 1645 (Diccionario Geográfico de Asturias, pag 877).

1-IMG_0709El recinto en el que se halla la capilla está poco cuidado, y da sensación de abandono; en la pequeña esplanada hay plantado un tejo joven, de unos cinco metros de alto y unos 52 cm de perímetro, con algún que otro rebrote y poda. Sin corra ni asfalto y compartiendo espacio con una higuera, esperemos que viva muchos años.

1-IMG_0705

Tejo de Colunga

Colunga es la capital del concejo del mismo nombre y tiene un par de tejos jóvenes en dos iglesias de la localidad, uno de ellos con no muy buen aspecto.

tejo ColungaLa iglesia parroquial de San Cristóbal el Real (Lucas María Palacios fue el arquitecto que la construyó en 1881 con estilo ecléctico aunque se conservan restos románicos: un capitel en el que se aprecian dos parejas de aves, un canecillo con un cuadrúpedo, otro canecillo con una figura fantástica y otro con una decoración vegetal) y en la parte posterior nos encontramos con un tejo joven en buen estado de conservación y con una placa muy cerca del tronco donde se indica que ha sido donado por la Sociedad de Fomento de Libardón el 6 de marzo de 2011.

Dejamos una foto donde podemos ver el ejemplar de no mas de dos metros de alto y que tiene una ubicación buena para que pueda crecer a su ritmo. Ni corra ni asfalto.

P1240726