Tejo del Museo Etnográfico de Grandas de Salime

El Museo Etnográfico de Grandas de Salime, creado por José Naveiras Escanlar, recoge una infinidad de piezas de nuestra etnografía y es el resultado de años de búsqueda de su fundador.

CanteliyMorísAyer, la Asociación de Amigos del Museo tuvo su comida anual, que se celebra -con los permisos oportunos- intramuros del Museo y se aprovechó la ocasión para nombrar socios de honor a dos miembros destacados de la misma como son Moris y Canteli (Gonzalo Morís Menéndez y Alfonso Fernández Canteli).

Gratos momentos y estupenda comida compartimos; aprovechamos para ver el tejo de su capilla. La verdad es que no tiene buena pinta, poca hoja y alguna amarilla. No sabemos si está intentando recuperarse de una poda enorme que se le hizo o es que no termina de estar cómodo en el lugar. La incertidumbre en la que se encuentra este museo igual le afecta … con los tejos nunca se sabe.

tejoMuseoGrandas

Anuncios

VIII Conceyu’l Texu: un grato recuerdo

Ayer se celebró en Suares (Bimenes) el VIII Conceyu’l Texu, y hoy toca hacer el resumen. No es fácil, hay mucho sentimiento que se está aposentando y que busca su lugar en el cajón de los buenos recuerdos de la memoria de esta bitácora del tejo.

Hubo mucha participación, muchos niños, gente del lugar y forasteros, gente a la que hemos podido poner cara ya que solo les conocíamos por sus aportaciones a través del correo electrónico al censo (Gustavo de mochiland) o de temas relacionados con los tejos como Manolo de La Fontanina, Naciu Varillas de radio Llangreo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALlamó a conceyu Berto Peña con un cuerno, dando tres toques para que la gente se fuese acercando al texu de Suares que era el lugar de encuentro (Foto: Daniel Cueli Canto).

Sigue leyendo “VIII Conceyu’l Texu: un grato recuerdo”

Amable, el hombre que planta tejos

Conocimos a Amable gracias a Ignacio y desde ese momento su imagen de buena gente se quedó grabada en nosotros; fué cuando los amigos de TREPA le hicieron, hace unos años, un homenaje al que asistimos, disfrutando un buen rato con su humor y afabilidad.

tejedaPeñamayor

Hace unos días pudimos realizar un paseo que no se nos olvidará  nunca, fuimos a la tejeda de Peñamayor capitaneados por Amable, que con sus 93 años marcó el ritmo y nos enseñó muchas cosas. Nos cuesta plasmar todo lo que allí vivimos, recordar la fina ironía de nuestro ilustre guía y, como el tiempo respetó el paseo y a los paseantes, ¿se puede pedir más?

Amable en el comedor de PeñamayorDesde Melendreros subimos un poco en coche, perfectamente conducido por Marisa, y luego empezamos la subida a ritmo lento, previo llenado de botellas en la fuente; al llegar al bar de Campagües visitamos a un tejo joven que allí había y luego seguimos subiendo hasta llegar a la tejeda, parándonos en el camino para disfrutar de las vistas y de los comentarios de Amable. Cuando encontramos la tejeda la impresión fue enorme, con esos bellos ejemplares que nos recibieron y a los que bajamos a visitar Marisa y yo, porque se merecían un rato de atención. Continuamos el camino hasta el tejo seco y allí disfrutamos de una ligera comida bajo un rayo de sol en el comedor que tiene Amable reservado … sentados y viendo a un hermoso tejo seco, árbol que nos permite reflexionar sobre la vida y la muerte y compartir sentimientos con los compañeros del paseo. Luego fuimos a ver el texu de Paragües con un nombre precioso y que tiene un significado y admiración especial para Amable, le gusta porque “ha luchado mucho para engordar y estar ahí”. No tenemos una buena foto de este tejo hembra por el que Amable tiene tanta predilección, pero si queremos dejar un recuerdo de la visita

texu Paragües

Nunca podremos agradecer a Amable el día magnífico que nos regaló, muy cerca del seis de enero y queremos desde aquí, darle las gracias por su compañía, por su amabilidad y por el amor que tiene hacia los tejos, esa mirada que les dedica llena de ternura y quizás de añoranza, de saber que ahí están y seguirán estando, en parte, gracias a su contribución, porque tiene un pequeño vivero del que va sacando ejemplares para adornar alguna que otra iglesia de la zona. Dejamos un recopilatorio de fotos que hacen un resumen escueto de lo que ha sido el día.

1-Amable

– ¿son importantes los árboles?

– Si, señor: los árboles prestan incalculables servicios, unos directos y otros indirectos, y todos ellos de tanta importancia para la humanidad, que no se comprende como puede haber personas que los maltraten y aniquilen.

Texto que aparece en la cartilla forestal, parte primera (pág. 5) edición  facsimil que se puede encontrar en la Biblioteca digital de Navarra.

Amable lleva toda su vida plantando tejos, consciente de la importancia que tiene. Muchas gracias por esa labor.

Regodesebes

Hay zonas en la geografía astur en las que el paisaje es un regalo, una de ellas es este lugar, en el concejo de Villanueva de Oscos, con una población reducida (16 habitantes según el nomenclátor de sadei para el año 2012) en la parroquia de San José de Gestoso, siendo el lugar mas alto de la parroquia. En esta casería hay una capilla bajo la advocación de San Antonio que tiene dos tejos, uno de ellos de gran tamaño y copa.

Hace unos años, cuando lo visitamos por primera vez, le dejamos a un vecino un folleto para el cuidado de tejos históricos y en una visita posterior, en el año 2010, nos encontramos que el campo donde se encuentra la capilla estaba lleno de piedras y materiales de obra. Cuesta comprender como en un lugar con tan poca población y tanto terreno se pueda depositar esta gran cantidad de material bajo la copa de un tejo centenario como es este.

La situación no ha mejorado pues nos encontramos con esto

la foto copia 3_Fotor_Collage

Sigue leyendo “Regodesebes”

rapsodia de seronda

Hoy a las 12 horas acudimos a la rapsodia de seronda (otoño en asturiano) que es un proceso de arte en acción que realiza el Bardu Errante y que finalizó, después de un tiempo de reflexión bajo uno de los tejos que viven en el Campo de San Francisco, con el acto de plantar un roble al lado de la placa que recoge un verso de Alfonso Camín. 

Ánxel Nava bajo el texu en el Campo de San Francisco

Entama en Paséu los Álamos, nel tiempu del topiariu, xunta l’acampada los despididos de la xardinería. La Rapsodia percuerre un xardín de la memoria onde la muerte del árbol atopa quiciabes la vida y la llaceria de la piedra del poeta, acasu la sanación.

La acción se inicia con la visita del Bardu a los jardineros acampados en el Paseo de Los Álamos, que llevan tres semanas con reivindicaciones laborales que no parece son atendidas, y finaliza plantando el roble con la ayuda de uno de los acampados. 

Anxel tumbado al lado del roble al que tapa con una manta

Tejo de Lineres

De visita al concejo de Llanera no pudimos evitar desviarnos para comprobar como estaba el tejo de Lineres que es un ejemplo de maltrato a un ejemplar. Hace unos 4 años unos vecinos avisaron de unas obras que se estaban realizando en la zona y que podían afectar a un tejo centenario que allí había.

Después de algunos trámites, el resultado fue el de siempre, no se hace nada porque la normativa (Plan de Manejo del Tejo) es tan laxa que hay pocos ejemplares de tejo que estén realmente protegidos en esta comunidad autónoma. 

La imagen es desoladora, no tenemos palabras para indicar la frustración y el cabreo que supone ver un árbol en esas condiciones, con gran número de rebrotes de mas de 30 centímetros, una copa rala, hojas mortecinas … en el día de la Tierra 2012 parece que no entendemos gran cosa y nos queda un largo camino para tratar a la naturaleza como se merece. 

Ahora podemos entender que allí donde crece un árbol, cuando vemos un duro tronco de madera que se eleva desde la tierra, es la fuerza de la tierra, la misma fuerza de la tierra la que asciende, es como si empujáramos una colina hacia arriba hasta que acabara convirtiéndose en un árbol.

 Botánica en la escuela

Charles KOVACS

¿cursos de poda?

Después de recorrer la geografía astur buscando datos sobre los tejos de iglesia y conceyu de Asturias, al repasar los datos obtenidos, hay algunas cosas que conviene resaltar, y entre ellas son las podas de estos ejemplares.

Tenemos serias dudas sobre la idoneidad de podar un tejo centenario, pues alteraría su equilibrio, además de provocar una agresión que no se merece y facilitar la entrada de organismos que pueden afectar de manera grave al ejemplar. Un dato nos puede ayudar a ver cual es la situación: de los 58 tejos de mas de 300 cm de cuerda, 31 han sufrido podas, mas o menos agresivas, en los últimos años.

¿se debe de podar un tejo? los expertos que estaban el otro día en las jornadas celebradas en el Jardín Botánico Atlántico ante la pregunta de un asistente a las mismas dijeron que no se deben de podar, salvo contadas excepciones, y de hacerlo, pues se realizarían bajo la supervisión de un experto. Acabamos de llegar de visitar un tejo, el de San Cristóbal, en el concejo de Cudillero, y da pena ver como lo han dejado. El pobre ya tenía la copa descompensada, pocas hojas, corra, cemento … pues -como no era suficiente- le han hecho esto:

Este pobre pie, que tiene una corra enorme, todo el suelo asfaltado el año pasado tenía este aspecto:

si lo comparamos con una foto sacada hace dos días desde un lugar similar podremos ver el alcance del atentado contra este ejemplar. Uno tiende a pensar que no se puede hacer peor, pero sí, si se puede, y este es un ejemplo.

Igual en el Gobierno del Principado alguien se tendría que plantear dar unos cursos de poda a los vecinos de los tejos centenarios para intentar paliar tanto desmán.