¡conseguido!

Es magnífico observar la sensibilidad de la gente a iniciativas como la de Luis Carlos Luengo Nicolau (TREPA) y ver que sobran 24 días para lograr el objetivo.

Gracias a las aportaciones realizadas en kukumiku el sábado 3 -los tejos que plantaremos cerca de Campabaxera- tendrán una protección suficiente para que la viesca de Mable crezca vigorosa. En la página de La Comarca de la Sidra se puede hallar la ruta.

Anuncios

Amable Vallina, un merecido homenaje

Nos gustan los homenajes en vida, que es cuando se pueden disfrutar, y el que se le hizo a Amable Vallina el día 23 de marzo era mas que merecido.

El salón estaba muy concurrido, con gente del lugar y había alguna que otra ausencia justificada por motivos laborales, pero el afecto por la figura del homenajeado estaba en el ambiente. Presentó el acto y fué un estupendo maestro de ceremonias, Daniel Cueli Canto, que iba dando paso a los intervinientes.

Amable, muy elegante, asistió con sonrisas a lo que allí se dijo y agradeció el homenaje con voz emocionada. Sentimientos a raudales en la intervención de Ignacio Abella, compañero de alguna que otra caminata de Amable por la tejeda de Peñamayor y emotiva carta de Begoña, de TREPA, que no pudo asistir pero envió un escrito. Berto Peña contó alguna anécdota y Alejandro Canteli agradeció la aportación de Mable y dijo que faltaba este homenaje desde una institución que representa a todos los yerbatos y yerbatas.

Al finalizar el acto se le hicieron entrega de unos presentes (en la foto de la derecha se ve el regalo del Ayuntamiento, un trabajo de Berto Peña) y se sirvió un pincheo en el que los presentes departieron con Amable y degustaron una deliciosa tortilla (muchas felicidades a quien la hizo) y queso, chorizo …

Hemos de dar las gracias a los organizadores por invitarnos a asistir. Tenemos un aprecio especial por Mable, la sensibilidad hacia la naturaleza no es habitual y, esa rareza, la hace mas valiosa en una persona de su edad. Su labor callada ahí queda. Estar con él un rato es un regalo que valoramos mucho.

Homenaxe Mable, LNE 26-03-2015El acto fué recogido en la prensa regional, como vemos en la imagen que es una foto sacada de La Nueva España, y también en la radio; Naciu Varillas le hizo una entrevista en su programa Naguando, donde Mable contó cosas con esa alegría y buen tono que le caracteriza. A pesar de lo duro de la vida que le ha tocado vivir no guarda rencor y vive con ilusión el momento. Todo un ejemplo.

Nos gustaría poner fotos pero no hay muchas y son de mala calidad así que dejamos una en la que podemos ver a Dani Cueli y Berto Peña con Mable comiendo un pincho de tortilla.

IMG_1837

VIII Conceyu’l Texu: un grato recuerdo

Ayer se celebró en Suares (Bimenes) el VIII Conceyu’l Texu, y hoy toca hacer el resumen. No es fácil, hay mucho sentimiento que se está aposentando y que busca su lugar en el cajón de los buenos recuerdos de la memoria de esta bitácora del tejo.

Hubo mucha participación, muchos niños, gente del lugar y forasteros, gente a la que hemos podido poner cara ya que solo les conocíamos por sus aportaciones a través del correo electrónico al censo (Gustavo de mochiland) o de temas relacionados con los tejos como Manolo de La Fontanina, Naciu Varillas de radio Llangreo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALlamó a conceyu Berto Peña con un cuerno, dando tres toques para que la gente se fuese acercando al texu de Suares que era el lugar de encuentro (Foto: Daniel Cueli Canto).

Sigue leyendo “VIII Conceyu’l Texu: un grato recuerdo”

Los señores de los árboles

Acabamos de ver en la prensa regional una noticia que nos ha encantado y que hace referencia a Amable (no podemos enlazarla porque está en formato suscriptor, pero si poner una una foto de la noticia) y que la periodista Mariola Menéndez titula “El señor de los tejos” .

Amablelnbre'14La Asociación de vecinos La Fontanina (Bimenes) ha decidido otorgar su galardón anual a Amable Vallina González.

Ya recibió un homenaje hace unos años por la gente de TREPA.

Amable, persona entrañable donde las haya, con ese humor irónico y su sonrisa siempre presente es uno de los señores de los árboles porque como él hay algún que otro disperso por la geografía ibérica; son escasos pero su trabajo es enorme y bien está que la sociedad les valore lo que han hecho durante años para conservar sus árboles. No hace muchos días se recogía en un diario nacional la petición para que el Hayedo de Montejo sea declarado Patrimonio Natural de la Humanidad y también hay un hombre detrás de este hayedo, Rafael de Frutos Brun. Gracias a todos ellos por lo que tiene de amor al árbol y con él al bosque.

Ahora podemos entender que allí donde crece un árbol, cuando vemos un duro tronco de madera que se eleva desde la tierra, es la fuerza de la tierra, la misma fuerza de la tierra la que asciende; es como si empujáramos una colina hacia arriba hasta que acabara convirtiéndose en un árbol

Charles Kóvacks

Amable en el comedor de Peñamayor

Amable, el hombre que planta tejos

Conocimos a Amable gracias a Ignacio y desde ese momento su imagen de buena gente se quedó grabada en nosotros; fué cuando los amigos de TREPA le hicieron, hace unos años, un homenaje al que asistimos, disfrutando un buen rato con su humor y afabilidad.

tejedaPeñamayor

Hace unos días pudimos realizar un paseo que no se nos olvidará  nunca, fuimos a la tejeda de Peñamayor capitaneados por Amable, que con sus 93 años marcó el ritmo y nos enseñó muchas cosas. Nos cuesta plasmar todo lo que allí vivimos, recordar la fina ironía de nuestro ilustre guía y, como el tiempo respetó el paseo y a los paseantes, ¿se puede pedir más?

Amable en el comedor de PeñamayorDesde Melendreros subimos un poco en coche, perfectamente conducido por Marisa, y luego empezamos la subida a ritmo lento, previo llenado de botellas en la fuente; al llegar al bar de Campagües visitamos a un tejo joven que allí había y luego seguimos subiendo hasta llegar a la tejeda, parándonos en el camino para disfrutar de las vistas y de los comentarios de Amable. Cuando encontramos la tejeda la impresión fue enorme, con esos bellos ejemplares que nos recibieron y a los que bajamos a visitar Marisa y yo, porque se merecían un rato de atención. Continuamos el camino hasta el tejo seco y allí disfrutamos de una ligera comida bajo un rayo de sol en el comedor que tiene Amable reservado … sentados y viendo a un hermoso tejo seco, árbol que nos permite reflexionar sobre la vida y la muerte y compartir sentimientos con los compañeros del paseo. Luego fuimos a ver el texu de Paragües con un nombre precioso y que tiene un significado y admiración especial para Amable, le gusta porque “ha luchado mucho para engordar y estar ahí”. No tenemos una buena foto de este tejo hembra por el que Amable tiene tanta predilección, pero si queremos dejar un recuerdo de la visita

texu Paragües

Nunca podremos agradecer a Amable el día magnífico que nos regaló, muy cerca del seis de enero y queremos desde aquí, darle las gracias por su compañía, por su amabilidad y por el amor que tiene hacia los tejos, esa mirada que les dedica llena de ternura y quizás de añoranza, de saber que ahí están y seguirán estando, en parte, gracias a su contribución, porque tiene un pequeño vivero del que va sacando ejemplares para adornar alguna que otra iglesia de la zona. Dejamos un recopilatorio de fotos que hacen un resumen escueto de lo que ha sido el día.

1-Amable

– ¿son importantes los árboles?

– Si, señor: los árboles prestan incalculables servicios, unos directos y otros indirectos, y todos ellos de tanta importancia para la humanidad, que no se comprende como puede haber personas que los maltraten y aniquilen.

Texto que aparece en la cartilla forestal, parte primera (pág. 5) edición  facsimil que se puede encontrar en la Biblioteca digital de Navarra.

Amable lleva toda su vida plantando tejos, consciente de la importancia que tiene. Muchas gracias por esa labor.

Amable

Hoy nos encontramos con un artículo de Begoña Quintanilla dedicado a Amable, hombre de mas de 90 años que sigue disfrutando de su gran afición que es plantar tejos:

A sus 91 años, tres meses, 12 días y unas horas (porque a su edad, dice, “cuéntanse hasta las horas”), sigue ejerciendo de guía para todo aquel que se lo pida por la tejeda de Peña Mayor, en Asturias, una de las más singulares y de más difícil acceso, por donde a pesar de su edad y lo escarpado del terreno, se mueve con agilidad cabruna. No es de extrañar que el ganado caprino sea su favorito porque “es intrépido y no le tiene miedo a las alturas”. Como él. Una vez arriba te muestra orgulloso su “texu del alma”, el tejo junto al cual quiere que le entierren.

El día del homenaje que le hizo TREPA pudimos estar compartiendo un rato con familiares y amigos. Esperamos que Amable pueda seguir muchos años con esa afición que tanto le agrada.

Amable

Amable Vallina, hombre de Bimenes, lleva casi toda su vida plantando árboles, en especial tejos. Va a recibir, el sábado 26, un homenaje de los Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura TREPA. La Nueva España en una crónica de Mariola Menéndez nos cuenta un poco de su historia:

Fue el padre de este minero jubilado el que le inculcó su amor por los árboles. Recuerda que su afición le viene de la niñez, cuando ayudaba a su progenitor, Luis Vallina, a injertar unos castaños. Sació su interés y curiosidad en los libros y aprendió muchos de sus secretos, quedándose cautivado por el tejo y el misterio que le rodea. Vallina destaca que es considerado «un árbol sagrado, y era alrededor del que se reunían los vecinos». Incluso asegura que fue en torno a uno de estos árboles totémicos de Melendreros donde se fundó el concejo de Bimenes.

Esperemos que este reconocimiento a este hombre sirva de punto de partida para que las instituciones reconozcan la labor callada de personas que, como él, trabajan por la naturaleza.

 

árboles