Tejo de Veyo

Veyo es un lugar de la parroquia de Villardeveyo en el concejo de Llanera, que cuenta con 44 habitantes en 2021 (nomenclátor sadei) y posee un ejemplar de tejo centenario al lado de la iglesia de San Miguel, que guarda una joya en la parte posterior de la misma y es una celosía datada en el siglo X y que pertenecía a la que existió en la zona; el edificio está deteriorado, al menos en la fachada, y llama la atención por su diseño.

Este pie aguanta como puede la realización de unas obras que supusieron una amenaza para su existencia. De lejos parece que está bien, una copa redondeada y de considerable tamaño es agradable a la vista; cuando se está al lado pues la realidad se impone: brotes abundantes, copa rala por algunas zonas, alguna rama seca, podas recientes.

En resumen

  • Ubicado en Veyo, Llanera
  • Estado Regular/mal
  • Sin corra
  • Asfalto hasta casi el cuello, terreno duro, estacas a menos de un metro del tronco, suelo enlosetado bajo la copa
  • 249 cm de perímetro
  • ¿9? metros de altura

Dejo unas fotos de la visita

ofendidos

El tema de la defensa de los tejos como un patrimonio cultural y natural tiene un recorrido largo y hemos de armarnos de paciencia los que en ello estamos para aguantar tanta impostura con la que nos encontramos. Desde este lado de la barrera estamos cansados de las buenas palabras que nos dan ante el planteamiento de su defensa cuando se realizan obras en lugares próximos y al ir  a verlas te encuentras con una zanja bajo la copa de un tejo con casi 450 centímetros de cuerda, o que han realizado canaletas para instalar unas luces indirectas, o colocar unas farolas, o bien enlosetan el suelo y le ponen una valla de madera bien anclada a menos de un metro del tronco.

El censo de tejos de iglesia asturianos está en grave peligro, su número ronda los 250 pies, de los cuales la mayoría presenta un estado delicado. Esta situación se agrava cuando se decide realizar obras en las iglesias con las que suelen compartir espacios y estos tejos -la mayoría centenarios-  padecen la inacción de administraciones encargadas de su tutela.

En esta comunidad autónoma hay una normativa de aplicación a esta especie que es el Plan de Manejo del Tejo y que deja bien claras las actuaciones a llevar en estos casos, también es inequívoca la responsabilidad de las administraciones que o bien realizan las obras o bien conceden las licencias oportunas, su artículo 2 es de fácil comprensión:

Artículo 2.-Observación de su cumplimiento
Las entidades, organismos o corporaciones que intervengan en el otorgamiento de licencias, concesiones administrativas y cualquier otra clase de autorizaciones o que ejecuten obras en el ámbito del plan aprobado deberán observar el cumplimiento de sus directrices y disposiciones.

La impotencia es enorme al comprobar como una obra y otra incumplen esta normativa y pese a denuncias al SEPRONA, a las llamadas a los ayuntamientos respectivos, a toda la buena fe que se pone en hacer ver a las personas que su iglesia es importante, pero el tejo centenario que tiene al lado también, el resultado es una serie de ofendidos porque se denuncian estas situaciones. Defender al tejo es tan legítimo como defender un monumento prerrománico, o una obra pictórica del siglo XVIII o un libro del S. XVII.

Los reproches y malos gestos ante este tipo de actuaciones dejan claro que el trabajo en educación ambiental es imprescindible para que los ciudadanos que tienen este patrimonio al lado lo respeten, defiendan y cuiden como se merece.Y si no quieren hacer nada, pues que lo dejen como está desde hace cientos de años. La labor realizada por la Fundación Félix Rodríguez de  la Fuente es encomiable, así como la de tantas personas que empleando tiempo y recursos propios se desplazan a estos lugares para explicar la importancia de ese elemento natural, y en ese camino nos debemos de mover si no queremos perder este maravilloso patrimonio

Algunas muestras de actuaciones en iglesias en las que no hemos podido hacer nada porque las desconocíamos y el terrible caso de Abamia hacen que tengamos un sentimiento de desesperanza.  Se inician las obras en Santibanes y esperemos que todas las buenas palabras dadas tengan el resultado esperado y es que el tejo se vea lo menos afectado; en este caso suponemos que las autoridades -al tratarse de un monumento natural- tendrán un cuidado extremo, la pena es que con los otros ejemplares centenarios no se vaya a tener el mismo celo.

Como todo no es cemento ni obras que incumplen el Plan de Manejo aquí dejo una foto de lo que debiera ser:

¡gracias!

esta semana que hoy termina he recibido una carta de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente que contenía el póster dedicado a los tejos cultos; en esta carta venía también un cuestionario sobre tejos cultos para conocer mejor este patrimonio.

Ante todo agradecer el detalle y esperar que sus buenos propósitos tengan éxito:

Como «ancianos» que son deberían ser cuidados y preservados desde todos los flancos con leyes y marcos normativos específicos, manuales de buenas prácticas y otras medidas encaminadas a su puesta en valor y conservación. Esta indefensión está dejando a uno de los mas valiosos patrimonios de nustra naturaleza, historia y cultura en franca decadencia. Es hora pues de prevenir y trabajar para conservar lo que aún nos queda.

En Asturias normativa existe, nuestro gran problema es el escaso -por no decir nulo- interés que tienen estos árboles para la administración regional. La consejería de Medio Ambiente, responsable en la materia, tiene un papel mediocre en lo que a conservación se refiere y el olvido del Plan de Manejo del Tejo es una prueba de ello.

Hormigona que algo queda …

tejo de Pigueces. Somiedo. 2009
tejo de Pigueces. Somiedo. 2009

Cansados estamos de ver un continuo deterioro de los tejos de iglesia asturianos debidos a las «obras de mejora» realizadas en las iglesias con las que comparten espacio. Este blog surgió para recoger las cosas relacionadas con los tejos, sobre todo, en el territorio astur. Existía un censo de tejos y a partir de ahí se comenzó a realizar fotos, medidas y recoger la mayor información posible sobre los mismos y dejarla en un espacio al alcance de mucha gente como es este blog.Vis. Amieva

Después de casi tres años el sentimiento de impotencia no nos abandonó, sino que va creciendo a medida que comprobamos como se ignora a estos árboles centenarios por parte de las administraciones regionales y locales. La aprobación del Plan de Manejo del Tejo supuso un avance en el camino de protección y conservación de estos ejemplares, que solo los optimistas (entre los que nos encontrábamos) pensaron que iba a suponer una mejora en la consideración y custodia de los mismos.

SardinLa realidad, como siempre, tozuda y contundente, nos pone a cada uno en su sitio. Las administraciones están dando un pésimo ejemplo en lo que se refiere a las actuaciones reales de protección de estos ejemplares. En el plano teórico todo estupendo, se crean comisiones, se convoca a los expertos, se elaboran documentos, se encargan estudios y todo lo que haga falta para que -de cara a la opinión pública- todo parezca correcto. Cuando vamos a visitar los tejos nos encontramos que el hormigón es el elemento principal de su entorno; hablas con algún vecino del lugar y comenta, que la iglesia está al final del pueblo y la están arreglando …. de pronto, te entra un sudor frío al pensar que hay una nueva obra y que el plan de manejo del tejo habrá sido olvidado; cuando llegamos al campo de la iglesia y vemos hormigón hasta el tronco mismo de un tejo de mas de 200 años dan ganas de llorar. Las autoridades locales también desconocen el Plan de Manejo del Tejo, porque no podemos pensar que las obras se realizan teniendo en cuenta esta norma. El resultado es que casi todos los tejos están rodeados de hormigón y eso significa corta vida al tejo, como le está pasando al ejemplar de Vidiago, le pasará al de Veyo, al de San Martín de Ondes, al de Cuevas, el de Santullano en Somiedo, el de Pigüeces … la lista es enorme. Este censo de tejos de iglesia va a pasar a denominarse censo de tejos centenarios hormigonados.

Veyoobra

Tejo de Veyo

Continuando por el concejo de Llanera nos acercamos a la localidad de Veyo que pertenece a la parroquia de Villardeveyo y con la categoría de lugar, poseedora de un tejo magnífico (249 cm cuerda) al que deben cuidar pues está rodeado por un murete de piedra, alguno de cuyos elementos está roto y hay algunas incisiones en las ramas de personas que pretendían dejar allí grabado su nombre … 

tronco tejo de Veyo