Charla en Salas

Hoy se celebra en el concejo de Salas un acto relacionado con el tejo que tendrá lugar a las 20 horas en la Casa de Cultura; organizado por el Aula Valdés Salas.

En el acto participará Tomás Emilio Díaz González con una charla: “Tejos y tejedas: patrimonio natural y cultural” y Juan Majada y Soledad Rodríguez (ambos del CETEMAS) con la ponencia: “El tejo de Salas: estudio fisiológico, sanitario y biomecánico”.

tejos cementerio de Salas

Anuncios

Tejos de Salas

El concejo de Salas tiene en el censo de tejos de iglesia de mas de 300 cm de cuerda dos ejemplares, el conocido Monumento Natural ubicado en el cementerio y el tejo de Ardesaldo. 

Estos dos pies tienen un estado delicado; la teja de Salas con gran cantidad de ramas parduzcas y la hoja con una textura blanda, arilas escasas y con un mensaje de agotamiento mas que evidente; la teja de Ardesaldo con una buena ubicación pero no buen cuidado ya que tiene apilados materiales bajo su copa, muchos rebrotes aunque el color de sus hojas es mucho mas intenso que la de Salas.

El tejo del cementerio, de considerables dimensiones tiene un estado penoso, debido a lo colmatado del terreno que le impide seguir viviendo con tranquilidad, los amigos de Salas habían denunciado el mal estado del cementerio y nosotros añadimos desde aquí lo poco cuidados que están los dos ejemplares que allí existen. Aunque el deterioro es mas que evidente en los últimos seis meses como podemos ver en las fotos:

seis meses antes:

En cuanto a la teja de Ardesaldo, de grandes dimensiones, y en un lugar privilegiado, ya en 2011 cuando lo visitamos por primera vez tenía escombros bajo su copa; ahora sigue con los escombros y la maleza cubre todo el terreno, en un abandono que no se merece. 

Preocupan los rebrotes que tiene este pie de 402 cm de cuerda. De esta teja comentaba nuestro amigo Ángel Pascual:

La intervención para corregir la situación es delicada, puesto que si se retirasen los materiales mezclados con tierra seguramente se dañaría el sistema radicular que ya ha colonizado la zona. Para saber que conviene y que no conviene hacer se requiere cierto grado de sensibilidad “sobre el terreno”. Respecto de los bidones, u otro materiales que puedan retirarse sin remover la tierra, se podría hacer tomando la precaución de cubrir la superficie que tapaban con una capa fina (1-3 cm) de tierra bien madura o humus de lombriz y un acolchado con paja o hierba seca segada, esto protegería las raíces.

Tejos de cementerio

El otro día estuvimos visitando la zona de Salas y como estaba cerca fuimos a enseñar a nuestro acompañante la preciosa teja de Salas (casi 16 metros de altura y 6 de cuerda). Lo primero que observamos, antes de llegar al aparcamiento, fue una gran rama seca; a medida que nos aproximábamos el número de ramas secas iba aumentando y cuando estábamos en el cementerio la imagen era desoladora: poca hoja, mucha rama seca y un deterioro evidente en este ejemplar declarado Monumento Natural (Decreto 77/95 de 27 de abril) que daba pena.
Nuestro acompañante sacó algunas fotos para tener recuerdo de la visita que -amablemente- compartió con nosotros.
Viendo el lugar con calma y recordando la sensación de agobio que se siente allí pensé en la diferencia de trato que tienen los tejos según el país. Pongo como ejemplo uno de los cementerios de Canterbury con un montón de tumbas y bastantes tejos en perfecta armonía con el lugar, con espacio suficiente para que se perciba una paz especial.

La comparación con el de Salas no necesita ningún comentario:

 

¿a qué estamos esperando? no estaría nada mal que nuestras instituciones responsables de la conservación de estos elementos patrimoniales tomasen nota.