Sarzol y el abandono

Hace unos años, cuando inicié este camino tejero, al crear la página puse una frase que pretendía ser un resumen de lo que aquí iba a recogerse “…rescatar del olvido al texu …” el texu continua olvidado, sobre todo, por la administración que parece no verlo. El caso de Sarzol es uno más de tantos como hay en esta región, este pequeño (32 habitantes según el nomenclator de sadei en 2017) lugar del concejo de Illano (Eilao) , en el occidente astur, tiene un espacio reducido ocupado por una teja multicentenaria y la ermita de Santa Eulalia, sobria, se puede decir que coqueta, allí erguida en aquel terreno pendiente y con un campanario austero y un techado de losas cubiertas de líquenes. El conjunto, supongo que valorado por los vecinos, se vio alterado con las obras de rehabilitación de una edificación pegada al tejo, las fotos han perdido parte de su encanto pero todo sea por mor del bienestar de los que allí residen.

Hacía un par de años que no lo visitaba y al llegar y ver el tejado hundido la sensación fue de tristeza al comprobar, una vez mas, como se abandona la gestión del patrimonio y no solo del natural. Una vecina de cierta edad con la que hablamos nos pidió ayuda porque a ellos nadie les hacía caso, no sé si es así o no, tampoco lo comprobamos; Lo único que hicimos fué enviar una carta a una dirección de correo de la Consejería de Cultura, y estamos a la espera de respuesta. El pueblo parece ser que quiere arreglar el tejado pero no hay forma porque nadie sabe a ciencia cierta a quien acudir.

Esta es una pieza mas del gran mosaico del abandono rural en Asturias y en gran parte de la península ibérica, el despoblamiento y la dejadez de algunos administradores nos lleva a situaciones así; son los estertores de una forma de vida que desaparece lentamente, se puede decir que a ritmo de tejo, pero que no parece seamos capaces de reconducir.

La teja estaba mal, su apariencia no era buena, pero con los tejos nunca se sabe y quizás el año que viene nos encontremos con hojas muy verdes y consistentes, colores intensos y arilas en número elevado adornando esa copa que nos hace imaginar tiempos mejores. Espero que aguante bien el invierno y que esa fragilidad que se observa en las hojas se supere.

arila Sarzol

Anuncios

Tejo de El Pedruecu

Ques es una parroquia del concejo de Piloña, que cuenta con ocho entidades singulares, entre las que está la de El Pedruecu (a 2,8 km de Infiesto, que es la capital del concejo, y a 280 m de altitud), con la categoría de lugar y que es la que mas habitantes tiene con 32 personas según el nomenclátor de sadei de 2016).

El concejo de Piloña es hermoso, con un sentido de lo rural que deja huella en quien lo visita y con lugares que merece la pena recorrer con calma. En este otoño extraño en el que no llueve y hace sol, se puede disfrutar de un paseo por esos caminos serpenteantes marcados por árboles singulares, aunque también por eucaliptos que afean un poco el recorrido. Hay bastante tejo, en las casas, en las fincas … La zona de Ques es famosa por su manantial de agua y por la iglesia de Santa Eulalia ubicada en El Pedruecu y que data del siglo X, aunque ha sufrido varias modificaciones en el transcurso del tiempo.

El lugar en el que se encuentra ubicada destaca un hermoso roble y en la parte posterior hay un tejo joven que está peleando por vivir. Protegido por una alambrada, sus hojas tenían buen aspecto. El conjunto es precioso.

Esta es un alta nueva en el censo de tejos de iglesia y conceyu y eso nos alegra. Damos las gracias a los que lo plantaron y le cuidan.

Tejo El Pedruecu

Tejo de Nava

Nava es la capital del concejo del mismo nombre, está en la comarca de la sidra y tiene 2196 habitantes en 2014 según el nomenclator de sadei. Ya viene abundante información de la localidad en el diccionario Madoz, así como en el catastro de Ensenada. Aparece en los mapas antiguos como el de I. B. Nolín de 1704

Nava 1704

Este es un ejemplar nuevo en el censo de tejos y que se incorpora gracias a J.M. G. Valles.

La iglesia de San Bartolomé está en el centro de la villa y se construyó en sustitución del templo románico de San Bartolomé, siendo el arquitecto Luis Menéndez Pidal.

En el exterior de la misma, en un lugar reducido se encuentra una teja de unos 4 metros de altura, con 61 cm de cuerda y bastante poda. Abundante hoja de color verde mate. La ubicación no es la mejor pero ahí tenemos un tejo de iglesia mas que esperemos pueda vivir muchos años.

Navateja'16