Texu Paragües

Hoy es un día triste para los que amamos los tejos, nos ha dejado Amable Vallina González, Mable el de Melendreros y este agujero en el corazón ahí se va a quedar.

Amable, tiene un lugar guardado en la tejeda de Peñamayor para que sus cenizas reposen y el afortunado es el texu de Paragües.

a esi llanín, si atienden algo, van a echar seguramente les cenices míes

esto nos contó Amable no hace mucho al lado del texu de Paragües. Gracias Mable por tu bonhomía, por esa generosidad enorme con la que nos atendiste, por esa mirada limpia y esa sonrisa. Ha sido un honor conocerte.

Anuncios

Mable, y los 97 tejos

Hoy aparece publicada una noticia en lne, en edición para suscriptor, relacionada con Amable Vallina y firmada por Cristina CORTE.

La noticia nos habla de la plantación de 97 tejos, tantos como años tiene Mable el de Melendreros, y que está promovida por Luis Carlos Luengo Nicolau (miembro de T.R.E.P.A.) Esta plantación necesita un vallado y por ello se ha puesto en marcha una campaña de micro mecenazgo para financiarla. Se necesitan 2600 euros y hay 44 días para conseguirlo, así que a ver si hay suerte y entre todos logramos que esos 97 tejos del bosque de Amable tengan la protección que merecen en un lugar tan bonito junto a Campabaxera en terreno cedido por el Ayuntamiento de Bimenes.

Es una estupenda noticia y un magnífica idea. Buena manera de comenzar el año. Mi más sincera felicitación.

Homenaje a Amable Vallina

El día 23 de este mes el concejo de Bimenes realiza un homenaje a uno de sus habitantes  destacados. Su labor, de años, quedará en la memoria de todos y las generaciones venideras podrán disfrutar de ella: planta tejos.

CARTELU HOMENAXE MABLEAmable Vallina González, Mable el de Melendreros, es todo un personaje y este homenaje está más que justificado por la gran tarea relacionada con la plantación de tejos en el concejo; tiene un vivero y de ahí salen los que regala a los vecinos, con una condición: “hay que cuidarlos porque se plantan para que vivan”.

¿De dónde le viene su afición? pues se la inculcó su padre cuando, siendo niño, le ayudaba a injertar castaños. Lo que no sabemos es el momento en el que empezó su pasión por el tejo, pero eso no importa, es un árbol que le atrae y es suficiente. Su tejo preferido es texu de Paragües en la tejeda de Peñamayor porque “ha luchado mucho por engordar y estar ahí” ; este pie es el reflejo de la resiliencia, un poco como Amable, que ha tenido un vida dura pero no ha perdido la sonrisa y la capacidad de enfrentarse a las dificultades para salir de cada una de ellas.

Vamos a ir, estamos invitados, lo cual es un honor y algo que agradecemos a los organizadores. Volver a ver a Mable siempre es agradable y esperamos que acuda mucha gente, se lo merece.

Dejamos una foto suya al lado del texu de Paragües tomada a principios de enero de 2014

Mable

Queremos compartir una máxima recogida en la edición facsímil realizada por ARBA del libro de Martín Chico, Mi amigo el árbol:

Como por los frutos se conoce el árbol, por los árboles se conocen los pueblos.

 Gracias Amable por esta gran labor.