Tejo de Priorio. Día Mundial del Medio Ambiente

Vivir de espaldas a la realidad que nos rodea parece ser lo habitual en este planeta. Hace unos cuantos años, allá por 1972 se celebró en Estocolmo la primera gran conferencia en la que el eje eran los temas medioambientales; en la Conferencia de Estocolmo, se intentaban establecer criterios básicos para la protección y mejora del medio humano y se decidió fijar como día mundial del medio ambiente el 5 de junio, fecha coincidente con la de inauguración de esta conferencia; se creó ese mismo año el PNUMA, un organismo especializado en temas ambientales. Todo bonito y, para nuestra desgracia, poco práctico. Comparto un texto de Eduardo Galeano dedicado al 5 de junio en su libro “Los hijos de los días”

El domingo 3, aprovechando la celebración en Priorio (concejo de Oviedo) del día Mundial del Medio Ambiente visité el tejo de Priorio, ubicado en un entorno cuidado, al lado de una iglesia con gran peso dentro de la arquitectura religiosa asturiana, construida en los siglos XII-XIII. Este ejemplar hembra, es uno de los integrantes del grupo de los 58 y con el de Mexide el más longevo dentro del censo de tejos de iglesia y conceyu.

El día gris, con el orbayu presidiéndolo todo y no permitía contemplar el cielo azul, pero le daba un aire sugerente al paisaje. La teja está regular, poca hoja, bastante de ella amarillenta; este pie ya lleva unos años así quizás intentando adaptarse a tanta loseta como tiene en el entorno y al banco cerca del tronco, como detalle final. Esperemos que mejore.

 

 

Anuncios