Tejo de Lago, el abandono

En esta Comunidad Autónoma, donde tanto se publicita lo de Paraíso Natural, tenemos una serie de ejemplares que se han considerado merecedores de protección por parte de nuestra administración regional y se les ha concedido la figura de Monumento Natural

La categoría de Monumento Natural es una de las cuatro figuras de protección que establece la Ley 5/1991, de 5 de abril, sobre protección de espacios naturales (BOPA nº 87 de 17 de abril de 1991), para los espacios naturales del Principado de Asturias. Dicha categoría se aplica a aquellos espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial. Se consideran también Monumentos Naturales las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea que reúnan un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

La declaración de estos espacios se efectúa por decreto y las directrices de actuación para asegurar que las actividades a realizar en la zona no alteren los valores a proteger se recogen en el propio decreto de declaración. En dicho documento se especifican cuales son las actividades compatibles, autorizables y no autorizables.

En el año 1995 el tejo de Lago fue considerado merecedor de esta protección siendo consejera la señora María Luisa Carcedo; tengo dudas que este tipo de medidas sirva para algo, si es cierto que cuando vas por el lugar los vecinos suelen comentarte que “el tejo no se puede tocar porque multan” y poco más; el hecho es que el entorno de este ejemplar que visité hace unos días está abandonado, rodeado de maleza, las escaleras que dan acceso al mismo casi impracticables y los carteles que recogían la información rotos … una sensación de abandono total. No es una crítica, las entidades encargadas de su cuidado seguro que tienen muchas cosas que gestionar y pocos recursos pero da bastante pena verlo, aunque quizás sea mejor esto que lo que le ocurre al de Bermiego que terminará muriendo de éxito con tanta visita y tanta foto bajo su copa, con un suelo apelmazado que da miedo verlo; este tejo de Lago (concejo de Allande), rodeado de maleza y con bastantes días de niebla a lo largo del año está siendo testigo mudo de lo que por allí sucede (supongo que poco, porque en el pueblo apenas quedan habitantes durante todo el año).

Leyendo el Decreto 76/95 se puede colegir que es la Administración del Principado la encargada de su conservación:

Artículo 5.-La Administración del Principado velará por la conservación de este ejemplar y su entorno inmediato. La autorización de cualquier actividad o proyecto que afecte a1 Monumento Natural o su ámbito de protección deberá  ser sometida preceptivamente a valoración por la Dirección Regional de Recursos Naturales, o de aquella en la que recaigan las competencias sobre espacios naturales protegidos.

Quizás este abandono es lo que la Administración del Principado considera conservación; aunque, al final, lo importante es que el tejo siga vivo, aunque sea rodeado de maleza.

Dejo unas fotos donde se puede ver un poco lo que comento.

Anuncios

Tejo de Lago

La decadencia y deterioro de nuestros tejos declarados Monumentos Naturales es mas que evidente. Algunas veces cuando acudimos a visitarlos el estado en el que se encuentran da pena y los vecinos nos suelen decir que es que ya son muy viejos; no sirve, tienen una edad, es evidente pero en otras zonas del continente europeo hay tejos mucho mas viejos que estos y su aspecto es envidiable.

Una pena ver al tejo de Lago (concejo de Allande) con esas hojas blandas con un color tristón y rodeado de maleza por todas partes. Su copa no tiene el aspecto de otras veces, sigue rala y la tersura de las hojas ha desaparecido; vamos a pensar que es algo transitorio y que los responsables en el Principado de Asturias de su cuidado están cumpliendo con su cometido.

No disponemos de buenas fotos, porque el móvil no daba para mas.

IMG_20150620_182741