Tejo de Abamia, Sitio Histórico

Abamia es como una herida que no termina de curar, ni la cirigüeña con su poder de cicatrización termina por cerrarla. Este Sitio Histórico está en nuestra memoria siempre y tres de los nueve conceyus celebrados han sido bajo su copa y con su presencia agónica. El tiempo da para poco, cada vez se va mas deprisa, y uno de mis objetivos es visitar una vez al año esos ejemplares con la etiqueta de Sitio Histórico para ver como están y en marzo estuvimos por el oriente.

En  primavera tocó Abamia y cada vez que subimos la cuesta que nos lleva desde Corao hasta allí la sensación de temor ante lo que nos podemos encontrar es evidente. La teja mayor nos recibe cada vez con menos hoja y allí nos acordamos de los amigos que se han ido como Amable Vallina y Manolo Corces que tanto han hecho por el patrimonio natural y -en especial- por los tejos y que nos dejaron el encargo de atalantar lo poco que nos queda. Esta teja ha padecido la ignorancia, porque no podemos considerar que había voluntad, de los encargados de realizar las obras de mejora de este elemento patrimonial que comparte espacio con el tejo y que ambos forman el Sitio Histórico de Abamia. Todo esto ha tenido sus consecuencias y la teja, desde entonces, y van mas de once años, ha ido perdiendo tersura y energía. Duele verla tan frágil, aunque consuela ver los tejos que están creciendo en el murete colindante, que son herederos directos suyos.


El Sitio Histórico da pena verlo, poco cuidado, el edificio está lleno de humedades y el mobiliario urbano alterado por algún visitante que no tiene presente que lo que allí hay es de todos y debemos respetarlo. De los tejos poco que decir, la teja mayor está mal y los otros dos, más jóvenes, presentan mejor aspecto. Desconcemos quienes son los encargados de su custodia, pero es evidente que están olvidados. Confiamos en que se ponga remedio y en la próxima visita el conjunto presente un aspecto mejor.

 

 

Anuncios

Tejos de Corao

Hace mucho tiempo que no visitaba los tejos de Corao, en el concejo de Cangas de Onís, aunque siempre que voy a ver los de Abamia es paso obligado. Esta vez me puse como cometido parar a la vuelta de Abamia y ver como estaban; la idea general es de abandono del entorno y los tejos están haciendo juego.

La iglesia de Nuestra Señora (nave única dividida en tres tramos y cabecera cuadrada; en un cuerpo cuadrado se ubican las campanas) fué construida en 1915 para sustituir a la de Santa Eulalia de Abamia que estaba amenazada de ruina ya en 1904 y de la que conserva un retablo y algunas tallas. El campo de la iglesia es amplio y tiene algunos árboles plantados, tejos, pinos …

Los tejos no parecen estar bien, sobre todo uno, con escasa hoja, la copa muy rala y el aspecto poco lozano da una idea de su situación. El otro, con algo mas de hoja y mejor color pues parece mantenerse mejor.

Esperemos que puedan recuperar algo de energía y su copa nos pueda servir de cobijo en días de lluvia, cada vez menos frecuentes en esta región y que algunos añoramos.

Corao siempre merece una visita, no solo por sus casonas sino por la tranquilidad que lo invade; su castañéu es precioso, ubicado entre el pueblo y el río Güeña, aunque debiera protegerse.

 

Tejos de Abamia, Sitio Histórico

Abamia duele, no solo a mí, muchos de los amigos del texu escriben comentando el mal estado de estos tejos resultado de una pésima gestión; una combinación de indiferencia y abandono desemboca en la actual situación.

Abamia es un lugar muy significativo para los que amamos a los tejos porque allí se celebraron los primeros conceyus, con mucha participación y en los que se pedía atención a los responsables de velar por este patrimonio. Como casi siempre sucede en esta Comunidad Autónoma el abandono es la tónica, y este lugar, con la categoría de Sitio Histórico pues es un ejemplo más.

Fuí a verlos y al enfocar el camino y ver la teja me sentí mal, ramas sin apenas hojas, el color de las mismas apagado, pocas arilas, muchas agallas, bajo su copa se podía ver el cielo … Del entorno poco bueno puedo decir; parte del mobiliario urbano roto, un coche aparcado en la zona ajardinada, el edificio lleno de humedades … todo esto en un Sitio Histórico. Algunos titulares de prensa del momento eran ilusionantes

El Principado protegerá doce lugares históricos vinculados con tejos

como el de Europa Press en febrero de 2012. Esos buenos deseos han sido imposibles de realizar porque la protección de este lugar no es tal y basta dar un paseo para comprobarlo.

Contemplar este conjunto hace daño a la vista y no deja sitio a la esperanza, solo son 12 para custodiar y de los 10 que he visitado solo uno parece que lo está, el de Perueño. Los otros, olvidados. Ya sé que hay muchas cosas sobre las que actuar, pero si no se va a hacer nada mejor no conceder esta figura y así la sensación de engaño no la tendríamos.

Después de esta entradilla poco puedo decir de Abamia, la agonía de la teja es mas que evidente y quizás no tenga remedio, la realización de las obras de “mejora” de la iglesia han tenido un coste elevado para ella, para su entorno y para todos los que lo visitamos.

pájaro teja Abamia, agosto 2018Este Sitio Histórico tiene tres ejemplares de tejo, pero el mas dañado por las obras ha sido la teja que está mas cerca de la iglesia. Hay muchos informes realizados al respecto y lo único que me queda es confiar en que este pie pueda salir adelante y que este aspecto sea algo temporal y efímero. Los otros dos pies están mejor, sobre todo uno de ellos, porque el que está mas próximo al cementerio tiene muchas agallas y una copa alicaida. En este vídeo se puede ver un poco todo, aunque no se percibe la tristeza del lugar.

En el Preámbulo del Decreto 61/2017, de 20 de septiembre se recoge

El tejo es un árbol de gran relevancia cultural en Asturias, donde ha representado un papel simbólico a lo largo de la historia, aunque su contenido y significado ha ido transformándose con el tiempo, desde las antiguas creencias precristianas, pasando por su conversión en icono identitario de la comunidad parroquial, hasta reformularse en la actualidad como representante de un pasado mítico, una identidad asturiana basada en la “tradición” y un cuerpo de valores ecologistas y medioambientales. Cada colectivo social ha dotado al tejo de un significado diferente e igualmente válido, que expresa su importancia cultural y el lugar destacado que ocupa dentro del sistema de valores y creencias de nuestra sociedad.

En este Decreto, el primer campo de iglesia que se describe es el de Santa Eulalia de Abamia (pág. 4-9) donde se puede ver la importancia del edificio, y en menor medida la del tejo; en la red hay información, aunque ya no está la página de la Asociación Cultural Abamia.

Un resumen de fotos realizado con Picasa

… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.

… no es esto” forma parte del título de la última colaboración de Ignacio Abella Mina en la tribuna de opinión de LNE (edición para suscriptores, 6-10-2016), el resto es un complemento de esta bitácora.

hongo-sacoloma16Empieza como un cuento y a medida que avanza va dejando mojones de lo que no se debe hacer en temas relacionados con árboles, en concreto, en los monumentales. Especial mención a lo sucedido a Bernabé Moya Sánchez, generosidad arbórea en persona, que ha resultado afectado al desaparecer el Departamento de Árboles Monumentales que dependía de IMELSA (Valencia). Abamia, siempre presente, tiene un hueco y no estaría nada mal que alguien en esta Comunidad Autónoma tomase cartas en el asunto de los árboles monumentales que aquí viven, aunque si es para decir buenas palabras pues no sirve, los vetustos -protegidos o no- quieren hechos y eso significa cuidados, porque conceder categorías no parece que sirva para mucho, vista la situación de algunos. Sigue leyendo “… no es esto. Tejos y árboles monumentales se merecen otra cosa.”

Tejo del Museo Etnográfico de Grandas de Salime

El Museo Etnográfico de Grandas de Salime, creado por José Naveiras Escanlar, recoge una infinidad de piezas de nuestra etnografía y es el resultado de años de búsqueda de su fundador.

CanteliyMorísAyer, la Asociación de Amigos del Museo tuvo su comida anual, que se celebra -con los permisos oportunos- intramuros del Museo y se aprovechó la ocasión para nombrar socios de honor a dos miembros destacados de la misma como son Moris y Canteli (Gonzalo Morís Menéndez y Alfonso Fernández Canteli).

Gratos momentos y estupenda comida compartimos; aprovechamos para ver el tejo de su capilla. La verdad es que no tiene buena pinta, poca hoja y alguna amarilla. No sabemos si está intentando recuperarse de una poda enorme que se le hizo o es que no termina de estar cómodo en el lugar. La incertidumbre en la que se encuentra este museo igual le afecta … con los tejos nunca se sabe.

tejoMuseoGrandas

Abamia 2013

Hoy publica La Nueva España, en su edición de oriente una pequeña noticia relacionada con Abamia en la que se denuncia el estado de abandono de esta iglesia que ha soportado una restauración mas que polémica y cuyos resultados podemos ver si nos acercamos por allí. Los tejos también han padecido lo suyo y el tiempo pone a cada uno en su lugar dejando ver el lamentable estado de la iglesia y el debilitamiento de los tejos. Nada que comentar que no se haya dicho, y estos bailarines y vocingleros lo único que pedían era un trabajo serio que dejase al edificio y a los tejos en las mejores condiciones.

cartel antes del limpiado
cartel antes del limpiado

cartel obras Abamia

Tejos de Cangas de Onís

Cangas de Onís es un concejo del oriente astur que posee el mayor número de tejos de iglesia del censo, con un total de 21 pies de los que dos han muerto (10%). En cuanto a las dimensiones y estado de conservación no está entre los destacados; de hecho solo seis superan los 300 cm de cuerda, pasando a formar parte del “club de los 58” pues ese es el número de ejemplares que hay en esta comunidad autónoma con esa característica, pero el estado de estos tejos no puede ser considerado óptimo como podemos ver en la gráfica en la que tenemos que, del total, cuatro están regular:

De los seis ejemplares que forman parte de este grupo cinco son tejas. Es evidente que estos árboles necesitan un cuidado especial y esperemos que los encargados de realizarlo tengan éxito en el empeño; el de Villanueva parece no tener remedio desde las obras del parador su estado es preocupante aunque se plantó enfrente del que agoniza uno nuevo pero no está pasando por su mejor momento; la teja de Abamia es de esperar que evolucione bien, sobre todo desde que ha sido catalogado como Sitio Histórico a pesar de las obras realizadas en la iglesia y que tanta polémica tuvieron y del resto -por su ubicación en zonas con poca actividad- podemos pensar que van a vivir muchos años salvo el de Mestas de Con que tiene una situación no muy buena. Sigue leyendo “Tejos de Cangas de Onís”