Encuentros bajo el árbol

Nacho Moriyón Ruiz, gran amante de la naturaleza, organiza para este fin de semana un encuentro bajo el árbol. Colaboramos los Amigos del Texu y estaremos encantados de compartir un rato el sábado 1 de abril, no bajo el tejo pero sí alrededor de él. En este caso, el lugar de encuentro es el texu de Santa Anina de Mexide. Ignacio Abella nos contará algún relato sugerente de un tejo.

Para preparar los encuentros el viernes 31 de marzo tenemos una invitación para asistir al CINE, TE y OTRAS EXCUSAS. En este caso veremos la película El Bosque de luto que es un drama y que recibió el Gran premio del jurado de Cannes en 2007.

Anuncios

Tejo de Lebeña

El lunes tenemos un acto cargado de emoción y es que se va a plantar un tejo heredero del viejo tejo de Lebeña. Hoy trae la noticia el diario Montañés.

Colaboran las instituciones y los vecinos, además de Ignacio Abella que es el que atalantó a ese esqueje que le había enviado por correo María Luisa García, guía de la iglesia.

Este tipo de actos de respeto hacia un árbol resultan emocionantes en momentos como los actuales en los que parece que como sociedad hemos perdido un poco el norte y cada vez nos distanciamos mas de la naturaleza.

Felicito a todos los que han contribuido a que este acto se lleve a cabo y esperamos que cunda el ejemplo.

 

 

Vivero tejos Rozadas

El sábado estuvimos en Rozadas, lugar de la parroquia del mismo nombre, en el concejo de Boal. Allí asistimos a la inauguración de unas placas, una de ellas en memoria del arce centenario y otra que indica el cementerio y vivero de tejos (las otras dos se pusieron en la escuela en recuerdo del último ferreiro -forxa de Herminio de Rubio- y otra en la capilla de un antiguo monasterio).

placarozadasEsa combinación de vivero y cementerio es singular pero está bien recordar aquella tala injustificada con motivo de las obras de una carretera que nunca debió tener ese trazado, así este lugar se vió privado de unos cuantos ejemplares que hacían de muro de protección de los vientos que llegan de Galicia. La Consejería de Medio Ambiente dio la autorización; hubo alguna que otra carta en prensa y bastante movimiento pero nada se pudo hacer por evitar la tala.

Ahora, cuando vamos por allí, tenemos que visitar al vivero que cuida Félix González Sampedro, a los tejos del campo de la iglesia y a los de Benito. Dejamos una foto del tejo que plantaron Santi y Berta en el conceyu que se celebró allí en 2008.

tejo-de-santi

Rozadas recuerda a su arce

Rozadas es el único lugar propuesto para Sitio Histórico debido a la gran cantidad de tejos que hay, además de los 4 del campo de la iglesia; los que lo conocen saben que la niebla y las tradiciones han hecho de este lugar una tejeda urbana, si se nos permite la expresión. Hay abundancia de tejos, bastantes menos de los que debiera como consecuencia de las obras de una carretera que nunca debió de tener ese trazado, y no se percibe una especial valoración de los mismos; solo tenían un arce centenario, rondando los 300 años, y se va a cumplir dentro de poco el aniversario de su tala aprobada por la corporación de Boal en 2014. Hemos escrito  bastante al respecto y nada mas queremos añadir.

Algunos vecinos han pensado que no estaría nada mal colocar una placa de recuerdo, muy cerca de donde estaba, en la curva del carbayón, que era como se le conocía. Además se pondrá otra en la zona donde Félix González Sampedro está haciendo un vivero de teixos, otra de la capilla y -por último- una en recuerdo de la única fragua que hubo en Rozadas.

Elaboramos un cartel para recoger la convocatoria y esperamos que ese 29 de octubre acuda gente.

rozadas3

Homenaje a Amable Vallina

El día 23 de este mes el concejo de Bimenes realiza un homenaje a uno de sus habitantes  destacados. Su labor, de años, quedará en la memoria de todos y las generaciones venideras podrán disfrutar de ella: planta tejos.

CARTELU HOMENAXE MABLEAmable Vallina González, Mable el de Melendreros, es todo un personaje y este homenaje está más que justificado por la gran tarea relacionada con la plantación de tejos en el concejo; tiene un vivero y de ahí salen los que regala a los vecinos, con una condición: “hay que cuidarlos porque se plantan para que vivan”.

¿De dónde le viene su afición? pues se la inculcó su padre cuando, siendo niño, le ayudaba a injertar castaños. Lo que no sabemos es el momento en el que empezó su pasión por el tejo, pero eso no importa, es un árbol que le atrae y es suficiente. Su tejo preferido es texu de Paragües en la tejeda de Peñamayor porque “ha luchado mucho por engordar y estar ahí” ; este pie es el reflejo de la resiliencia, un poco como Amable, que ha tenido un vida dura pero no ha perdido la sonrisa y la capacidad de enfrentarse a las dificultades para salir de cada una de ellas.

Vamos a ir, estamos invitados, lo cual es un honor y algo que agradecemos a los organizadores. Volver a ver a Mable siempre es agradable y esperamos que acuda mucha gente, se lo merece.

Dejamos una foto suya al lado del texu de Paragües tomada a principios de enero de 2014

Mable

Queremos compartir una máxima recogida en la edición facsímil realizada por ARBA del libro de Martín Chico, Mi amigo el árbol:

Como por los frutos se conoce el árbol, por los árboles se conocen los pueblos.

 Gracias Amable por esta gran labor.

El Sueve

Estamos cerca de la celebración del VIII Conceyu’l Texu y ayer se publicaba en el diario lne un artículo de Ignacio Abella “Brotes verdes” en su edición para suscriptores. El primer párrafo del mismo queremos compartirlo:

En 1960, la introducción del gamo en el macizo del Sueve, con fines cinegéticos, propició el principio del fin de uno de los bosques más importantes de la península Ibérica, las denominadas “tejedas del Sueve”. En pocos años, estos animales proliferaron de tal manera que de los cuarenta ejemplares introducidos pasaron a contabilizarse más de 1.200, constituyendo un verdadero problema para los paisanos y ganaderos que desde generaciones incontables tenían en los pastos de esta montaña un recurso indispensable para su subsistencia. Esta población desmesurada de herbívoros comenzó a causar también graves daños en el bosque por la creciente erosión y el ramoneo que impide la regeneración de nuevos brotes y plántulas. Nada de esto pareció importar a las sucesivas administraciones, que se limitaron a realizar un censo anual y un mínimo control de la población de gamos, permitiendo que en las décadas siguientes la situación se haya ido agravando. El desolador estado actual de estos bosques y praderas es una muestra de la incapacidad y el desinterés de los responsables, a la hora de conservar uno de nuestros patrimonios naturales más valiosos. Cientos, miles de árboles centenarios, principalmente tejos, en un ambiente nemoral de indescriptible belleza, se encuentran en situación cada vez más precaria con un futuro incierto, ante la pasividad de las autoridades que han ido haciendo oídos sordos a las numerosas peticiones de expertos y asociaciones profesionales de todo el país, como el “Manifiesto para la protección de las tejedas del Sueve”, que firmaron en 2006 algunos de los especialistas más reconocidos en el estudio de estos ecosistemas.

Lo que aquí se dice resume la situación de la tejeda, esa dejadez administrativa ante lo que es su obligación (ya sé que ellos piensan diferente en este tema) que se ve alterada, muy de tarde en tarde, por una reunión con los representantes de grupos conservacionistas para tratar del tema de la tejeda pero que no significa ninguna mejora para este maravilloso bosque que se extingue sin que casi nadie preste atención.

Por ello es tan importante este conceyu, donde una vez mas, los de siempre, nos reuniremos en torno a un tejo para hacer un llamamiento a la sociedad sobre la situación -en este caso- de la tejeda del Sueve y este escrito de Ignacio Abella, gran conocedor de la tejeda, nos recuerda el estado agónico en el que se encuentra.

tronco sueve