Tejo de La Rebollada

La Rebollada es un lugar del concejo de Somiedo y para llegar hasta él hay que superar el Azud del Infierno ubicado en el valle del Pigüeña y luego tomar un desvío hacia la derecha. La carretera estrecha, con mucha pendiente y trazado zigzagueante nos lleva hasta allí, parando primero en el mirador fantasma del Pigüeña, semiabandonado como tantas otros en este principado con poco sentido para la gestión de lo público.

Avanzando por la carretera, sinuosa y sugerente, nos encontramos con un bosque mixto lleno de sonidos, colores, texturas … vida. En una época en la que los árboles comienzan a desvestirse y sus hojas tienen colores indescriptibles vamos subiendo y disfrutando de lo que el paisaje nos ofrece; tras mucha curva y considerables pendientes nos encontramos, de pronto, con La Rebol.lada, lugar de la parroquia de Pigüeña a unos 20 km de la capital del concejo y 1150 m de altitud según se recoge en sadei (con 45 habitantes y unas 39 viviendas de las que 23 son principales).

Casas singulares, bien cuidadas y con una población que se resiste al olvido. Prueba de ello tenemos en la cantidad de información que se encuentra en la red, con algunos vídeos donde se pretende recoger el trazado de senderos que van a desaparecer por falta de uso. La Rebol.lada tiene muchas fuentes y caminos asfaltados al máximo, el hormigón convive con la piedra y la madera y montones de somieres que sirven de cierre a muchas fincas.

Tejo capilla San AntonioEn la parte central del pueblo nos encontramos con una capilla (fué arreglado el tejado en 2012) bajo la advocación de San Antonio, que tiene un tejo que no figuraba en el censo de tejos y que es una incorporación gracias al aviso de nuestro amigo Pepe, que nos acompañó en este día y con el que fuimos a buscar carqueixa una vez visitado al ejemplar.

troncoTejo La Rebollada, SomiedoEste pie, joven, fué plantado por José Vicente Blasón, cartero rural de Somiedo (su abuelo fué el que plantó el de Pigüeces), hace unos 35 años según nos dijo Marilina. Esta teja fué podada en 2015 pues parece que alguna de sus ramas estorbaban el paso. Con arilas bonitas, alguna hoja seca y bastantes agallas en general tiene buen aspecto, aunque no sabemos lo que durará porque le asfaltaron hasta el cuello; menos mal que un vecino, Armando, le quitó parte del aglomerado para que el pobre “pudiese respirar un poco”. Con casi cinco metros de altura y unos 80 cm de perímetro esperemos que resista las podas y cementos que el futuro le tiene reservado.

teixo La Rebol.lada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s