Amable, el hombre que planta tejos

Conocimos a Amable gracias a Ignacio y desde ese momento su imagen de buena gente se quedó grabada en nosotros; fué cuando los amigos de TREPA le hicieron, hace unos años, un homenaje al que asistimos, disfrutando un buen rato con su humor y afabilidad.

tejedaPeñamayor

Hace unos días pudimos realizar un paseo que no se nos olvidará  nunca, fuimos a la tejeda de Peñamayor capitaneados por Amable, que con sus 93 años marcó el ritmo y nos enseñó muchas cosas. Nos cuesta plasmar todo lo que allí vivimos, recordar la fina ironía de nuestro ilustre guía y, como el tiempo respetó el paseo y a los paseantes, ¿se puede pedir más?

Amable en el comedor de PeñamayorDesde Melendreros subimos un poco en coche, perfectamente conducido por Marisa, y luego empezamos la subida a ritmo lento, previo llenado de botellas en la fuente; al llegar al bar de Campagües visitamos a un tejo joven que allí había y luego seguimos subiendo hasta llegar a la tejeda, parándonos en el camino para disfrutar de las vistas y de los comentarios de Amable. Cuando encontramos la tejeda la impresión fue enorme, con esos bellos ejemplares que nos recibieron y a los que bajamos a visitar Marisa y yo, porque se merecían un rato de atención. Continuamos el camino hasta el tejo seco y allí disfrutamos de una ligera comida bajo un rayo de sol en el comedor que tiene Amable reservado … sentados y viendo a un hermoso tejo seco, árbol que nos permite reflexionar sobre la vida y la muerte y compartir sentimientos con los compañeros del paseo. Luego fuimos a ver el texu de Paragües con un nombre precioso y que tiene un significado y admiración especial para Amable, le gusta porque “ha luchado mucho para engordar y estar ahí”. No tenemos una buena foto de este tejo hembra por el que Amable tiene tanta predilección, pero si queremos dejar un recuerdo de la visita

texu Paragües

Nunca podremos agradecer a Amable el día magnífico que nos regaló, muy cerca del seis de enero y queremos desde aquí, darle las gracias por su compañía, por su amabilidad y por el amor que tiene hacia los tejos, esa mirada que les dedica llena de ternura y quizás de añoranza, de saber que ahí están y seguirán estando, en parte, gracias a su contribución, porque tiene un pequeño vivero del que va sacando ejemplares para adornar alguna que otra iglesia de la zona. Dejamos un recopilatorio de fotos que hacen un resumen escueto de lo que ha sido el día.

1-Amable

– ¿son importantes los árboles?

– Si, señor: los árboles prestan incalculables servicios, unos directos y otros indirectos, y todos ellos de tanta importancia para la humanidad, que no se comprende como puede haber personas que los maltraten y aniquilen.

Texto que aparece en la cartilla forestal, parte primera (pág. 5) edición  facsimil que se puede encontrar en la Biblioteca digital de Navarra.

Amable lleva toda su vida plantando tejos, consciente de la importancia que tiene. Muchas gracias por esa labor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s