Envidia de la buena

– ¿es malo desear ser una farola? -se preguntaba el árbol mirando el tubo alargado de hierro- ¡quiero encenderme por las noches!

– pues a mí me parece mas interesante florecer en primavera, dijo un perro

-¡yo quiero aullar a la luna! comentó la casa de la esquina

Al poco rato se añadieron mas lamentaciones. Un río que pasaba por allí se detuvo al oír las quejas.

¡tened cuidado! les advirtió la voz del agua ¡si desconocéis vuestro valor os covertireís en una sombra que palidece cuanto mas desea lo que tiene el otro!

Rodeados de lo que no tenían se durmieron. El árbol se puso a soñar con pájaros de colores, mientras la casa y el perro soñaron con una ciudad que soñó con un río que pasaba por allí.

LA ENVIDIA. “Recetas de lluvia y azúcar” de Eva Manzano y Mónica Gutiérrez Serna

Acabamos de ver una noticia que nos ha producido una sensación extraña, una mezcla de tristeza, impotencia y envidia (de la sana). Nos alegramos mucho por el proyecto que se inicia en Cataluña en relación con las tejedas de esa comunidad autónoma:

los objetivos principales del proyecto son mejorar la estructura, la residencia y la funcionalidad ecológica de las tejedas de Cataluña, un hábitat de interés de conservación prioritario en la Unión Europea, con muy pocas muestras en todo el continente ….

Y nosotros, en Asturias, con la tejeda del Sueve agonizando. Triste.

tejo ramoneado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s