no lo sabemos hacer mejor …

En esta comunidad autónoma tan verde, donde uno de los lemas es el de paraíso natural, nos encontramos con una especie protegida como el tejo, con un Plan de Manejo aprobado a fines de 2001 y con muy pocos ejemplares en buenas condiciones en la misma.

De los pocos que hay, de iglesia la cifra ronda los 300 (de los otros desconozco el  número pero no es muy elevado), algunos tienen gran porte y se encuentran en pueblos donde se les aprecia; los que no están en el censo que elaboramos suelen ser bellos ejemplares que quedan en alguna plaza o casona y luego están los que se encuentran por algún prado, en un risco, cerrando fincas, etc.

El problema de los tejos somos los humanos, que por desconocimiento, cuando se van a realizar actuaciones en las proximidades de un ejemplar entrado en años no se toman las medidas previstas en el Plan de Manejo del Tejo. Hay un caso reciente en la localidad de Felechosa, concejo de Aller, donde se realizan obras que afectan de forma clara al tejo, tal es así que hay una denuncia de una asociación de vecinos en la prensa publicada el lunes 20 de junio.

No podemos entender la cerrazón de las administraciones para aplicar una norma que es bien sencilla, como el Plan de Manejo del Tejo; hace unos meses tuvimos noticia de unas obras realizadas en otro concejo asturiano  y que afectaban de forma grave a unos tejos centenarios y la representante de la administración local no evidenciaba ningún respeto por los tejos, incapaz de ver que un árbol que lleva allí toda la vida no lo aguanta todo (empeñados en poner verjas, focos y demás mobiliario urbano para dar empaque a un edificio, que merece todos nuestros respetos, pero nunca a costa de matar a un tejo pluricentenario). Este es un problema grave, la falta de percepción de lo maravilloso que es tener un tejo centenario y que nuestra obligación es hacer todo lo posible para conservarlo, máxime cuando están por medio las instituciones a las que el plan encarga de velar por estos ejemplares:

Artículo 2.-Observación de su cumplimiento
Las entidades, organismos o corporaciones que intervengan en el otorgamiento de licencias, concesiones administrativas y cualquier otra clase de autorizaciones o que ejecuten obras en el ámbito del plan aprobado deberán observar el cumplimiento de sus directrices y disposiciones.

No sabemos cuando terminará esta falta de consideración, pero es grave la imagen que se está dando. Menos mal que ahí están los vecinos que valoran y aprecian al tejo, tanto que habían pedido al gobierno del Principado que se le declarase monumento natural (por supuesto, la petición fue denegada). Esperemos que se ponga freno y que el ejemplar lo resista. La foto de la noticia es terrible. Dejamos una de la corra sacada en febrero de 2010,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s