Tejo de Ardesaldo

El concejo de Salas, tiene varios tejos en el censo de tejos de iglesia y de conceyu, pero la localidad de Ardesaldo no figuraba en el mismo.

Ardesaldo es lugar y parroquia del concejo de Salas, con 9,3 km² de extensión y situado en la sierra del Viso, hay una ruta que parte desde Salas que merece la pena realizar; su iglesia parroquial, de gran tamaño, está dedicada a la advocación de Santa María y su fábrica es de fines del s. XIX, aunque hay datos de años anteriores a 1827. Festeja la Virgen del Viso el 15 de agosto y El Rosario el primer domingo de octubre.

 

De él dice Madoz: “El terreno es frío y estéril pero con bastante arbolado de robles y castaños. Le cruza el camino llamado el Francés, que parte de Salas a Luarca y La Coruña el cual, así como las veredas vecinales, está poco cuidado”

El tejo que se encuentra en la parte posterior de la iglesia tiene buenas dimensiones, pues su cuerda es de 402 cm y la altura unos 15 metros. Su ubicación no puede ser mejor, aunque tenga escombros bajo su copa, no tiene ni corra ni asfalto. Su copa frondosa hace que se divise bastante bien antes de llegar al lugar.

 

Anuncios

2 thoughts on “Tejo de Ardesaldo

  1. Gracias por las fotos.

    Hermoso ejemplar, bello y robusto este tejo de Ardesaldo. Ubicado en una situación y entorno privilegiados.

    Respecto de los -Trabajos y actuaciones en el entorno de los Tejos Singulares- tenemos el punto 1 que dice “no acumular tierra o abono junto al tronco” y “Un relleno de tierra puede acabar con la vida del árbol” (No acumular sobre el sistema radicular, pues si la capa es gruesa, compacta o impermeable no le dejaría respirar. En cuanto al abono debe haber pasado por un proceso de compostaje hasta estar maduro). Esto sirve también para los ladrillos, la maquinaria vieja y la basura en general.

    Pienso que aunque el trato no es el más adecuado, se percibe en él más “dejadez” y “abandono” que “ensañamiento”, por decirlo así. En cuanto a los clavos, parecen más fruto de la “insensibilidad” que de otra cosa.

    Matizar que el perjuicio es más llevadero para el árbol cuando se trata de acumular materiales “inertes” y que no cubren de forma homogénea la superficie. Como hemos visto en otros casos el asfaltado de la superficie o el vertido de tóxicos son devastadores. El hierro y similares en descomposición (oxidación) tampoco me parece excesivamente relevante, salvo que se tratase de grandes cantidades en descomposición muy avanzada o de tamaño mínimo (tipo limaduras o virutas).

    La intervención para corregir la situación es delicada, puesto que si se retirasen los materiales mezclados con tierra seguramente se dañaría el sistema radicular que ya ha colonizado la zona. Para saber que conviene y que no conviene hacer se requiere cierto grado de sensibilidad “sobre el terreno”. Respecto de los bidones, u otro materiales que puedan retirarse sin remover la tierra, se podría hacer tomando la precaución de cubrir la superficie que tapaban con una capa fina (1-3 cm) de tierra bien madura o humus de lombriz y un acolchado con paja o hierba seca segada, esto protegería las raíces.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s