Teja de Samartín del Mar

Me gusta el nombre de este pueblo, la ubicación cerca de la ría de Villaviciosa le confiere cierto encanto, aunque sus callejas son angostas y hace difícil moverse por ellas, sobre todo si se va en coche.

Samartín, es una aldea de la parroquia de Samartín del Mar, a una distancia de unos 5 kilómetros de la capital del concejo y con 130 habitantes según datos del INE para el año 2009. Está situada en la ladera sur de la rasa del Fariu que va hasta la preciosa ría de Villaviciosa; esta parroquia tiene los arroyos de Aney y la riega de La Corradina.. Su actividad principal es la agricultura y el marisqueo.

Por un camino estrecho llegamos a la iglesia de San Martín, el templo se encuentra ya en el testamento de Alfonso III y Jimena, del año 905. Como resto prerrománico conserva una celosía  (tiene calada una cruz de tipo visigodo, formada por un círculo central y cuatro triángulos dispuestos a modo de brazos; mide 56 x 65 x 9,5 cm) originaria de un monasterio emplazado en una isla cercana de la ría y que hoy ya ha desaparecido.

La teja tiene un entorno agradable, un muro de piedra lo separa de una finca y el suelo está cubierto por una capa de aglomerado, capa que las raíces intentan levantar; al otro lado nos encontramos con una zona verde y un camino de loseta que va hacia el cementerio  y que fué construido en el año 2008, aunque el vecino que nos lo comentó no estaba muy seguro de la fecha. No tiene corra. El aspecto de este pie no es bueno, gran parte de las ramas que dan al camino de loseta que lleva al cementerio están secas y le han hecho un relleno del tronco con tejas que esperamos no tenga cemento dentro, porque en uno de los lados del tronco aparece cemento y la palabra TEXU.

Su cuerda es de 328 cm (104 cm de diámetro, ver Plan de Manejo del Tejo)  y tiene una altura de unos 12 metros. Copa rala. Esta teja necesita cuidados como podemos observar en la foto:

 

Anuncios

One thought on “Teja de Samartín del Mar

  1. Esto de los rellenos impresiona negativamente, parece que para “curar” al árbol se ha aplicado el mismo tipo de sensibilidad que se usaría para reparar un muro o una columna, sin embargo tengo que insistir en que lo principal es la salud general del árbol y cómo ha sido dañada para perder la mitad superior de la copa:

    ¿Ha habido variación del nivel freático con las obras de la iglesia (punto 3)?
    ¿Se ha dañado el sistema radicular con el camino de piedra u otra obra (punto 4)?
    ¿Ha habido vertidos de cemento u otros tóxicos (punto 2)?

    No distingo bien si el suelo es de gravilla o si está asfaltado, si está asfaltado podría ser causa determinante del deterioro, de una u otra forma la compactación es siempre contraproducente.

    También hay que considerar “cambios bruscos en el entorno” por el muro sin reconstruir (Punto 9) El descortezado podría deberse al derrumbe del muro.

    Los rellenos con materiales inertes (ladrillos,tejas, piedras etc ) son innecesarios estructuralmente y a veces contraproducentes porque impiden la correcta ventilación, pensemos que en la naturaleza no se suelen dar estos rellenos lo que no impide la longevidad de los ejemplares, (un árbol sano tiene sus propios mecanismos de defensa como los taninos y resinas o la compartimentación que aísla la zona de tejidos dañados) se podría sanear la herida eliminando la madera podrida y aplicar un fungicida con una brocha, aunque también esto es discutible.

    Respecto del cemento en el relleno recordar su toxicidad (punto 8)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s