Tejo de La Focella

Subir hasta La Focella por una carretera estrecha (AS-228) con las hojas de los hayedos brotando después de un duro invierno es un lujo que he tenido a mi alcance y que disfruté reduciendo la velocidad del coche y haciendo alguna que otra parada para contemplar, oler, oir … precioso.

La Foceicha, es un lugar hermoso, alto, con una ubicación privilegiada que merece una visita sin prisas para recorrer sus calles, beber en la fuente de Tomás, contemplar la laguna glaciar, y ver el tejo. Tiene un pasado histórico singular como indica Pañeda en su página. También es punto de partida para algunas rutas de montaña, como nos cuenta Alberto Polledo.

Encontramos al tejo centenario, en la plaza del pueblo, con una corra enorme de piedra y un pequeño altar que -según una vecina- era donde se hacían las misas hasta que se construyó la iglesia en el pueblo, pues antes estaba la capilla a las afueras. La iglesia de Nuestra Señora del Pando está en el centro del pueblo, y a sus espaldas está el tejo.

Con hoja algo triste por el duro invierno que tuvo que aguantar, este pie, de 224 centímetros de perímetro, soporta bien el paso del tiempo y las podas; según nos comentó un vecino, lo iban a podar estos días “unos de la consejería” porque estaba descompensado y esto unido a las grandes nevadas que soporta pues podría terminar por afectarle. El pueblo tiene asfaltadas las calles pero han respetado el terreno próximo al tejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s