deconstruyendo

Hoy publica La Nueva España una carta de Ignacio Abella relacionada con los pobres tejos de Rozadas que no terminan de sufrir gracias a diversas actuaciones de la administración asturiana, tan respetuosa con el medio ambiente.

La receta utilizada para la deconstrucción de un paisaje o un pueblo es simple: tómese el susodicho paisaje, extráigase cuidadosamente al paisano (como quien separa la yema de la clara) y remodélese al gusto. Cuando el todo esté bien desvirtuado, constrúyanse las infraestructuras y los museos y centros de interpretación que recuerden el paisaje y la cultura recién aniquilados. Esta receta resulta infalible para atraer el turismo y desarrollar como dios manda una comarca.

p1040651raices de los tejos de Benito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s