titulares

para mí es difícil escribir plasmando de forma correcta todo lo que uno piensa y desea comunicar. Algunas veces cuando se habla el interlocutor interpreta otra cosa y siempre se puede aclarar el malentendido, pero cuando se ponen titulares en los periódicos, el riesgo es elevado, y la corrección del malentendido difícil. Esto viene a cuento por la noticia que aparece hoy en La Voz de Asturias relacionada con el informe sobre los tejos de Abamia:

Amigos del tejo rechaza el informe de Cultura

Lamentan la falta de “profundidad” y la “opacidad” del Principado.

Amigos del Tejo no pienso que rechace una cosa que no conoce, como es el citado informe sobre el que trata la noticia; por no conocer no sabe ni de este ni de uno anterior encargado -parece ser- a la misma persona. Y si el titular, efectista, pero que no se ajusta a la realidad, no viene a cuento, el subtitular es -en parte- incierto, ya que leyendo la noticia se ve que la falta de profundidad no es del informe, que desconocen, sino que se refiere a que al realizar la cata y encontrar brotes nuevos el autor del informe decidió no continuar con la misma.
Lo que si está clara es la opacidad del Principado en todo este proceso, negando el acceso a la información  que hay sobre el tema. A estas alturas ya no se si se tiene el derecho a que entreguen la documentación de este expediente o les pertenece a ellos, lo que no me parece bien es la no aplicación del Plan de Manejo del Tejo y que hayan hecho poco caso a las denuncias presentadas mucho antes de que se realizasen las zanjas. Esta expresión tan popular de “tira que libres” es de aplicación a este triste asunto pues aquí se hizo poco caso a las denuncias; ya el primer conceyu del Texu se celebró para dar un toque de atención a las autoridades en relación a esta rehabilitación y sus posibles efectos sobre los tejos. Seguir con Abamia duele, duele hasta un punto que provoca desesperanza en las personas que emplean su tiempo en denunciar cosas que piensan que no se hacen como debieran. Puede servir esta frase de Churchill “el éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin desilusionarse”, que recordó el decano Riera, en la emotiva ceremonia de graduación de los médicos celebrada el viernes pasado, para no abandonar este caso. 
De todo esto debiera sacarse algo positivo y es la necesidad de vigilancia de las obras que se realicen en iglesias que poseen tejos centenarios cerca (el tejo de Pastur, por ejemplo, que está justo al lado del santuario de Pastur, en la actualidad en obras; el tejo de Las Villas en Grado). 
Una muestra del cartel de obras en Abamia, en el segundo conceyu y el de la derecha en el tercer conceyu:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s