¡cómo duele!

Antonio García Linares, de Allande, y que amablemente nos acompañó en la visita a su casa de San Martín del Valledor acaba de comunicarnos una noticia :

Nota necrológica.
Tengo el pesar de comunicaros la caída, por el pie, víctima de la motosierra, del Teixo del Poyo, en San Martín del Valledor, hecho ocurrido el día 26 de abril, sábado, propiciado a instancias y con el beneplácito del Cura Párroco del Valledor, de los responsables de la Parroquia Rural y de los técnicos de Medio Ambiente. Así como por el “dejar hacer, dejar pasar” de todos los vecinos del Valledor.
El tronco del bicentenerio ejemplar yace en la plaza del pueblo, donde se le puede observar que tenía la madera “sana como un coral”, y sin una sola mancha de podredumbre o carcoma interior. Solamente exterioriza el desprendimiento de la corteza en algunas zonas, y el color rojizo del cierno, como de sangre vertida, por habernos anunciado su muerte, durante años, sin haber sido capaces de lograr su curación.
El tocón muestra con nitidez los anillos de crecimiento.
Le agradecen un recuerdo su hijo y sucesor, el Teixín de Bedramón.

No necesita un comentario. Gracias Antonio por compartir la noticia.

Tejo de Veyo

Continuando por el concejo de Llanera nos acercamos a la localidad de Veyo que pertenece a la parroquia de Villardeveyo y con la categoría de lugar, poseedora de un tejo magnífico (249 cm cuerda) al que deben cuidar pues está rodeado por un murete de piedra, alguno de cuyos elementos está roto y hay algunas incisiones en las ramas de personas que pretendían dejar allí grabado su nombre … 

tronco tejo de Veyo

Tejo de Urria

el concejo de Teverga tiene paisajes de gran belleza, carreteras estrechas y con bastantes curvas nos llevan a lugares que evocan ternura al contemplar y ser contemplados por vacas de montaña asturianas, gallinas, ovejas, perros tranquilos que ladran para dejar claro su lugar… todo este conjunto hace que uno disfrute de la estancia. Bien, pues un pueblo que me sorprendió fué Urria, anterior a Taja, que tiene una iglesia pequeña (en 2006 se realizaron obras de restauración, a la que contribuyeron económicamente los propios vecinos del pueblo, la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, el Arzobispado y Caja Asturias), la de Santa María Magadalena,  y un tejo enorme. El Tejo de Urria, a pesar de estar encorsetado por un murete de piedra y haber servido de blanco en las prácticas de tiro durante la guerra civil tiene un aspecto bueno; en la actualidad sirve para que en su tronco se claven algunos papeles con información para los habitantes del pueblo, como podemos ver en la foto.

Antonio. abril 2008