Tejos centenarios arrancados y arrojados al vertedero de Rozadas

este es el titular que OviedoDiario en su número 271 pone a un artículo dedicado a los tejos de Rozadas. Como este periódico no tiene versión digital voy a reproducir algunas de las cosas que trae el extenso artículo.

A los tejos centenarios de Rozadas (Boal) les ha surgido un enemigo tan voraz como lo es el gamo para los tejos de la sierra del Sueve. En muchos puntos de Asturias, el tejo -y también otros árboles protegidos- se ha convertido en un obstáculo en el camino para las máquinas excavadoras que desbrozan el paso de nuevos tramos de carreteras. El progreso abre caminos y se lleva por delante un árbol que forma parte de la mitología astur y que, desde tiempos inmemoriales, ha sido venerado como símbolo natural de la fecundidad, pero también de la muerte. El tejo es un árbol de leyenda triste y desaliñado y una especie totémica que ya producía -hace miles de años- un misterioso influjo sobre los druidas. En Asturias, no se sabe a ciencia cierta cuantos tejos hay pero si que hay mas de 250 tejos cultos que presiden, como un robusto frostispicio vegetal, la entrada de iglesias, ermitas y cementerios. Tejos con cien o incluso con mas de 200 años de vida silenciosa y que, en cuestión de minutos, son engullidos por una pala excavadora o zarandeados por obras menores cuyo fin es rehabilitar la fachada de cualquier iglesia. El destino del tejo sigue siento el que le atribuye la leyenda: la vida, pero también la muerte.”

Así comienza el reportaje que está acompañado de fotos del trasplante. Mencionan la idea de Félix González de no mover los tejos secos situados en su finca “para que la gente sepa qué fue lo que se hizo con los teixos del pueblo”. Pasa a continuación el autor del reportaje, Pablo R. Guardado, a comentar lo sucedido a los tejos de Benito “de gran valor sentimental puesto que, hasta donde yo sé, llevaban en los terrenos junto a mi casa, que anteriormente fue de mis antepasados, al menos desde 1875” … “haber movido el eje de la carretera 90 centímetros, sin perjuicio a terceros, hubiese servido para salvarlos”. Se menciona también que en el informe medioambiental realizado en 2001 no figuraban los tejos de Benito y que fueron recogidos posteriormente en el acta de ocupación del 26 de abril de 2006 … lo que comenta Benito al periodista es “están queriéndose caer. Yo no les doy mas vida que hasta mayo o junio ya que, poco a poco, se van a ir secando”.

Hay un tirón de orejas merecido a los políticos locales por parte de Benito cuando dice: “los primeros que no se interesaron por el asunto fueron todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Boal… en noviembre trasladamos a José María Pertierra, director General de Carreteras, el problema durante una visita al concejo y nos comunicó que no tendría ningún problema en recibirnos en compañía del alcalde. Todavía estamos esperando la respuesta de José Antonio Barrientos(PSOE) a nuestra petición”

Luego le toca el turno a la Consejería de Medio Ambiente en las críticas vecinales que creen que se podía haber hecho mas para salvar los tejos del pueblo. “Mientras, la consejería defiende su postura y asegura que está siguiendo de cerca los hechos acaecidos en Rozadas. Así la Dirección General de Biodiversidad y Paisaje señaló a OviedoDiario que, de momento, ha abierto dos expedientes informativos, todavía en curso, a la empresa por deficiencias a la hora de realizar el trasplante de los árboles protegidos. El primero de ellos, con fecha de 2007, se abrió por el trasplante de dos tejos “en aplicación de la legislación vigente, en la autorización se imponen una serie de condiciones para hacer viable dicha actuación, tales como la realización por parte de una empresa especializada, un determinado tratamiento silvícola previo, el trasplante con cepellón y la presencia de la guardería de Medio Ambiente en el momento del trasplante, entre otros”. Continua el periodista que el trasplante “se hace finalmente faltando a las determinaciones impuestas, sin la presencia de la guardería de Medio Ambiente”

La apertura del segundo expediente se produce tras el trasplante de los teixos de Benito, la Dirección General de Carreteras solicita el permiso para el trasplante de cinco tejos y Medio Ambiente impone “de nuevo las mismas condiciones técnicas que aseguran la viabilidad de la actuación. Las inspecciones realizadas por personal de esta última dirección durante la realización del trasplante indican algunas deficiencias que están siendo ahora evaluadas a fin de determinar si hubo incumplimiento” aseguran desde Biodiversidad y Paisaje.

La apertura del segundo expediente se produce tras el trasplante de los teixos de Benito; la Dirección General de Carreteras solicita el permiso para el trasplante de cinco tejos y Medio Ambiente impone “de nuevo las mismas condiciones técnicas que aseguran la viabilidad de la actuación”, ” las inspecciones realizadas por personal de esta última dirección durante la realización del trasplante indican algunas deficiencias que están siendo ahora evaluadas a fin de determinar si hubo incumplimiento”

“Paralelamente, técnicos de la consejería detectaron “la tala no autorizada de unos cuantos ejemplares de tejo” en Rozadas, por lo que se encuentras investigando “el origen de esta actuación y la responsabilidad de la misma si la hubiere””La intención de la consejería, continúa el periodista, es “sancionar con la máxima severidad” en este caso y en el supuesto de que peligre la viabilidad de los tejos trasplantados. Además Biodiversidad y Paisaje señala que “Carreteras está obligada a velar por el correcto desarrollo de la operación durante los siguientes cinco años después de su realización y, si fracasa, a realizar la correspondiente plantación sustitutoria de los tejos en los términos expresados por la norma en vigor”

Unas medidas que no son suficientes  para los colectivos ecologistas. Así Carlos Lastra habla de “la falta de respeto y sensibilidad con respecto a los asuntos ambientales cuya responsabilidad  depende de la consejería de Medio Ambiente” … continua Carlos Lastra diciendo “el asunto de Rozadas fue un cúmulo de despropósitos. Se sabe que un tejo centenario es un árbol que no aguanta el trasplante y aún así lo permiten en una especie de gesto para la galería”.

Por último Ignacio Abella alaba “la excelente labor y profesionalidad del SEPRONA en este caso”

El reportaje tiene un apartado dedicado a recoger una entrevista a Ignacio Abella, muy interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s