Canal RSS

ABAMIA, DESIDIA Y SILENCIO

Publicado en
Hoy publica el diario El Comercio, en su edición papel una carta de Amigos del Tejo con este título. De nuevo Abamia nos sirve para hacer un llamamiento a las instituciones astures en relación a los tejos.estela tejo
Los múltiples atentados contra los tejos centenarios de Abamia en el transcurso de unas obras a cargo de la consejería de Cultura y Turismo, han puesto de manifiesto una vez más la absoluta dejación de funciones de los responsables de la protección del patrimonio cultural y natural del Principado.
A lo largo de toda la polémica actuación, los expertos de la piedra y el revoque han sentado cátedra sobre lo que debe y no debe hacerse, han defendido repetidamente la superioridad de sus conocimientos y capacidades y han pedido que se les deje decidir y trabajar sin presiones, señalando por activa y por pasiva que son ellos, y no el pueblo llano, los especialistas de irrefutable opinión.
La “cumbre” del Parador de Villanueva, que ha reunido a la flor y nata de los expertos en restauraciones, ha sido el colmo de esta actitud que bajo esa apariencia de diálogo que tanto gusta mostrar a nuestros políticos en jornadas preelectorales, ha intentado acallar de forma prepotente toda oposición a la deplorable gestión de las obras de Abamia.
No queremos entrar en las respectivas especialidades, mucho menos en la capacidad de aquellos ínclitos entendidos, pero sí señalar la coincidencia de que la reunión se produjera en el mismo lugar en el que un tejo agoniza a causa de anteriores obras de restauración del Parador. A los pies del moribundo, como una broma macabra reza un cartel: Tejo. Es un árbol emblemático, venerado por su larga vida y permanente verdor.
¡Si este árbol asfaltado y vejado de mil modos pudiera hablar!
Reunión de pastores… oveja muerta, dice el refrán; la de Villanueva supuso la negación pura y simple de los tejos que para estos eruditos continúan representando una muda e invisible contrariedad. No se habló de ellos o al menos no hubo ni siquiera un experto que los representara y se decidieron nuevas actuaciones, al lado mismo del árbol más viejo de Abamia, como si hubiera sufrido poco la desidia anterior.
Las declaraciones del director general de Patrimonio, el señor Rodríguez Asensio, en las que aseguraba entender como un todo el conjunto formado por los tejos, la iglesia y el campo mismo de Abamia, se contradecían una vez más en este encuentro que dejaba claras las prioridades.
No podemos, ni debemos, olvidar que la restauración se hizo sin tener en cuenta a los viejos árboles, con el resultado de las graves y múltiples agresiones que han sufrido y comprometen seriamente su futuro.
Ni las movilizaciones populares, ni las denuncias en los medios de comunicación, ni las denuncias del Seprona o las denuncias administrativas interpuestas ante las consejerías de Cultura y Medio Ambiente, han servido para nada. La administración del Principado se ha limitado a ocultar información pública, negar todo dialogo, minimizar los daños y excusar la penosa actuación. Peor aún es la dejación de funciones al no cumplir ni hacer cumplir la normativa diseñada específicamente en el Plan de manejo del tejo que debería proteger a estos árboles y que ha sido vulnerada en diversos puntos de forma evidente y reiterada en el campo de Abamia.
Continuamos esperando que se abra un diálogo con las Consejerías de Medio Ambiente y Cultura con objeto de restaurar en la medida de lo posible los daños causados tanto a los tejos de Abamia como a sus alrededores. Y evitar que situaciones como esta puedan volver a repetirse. Reiteramos en este sentido resumidamente, las peticiones que trasladábamos el 3 de febrero del presente a dichas consejerías tras la celebración del Conceyu del Texu, al pie del Texu de Abamia:

• Estudio, diagnóstico y propuesta de tratamiento de los árboles y su entorno, a cargo, al menos, de un técnico especializado en árboles monumentales. Aplicación de las medidas correctoras y preventivas para que las posteriores obras de Abamia no continúen dañando a los tejos.
• Reconocimiento público por parte de la administración de las numerosas vulneraciones del Decreto 145/2001 (Plan de manejo del Tejo) que se han producido en Abamia.
• Responsabilidades a que hubiera lugar.
• Adopción por parte de la Consejería de Cultura de todo el patrimonio de los tejos con significados históricos y culturales, arbitrando medidas de prevención consensuadas con Medio Ambiente. • Elaboración de una Ley de Patrimonio Arbóreo Monumental.


Mientras estas cuestiones no se aborden seriamente, la política de cultura y medio ambiente del Principado continuará en entredicho. ¿Qué credibilidad pueden tener quienes aseguran proteger el patrimonio y al mismo tiempo arruinan el propio símbolo de la naturaleza, la tradición y la cultura que encarnan los tejos centenarios?¿Qué opciones nos dejan?
Anuncios

Acerca de texu

este es un blog para dar cabida a cosas relacionadas con el tejo ante la necesidad de tomar conciencia del grado de abandono de los tejos y tejedas. El ámbito es asturiano sin fronteras. Me llamo Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: