Canal RSS

¿se debe trasplantar un tejo?

Publicado en
ante la situación de los tejos de Rozadas, como consecuencia de las obras de la carretera, la empresa que las realiza ha decidido trasplantar los tejos de Benito. Esto, que es de agradecer, no creo que sirva para mucho; para muestra están los tejos que se trasplantaron al inicio de las obras y que han secado a pesar del cuidado que tuvo con ellos Félix que generosamente cedió parte de una finca de su propiedad para darles acogida.tejos secos trasplantados en el huerto de Félix. Rozadas
Después de consultar algunos manuales la conclusión a la que se puede llegar es que no resisten los trasplantes y menos unos tejos tan viejos como los que pretenden cambiar de situación. Estamos ante la crónica de una muerte anunciada, el Principado de Asturias a través de la Consejería de Medio Ambiente supongo que habrá emitido el informe correspondiente y asumirá las responsabilidades del mismo.
Es interesante la información que proporciona Jesús Morales, ingeniero técnico agrícola:
Todo trasplante supone un trauma tremendo para la planta: pierde raíces y recibe una poda, a veces, fuerte. El cambio a su nueva ubicación también le afecta: otra situación de sol, sombra, tipo se suelo, viento, etc.  Hay especies más difíciles de trasplantar; en cambio, otros árboles son muy duros y agarran bastante bien. Árboles que sufren mucho con el trasplante son: Coníferas: Ciprés, Cedros, Tejo, Abetos, Juniperus, Leylandi, Pinos (el Pino carrasco -Pinus halepensis- es más resistente), etc.   Los trasplantes siempre se deben hacer cuando la planta esté en reposo, o sea, en invierno. Hacerlo en primavera o verano supone dejar al árbol sin apenas raíces en un momento en el que las hojas y las flores están pidiendo mucha agua. Finales de otoño también puede ser buena época, pero NO en zonas mediterráneas, donde los otoños son cálidos y las plantas siguen creciendo. En invierno, debe evitarse los momentos de más frío y con heladas. A veces, hay necesidad urgente de trasladar un árbol sin posibilidad de esperar al invierno. En este caso los riesgos de fracaso aumentan y es preciso esmerarse mucho más en la operación, empezando por extraerlo con un cepellón de tierra más grande.
Casos en el trasplante de árboles: lo primero que debes hacer es ver cuál es tu caso. ¿Es una especie de hoja caduca o de hoja perenne? ¿Es un árbol joven o adulto? No es lo mismo un árbol pequeño que un ejemplar centenario, obviamente. ¿Es una especie delicada al trasplante o más resistente? Según sea el caso se procede de una manera u otra. Si la especie es de hoja perenne, independientemente del tamaño que tenga, siempre hay que trasplantarlo con cepellón, obligatoriamente. Por tanto, vemos que casi siempre, excepto que sea árbol caduco y pequeño, habrá que preparar un cepellón, es decir, una masa de tierra adherida a sus raíces.  Los pasos serían:
1. Riega el día antes para que la tierra esté húmeda: así se podrá cavar mejor y la tierra quedará pegada a las raíces.
2. Abre una zanja alrededor del árbol con la azada y ve profundizando hacia adentro hasta que quede suelto el cepellón con forma tronco-cónica. Si es un gran ejemplar, esta zanja se puede abrir con una pala mecánica. También existen máquinas de alto rendimiento que lo sacan directamente y luego lo depositan en el agujero lugar de destino. Este método, poco a poco se va imponiendo y hay empresas especializadas en trasplante de grandes ejemplares. El tamaño adecuado del cepellón dependerá de la especie, pero cuanto más grande sea, mucho mejor, sobre todo en el caso de las especies delicadas. 3. El cepellón se envuelve con un geotextil, una tela de yute, arpillera, una lona o un plástico resistente y se ata fuertemente para que no se desmorone dicho cepellón en el traslado. Es vital que no se rompa y queden las raíces sueltas.
4. Lo mejor para evitar el desmoronamiento del cepellón es escayolarlo. Esto consiste en envolver el cepellón con una tela metálica (malla conejera) o bien, con tiras de esparto, y luego se aplica escayola. Al día siguiente el cepellón ya está sólido, firme y duro y se puede mover sin riesgo de rotura. El escayolado se puede hacer en cepellones de cualquier tamaño, pequeños o grandes. Si la especie es delicada, por ejemplo, un Pino, una Mimosa, etc., aunque el cepellón sea pequeño, lo más aconsejable es escayolarlo para tener la tranquilidad de que no se romperá; ya que si ocurriera ésto, sería mortal. Insisto que el escayolado no es obligatorio, el cepellón puede que tenga suficiente consistencia para mantenerse compacto en el traslado simplemente envolviéndolo con tela de arpillera y atándola fuerte, pero si se quiere asegurar su integridad, lo mejor es escayolar.
5. Para especies delicadas al trasplante, por ejemplo, Coníferas, es mejor hacer la extracción en 2 pasos. Todas las Coníferas tienen una raíz principal gruesa que cuando se corta para trasplantarlas le daña muchísimo y el arraigo en su nuevo lugar se complica. Se procede así: Un invierno se cava la zanja como si fuésemos a extraer el árbol y se vuelve a tapar con tierra dicha zanja. Pero no lo extraemos hasta el invierno siguiente, abriendo otra zanja justo por fuera de la anterior. Se escayola el cepellón y ya se puede sacar. Así, en dos pasos, cortando la raíz principal un año más tarde que las demás raíces es lo mejor. Ocurre que muchas veces hay prisas y no se puede esperar un año entero. En ese caso, los riesgos de fracaso aumentan. Hay que tomar un cepellón lo más grande posible pues. 6. Poda: Si el árbol es de hoja perenne, con recortar sólo un poco, es suficiente, ya que tantas hojas no podrán ser alimentadas de agua por unas raíces maltrechas y provocaría la seca del árbol una vez agotada la savia del tronco y ramas. Las Coníferas no se podan en absoluto o muy poco.
7. Plantación Ya está el árbol con su cepellón preparado (escayolado o no), se traslada al sitio y hay que plantarlo. 1. El traslado generalmente exige medios mecánicos (en la pluma de una pala, un camión-grúa…) o varios hombres. Si está cerca, se puede hacer arrastrándolo. 2. Antes de abrir el agujero para plantarlo, debes tener en cuenta si hay en la zona tuberías de riego, conducciones de agua, gas, electricidad, etc. 3. Si el agujero lo haces varios días o meses antes para que se oree, mejor. 4. El hoyo debe ser amplio, de 2 a 3 veces la anchura del cepellón y profundo. Así las raíces podrán crecer con facilidad en un suelo suelto, mullido. 5. Mezcla la tierra extraída con un abono orgánico: estiércol, turba, mantillo, etc. Las raícillas que vayan saliendo encontrarán un medio adecuado y rico. Si el suelo es muy arcilloso o con tendencia al encharcamiento, se recomienda mejorar el drenaje mezclando una buena cantidad de arena además del abono orgánico. 6. No aportes abono químico en el momento de plantar; con el abonado orgánico es suficiente. 7. Antes de plantarlo recorta las puntas de las raíces magulladas o rotas y las que sean muy largas. Es bueno desinfectarlas con un fungicida como medida de prevención. Esto será necesario en el caso de trasplante ‘a raíz desnuda’, que como dije anteriormente, se puede practicar sólo con árboles de hoja caduca y además que sean jóvenes, no más de 3 años aproximadamente. 8. Para asegurar que el agua llegue a la base del cepellón cuando se riegue, un buen truco es colocar en la zanja uno o dos tubos de plástico que lleguen al fondo del hoyo, por el que se verterá el agua. Se le llama ‘macarrón’. Este truco es interesante en el caso de árboles grandes, en los pequeños, no hace falta el ‘macarrón’. 9. Introduce el árbol en el hoyo procurando que el cuello no quede enterrado, sino a ras de suelo, como estaba originalmente. Si el árbol se hunde demasiado las raíces tendrán problemas de oxigenación y se desarrollarán peor. Sólo en climas muy húmedos, donde el drenaje sea malo o sean normales periodos de encharcamiento, la plantación se hará algo más alta sobre el nivel del suelo, con una ligera pendiente, a modo de suave loma. 10. Las sogas y tela de arpillera se pueden dejar tal como están enterradas, porque son biodegradables. Sin embargo, se ayuda a la expansión de las raíces si se retira la protección del cepellón, sea una arpillera, geotextil, lona o escayola. Si no retiras la escayola, por ejemplo, pícala y hazle agujeros. 11. Ve añadiendo tierra y asentando con el pie o el palo de la azada para eliminar las bolsas de aíre. 12. Entutora con firmeza al árbol. Puedes usar palos, estacas o tirantes. Recuerda que no tiene raíces que lo sujeten y está suelto; el viento lo podría tirar y tronchar las raíces en crecimiento. Las ataduras deben ser de material flexible, que no produzca rozaduras. Si es un ejemplar grande puedes usar 3 cuerdas tensas o “vientos” sujetas a un anillo o brazalete que rodee al tronco de caucho o de goma espuma. 13. Es bueno extender al pie del árbol una capa de acolchado: cortezas de pino trituradas, hojarasca, compost, etc. Sirve para mantener la humedad y la superficie sin malas hierbas. 14. Forma un alcorque o pocilla con tierra y da un riego copioso. 15. Mantén bien regado al árbol, pero sin excesos. Los árboles recientemente plantados sólo cuentan con la humedad que extraen de la bola de la raíz. 16. Darle una “ducha” con la manguera de vez en cuando a las hojas viene bien para proporcionarle una cierta humedad. 17. Existen en el mercado unos productos llamados antitranspirantes (ejemplo: aceite coadyuvante al 1%). Estos, se pulverizan sobre el follaje y disminuyen la transpiración de las hojas, por tanto las necesidades de agua. Los antitraspirantes se usan poco, pero son muy recomendables en caso de trasplantar árboles difíciles, será una ayuda adicional. 18. En el mercado existen otros 2 productos útiles antishock para ayudar a superar el trasplante: Aminoácidos y Extractos de algas. Son productos nutricionales que pulverizados sobre la planta le ayuda a superar un traúma vigorizándola. Por ejemplo, los traúmas del trasplante, sequías, daños por heladas, granizadas, transportes, plagas y enfermedades, “quemaduras” por plaguicidas mal empleados o por herbicidas, etc. Se usan sobre todo para activar el metabolismo del vegetal, por lo que es un complemento a su abonado mineral correspondiente. 19. Vigila posibles plagas u hongos. La planta está muy débil y cualquier daño adicional lo acusará considerablemente. Emplea los productos fitosanitarios adecuados. 20. Comprueba y corrige si procede la posición de los tutores y ligaduras. Se suelen retirar pasado el primer año.
Anuncios

Acerca de texu

este es un blog para dar cabida a cosas relacionadas con el tejo ante la necesidad de tomar conciencia del grado de abandono de los tejos y tejedas. El ámbito es asturiano sin fronteras. Me llamo Ana

»

  1. pedro pagano

    Mucho es el gusto en contactarme con ustedes, yo soy un ingeniero electrónico Argentino, amante como ustedes de los árboles, y ante tanta depredación que ocurre en mi país, se me ocurrió investigar acerca del transplante de árboles grandes, ya que tengo conocimientos mecánicos y me faltaban ciertos datos que me proporcionaron ustedes en este artículo. Les agradezco la contribución y los aliento a que continúen transfiriendo conocimientos a travez de éste u otro medio de divulgación
    Un abrazo
    Pedro C. Pagano

    Me gusta

  2. He encontrado vuestra pagina desde la de ARBA. Vivo en Alcañiz (Teruel) y en mi provincia los tejos no son tan frecuentes com en Asturias pero tambien se encuentran, en algunos lugares.
    Lo del Tejo es alucinante. Te engancha y no puedes parar y en esto he recorrido muchos puntos de la provincia y mapas en su busca.
    Estoy dandole vueltas a un proyecto de recuperacion del tejo basado en la toponimia abundante en la provincia. Me gustaria saber como lo veis, y si podría pediros ayuda en el caso que se llevara a cabo en cuanto a cria, repoblación, etc.
    gracias y saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: