Canal RSS

Abamia, el mundo al revés

Publicado en

Es difícil concebir mayor rasgo de torpeza e incultura que las recientes agresiones infligidas a los tejos de Abamia.

Cualquier paisano de la más remota aldea asturiana sabe apreciar en su justa medida el incalculable valor de estos árboles y entiende, por puro y simple sentido común, que desgarrar las raíces de un viejo árbol excavando zanjas de la magnitud de las de Abamia constituye un daño tan grave como absurdo e intolerable hacia estos seres vivos. Atentados de esta índole están causando ya la lenta agonía de gran parte de este patrimonio arbóreo ligado a la cultura e identidad más profundas del pueblo asturiano.

Da que pensar que la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural minimice los daños y pretenda zanjar la cuestión con un burdo informe. Más que nunca en este caso, llegamos a la triste conclusión de que la cultura rara vez guarda relación con el cargo político o administrativo.

reunidos bajo el texu. Foto Ana López

Cuando la noticia es que la Consejería de Cultura cava zanjas y hoyos, cercenando las raíces de tejos centenarios en uno de los más antiguos santuarios del viejo reino, estamos sin duda ante una terrible paradoja.
Si el decreto del Principado 145/2001 de 13 de diciembre que aprobaba el plan de manejo del tejo prohíbe expresamente este tipo de actuaciones (y otros atropellos cometidos contra los tejos de Abamia), nos encontramos con un mayúsculo desatino.
Cuando la Consejería de Medio Ambiente, que debería ejercer junto a la Consejería de Cultura las funciones de guarda y custodia de este patrimonio, minimiza y da el visto bueno al evidente atropello, comenzamos a hablar de infamia, traición e indignidad.

Pero si nadie en el Gobierno del Principado de Asturias se hace responsable de estos hechos saliendo en defensa de estos venerables indefensos, si es la sociedad la que ha de pedir responsabilidades y velar para que la propia Administración no destruya el patrimonio, entonces nos encontramos con el mundo al revés.

Esta vez se trata de un error monumental, y tan evidente que es preciso asumir de forma inmediata las responsabilidades y actuaciones pertinentes. Si desde las consejerías implicadas no se toman las oportunas decisiones, esperamos que sea el propio don Vicente Álvarez Areces, como responsable último, quien tome cartas en el asunto.

Y por enésima vez nos vemos obligados a recordar lo obvio:

Que estos árboles forman parte indisoluble del entorno arqueológico, histórico y paisajístico del campo de Abamia.

Que sus significados simbólicos y espirituales o religiosos, sociales, jurídicos, identitarios son tan diversos como profundos y trascendentales para nuestra cultura.

Que es preciso tomar conciencia y prevenir de una vez por todas la absurda pérdida y decadencia acelerada de todo este legado, por repetidas actuaciones como la que aquí denunciamos.

Previendo nuevas intervenciones, como la restauración de la corra de piedra alrededor del tronco, que pueden representar la puñalada de gracia para el más viejo tejo de Abamia, cuya edad calculamos en más de medio milenio, pedimos nuevamente la paralización inmediata de las obras alrededor de estos árboles hasta que no se aclare la autoría de los estragos, su alcance y gravedad y la posibilidad de atenuar los daños. Y hasta que no se garantice su protección efectiva.
Hace ya muchos años, desde ámbitos diferentes, se realizan constantes esfuerzos para sensibilizar a las administraciones sobre el enorme valor de este patrimonio y su inexorable pérdida. Mientras la sociedad asturiana parece haber comprendido hace mucho y más allá de toda duda ambas realidades, nuestros gobernantes continúan ciegos e insensibles a la evidencia.
Los viejos tejos no pueden protestar o defenderse. Su destrucción resulta por ello doblemente dolorosa. Nos sentimos de algún modo agredidos y en la obligación de responder elevando una voz que sirva para proteger estos árboles, que, desde su dignidad y su silencio, nos hablan de forma elocuente de un modo respetuoso de relacionarse y entender el mundo que nos rodea. Ellos mejor que nadie expresan la posible alianza con el mundo natural, la tradición entendida como herencia que viene del pasado y legado que debemos transmitir al futuro. A las múltiples funciones que antes enumerábamos sucintamente, hemos de añadir el enorme papel didáctico de unos árboles que están ahí por el respeto de nuestros mayores y que podrían sobrevivirnos, quizá cientos de años aún, si tuviéramos la suficiente sensibilidad para conservarlos.
Es posible que gracias al esfuerzo conjunto de muchos y al apoyo continuo por parte de unos medios de comunicación que ejercen un periodismo responsable, comprometido en este caso con la cultura y el patrimonio, podamos avanzar en la salvaguarda de los tejos de Abamia y de todo este legado de árboles monumentales.

Porque independientemente de la declaración más o menos formal que empezamos a gestionar en las instancias oportunas, los tejos «cultos» representan un verdadero Patrimonio de la Humanidad que es necesario preservar al menos en la misma medida que nuestros monumentos históricos y arqueológicos o las obras de arte de mayor antigüedad y valor. A partir de aquí, debemos matizar que los árboles tienen, además de su edad, historia, valor estético y cuantos atributos queramos añadir, una cualidad esencial que los diferencia del resto del patrimonio: están vivos desde la punta de sus raíces hasta el ápice de las hojas. Y nos gustaría que continuasen así el mayor tiempo posible.

 

Esta carta ha sido enviada por Ignacio Abella a La Nueva España.

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de texu

este es un blog para dar cabida a cosas relacionadas con el tejo ante la necesidad de tomar conciencia del grado de abandono de los tejos y tejedas. El ámbito es asturiano sin fronteras. Me llamo Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: